Política

Sánchez Cordero es criticada por la Arquidiócesis de Xalapa

La Arquidiócesis de Xalapa critica a Sánchez Cordero a raíz del discurso dado el día 8 de marzo donde mostro su postura en contra de la criminalización de la mujer por abortar

Por  Agencia Reforma

Sánchez Cordero es criticada por la Arquidiócesis de Xalapa(Agencia Reforma)

Sánchez Cordero es criticada por la Arquidiócesis de Xalapa | Agencia Reforma

Olga Sánchez Cordero, es criticada por la arquidiócesis de Xalapa por su postura a favor de la legalización del aborto en todo el País. La Institución católica lanzó un mensaje dominical en contra de las declaraciones de la secretaría de Gobernación

En el texto avalado por el Presbítero José Manuel Suazo Reyes se aseguró que, con su postura, la funcionaria federal fomenta el asesinato de niños.

La ex ministra de la Suprema Corte no le basta la sangre que se ha derramado en todo el País a través de la violencia incontrolada, ahora quiere que las madres asesinen a sus propios hijos

 "¿Dónde está el respeto y la autonomía a los 19 estados mexicanos que protegen la vida desde la concepción? ¿Por qué la Secretaría de Gobernación continúa con ese discurso anti vida, mientras que el Presidente de México dice otra cosa? ¿Cuál es la verdadera intención de la 4T?", la cuestionaron.

  El pasado 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, Sánchez Cordero exigió que no se criminalice a las mujeres por abortar; respaldó el trabajo de los legisladores que buscan aprobar la legalización del aborto en diferentes entidades.

El tema es no criminalizar a una mujer por tomar una decisión a lo mejor demasiado dolorosa para ella, y que además es una situación emocional terriblemente complicada para una mujer", explicó.

 "Hasta el último día de mi vida voy a defender a la mujer para que no vaya a la cárcel", agregó antes de marchar con un grupo de campesinas.

 Además de este reproche, la Arquidiócesis de la capital de Veracruz aplaudió la decisión que tomó el Congreso de Nuevo León de reformar el artículo 1 de la Constitución estatal para proteger la vida humana desde la fecundación.