Política

Renuncia de Germán Matínes al IMSS evidencia crisis, aseguran

Germán Martínez denunció en su carta de renuncia "injerencia perniciosa" de la Secretaría de Hacienda en la dependencia

Por  Kevin Miranda

Renuncia de Germán Matínes al IMSS evidencia crisis, aseguran(Cuartoscuro)

Renuncia de Germán Matínes al IMSS evidencia crisis, aseguran | Cuartoscuro

México.- La renuncia del titular del Seguro Social, la primera dimisión de un alto cargo en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, refleja fallas en el presupuesto y de organización de este importante organismo, potenciadas por la guillotina a los recursos impuesta por el Ejecutivo.

Germán Martínez, quien renunció al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) este martes, denunció en su carta de renuncia "injerencia perniciosa" de la Secretaría de Hacienda en la dependencia.

Además de acusarla de no entregarle 1.000 millones de pesos del programa social Prospera, que ya ha sido cancelado.

De acuerdo con especialistas consultados por Efe, la decisión de Martínez evidencia "la crisis de capacidad técnica, de inversión y muchas otras áreas" que tiene el gobierno, dijo el analista político Ulises Flores.

Germán Martínez. Foto: Reforma

Esto, debido a que se da en un punto en el que escasean los recursos y hay todavía miles de mexicanos que no tienen acceso a los tratamientos y la atención médica que requieren.

El profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) aseveró que también refleja que existen personas en el círculo cercano del presidente que "no están acostumbradas a su forma de gobierno y de pensar".

Señaló que uno de los factores que pudo haber detonado la partida de Martínez es que la forma de control presupuestal, la cual es por parte de Hacienda, los patrones y el propio instituto "lo puso en una situación incómoda".

Para Xavier Tello, médico cirujano y consultor en comunicación en salud, lo que denunció Martínez en su carta de renuncia "es un fenómeno que ha venido ocurriendo con todas las instituciones de salud".

Esto debido a que los recursos no se han usado correctamente y, además, se ha desmantelado el programa social conocido como Seguro Popular, que atiende a quienes no son derechohabientes.

Ello, implica, de facto, duplicar que el Seguro Social ha de duplicar su capacidad de atención. Pero "no hay recursos para ello", aseveró.

Aseguró que, desde su perspectiva, el sistema de salud funcionaba gracias a que existía también "participación privada" pero ahora que los contratos con proveedores se detienen "súbitamente se detiene todo, nos quedamos sin nada".

Este jueves, directivos de los institutos nacionales de salud denunciaron ante diputados que los recortes del sector en lo que va del actual gobierno ascienden a 2.300 millones de pesos (unos 120,4 millones de dólares).

Esto, dijo Tello, agudizó la escasez de medicamentos para pacientes que padecen enfermedades como VIH o que personas que están a la espera de diálisis o trasplantes tengan que esperar más tiempo.

Explicó que México es de los países que menor gasto en salud realiza por persona, y necesitaría "duplicar el presupuesto".

En ese sentido, Héctor Villarreal, profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey dijo que para mejorar el sistema de salud se necesitan "cantidades sustanciales de dinero".

Y así doblar el gasto en salud de 2,5 al 5 % del PIB y "hacer un buen diseño de cómo repartir ese gasto".

De acuerdo con un análisis realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), del presupuesto total de salud se destina el 13 % al gasto en medicamentos.

El 76 % del gasto total en medicamentos corresponde a medicinas y productos farmaceúticos y el 24 % restante se destina a materiales, accesorios y suministros médicos y de laboratorio.

Pese a estos obstáculos, este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su compromiso a tener un sistema de salud pública universal y que se parezca a los que existen en Canadá y los países nórdicos.

Aunque según Tello el sistema de salud universal "cuesta tiempo, no se hace en un sexenio".

Pese al creciente eco en los medios, el presidente ha negado que haya despidos. "No se despiden trabajadores de base, sindicalizados. Estamos cortando por arriba. (...) El copete de privilegios", destacó este viernes.

Hoy las riendas del IMSS están bajo el mando de Zoé Robledo, quien previamente se desempeñó como subsecretario de gobernación, y ha dicho que su reto es "devolver al IMSS su propósito original".

Sin embargo, para el doctor Gustavo Leal, especialista en políticas públicas, López Obrador se equivocó al designar a Robledo porque necesitaba una "figura con conocimiento" pero optó por poner a personal "a su modo" que tuviera lealtad política para él.

Explicó que el gran pendiente ahora será hacer funcionar de manera correcta el ya anunciado Instituto de la Salud para el Bienestar, que atenderá a la población menos favorecida.

Las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno, coincidieron los analistas, ponen en riesgo la calidad de vida de millones de mexicanos, sobre todo porque el envejecimiento de la población es inminente.

Y es que con ello el incremento de las enfermedades crónico-degenerativas aumentará al igual que la demanda de servicios médicos.

"El gran viraje consiste en fortalecer y reforzar el primer nivel de atención (...) y pasar de un sistema curativo a uno preventivo", concluyó Leal.