Política

Se ha pervertido la elección de ministros: Madrazo Lajous

El profesor investigador del CIDE considera necesario mejorar el sistema de designación para evitar que se siga lastimando la integridad de la Suprema Corte de Justicia, como ha ocurrido con nombramientos como el de Eduardo Medina Mora

Por  Francisco Castro

La renuncia de Eduardo Medina Mora será analizada este día en el Senado.(Foto: Cortesía)

La renuncia de Eduardo Medina Mora será analizada este día en el Senado. | Foto: Cortesía

Sinaloa.- Como inservible y perverso calificó el investigador Alejandro Madrazo Lajous el procedimiento y la forma en que este ha sido utilizado por varios presidentes y legisladores para designar a ministros de la Suprema Corte, por lo que advierte la necesidad de un cambio en el sistema que evite que se siga lastimando la legitimidad y la integridad del máximo tribunal de justicia en el país.

El doctor en Derecho por la Universidad de Yale sostuvo que la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora viene a confirmar que el procedimiento, por el cual fue electo, es inservible.

Madrazo Lajous recordó que este procedimiento, diseñado en 1994, al inicio del sexenio de Ernesto Zedillo, era funcional, aunque cargado hacia el Ejecutivo; sin embargo, explicó que desde aquella fecha fue previsto para que el titular del Ejecutivo presentara tres nombres y el Senado los aprobara por dos terceras partes de sus integrantes, pero si el Senado no los aprobada, regresaba la terna al presidente, y este tenía que plantear otros tres nombres.

Si en la segunda ocasión el Senado tampoco los aceptaba en un plazo de treinta días, el presidente podía elegir a uno de esos tres nombres de la segunda terna: «Ese procedimiento, aunque cargado al Ejecutivo, era medianamente funcional, porque no se podían repetir nombres de una terna a otra», destacó.

Explicó que lo interesante era el incentivo para el presidente de poner a candidatos viables para la oposición en la primera terna, de tal forma que se pudiera generar un consenso supermayoritario en esa primera terna. 

La perversión del proceso

Sin embargo, el profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) recordó que, cuando se dio el nombramiento de la ministra Margarita Luna Ramos (febrero del 2004), Vicente Fox, al enviar la segunda terna, repitió este nombre, y el Senado aceptó esa segunda terna, lo cual le parece reprobable. 

Esto porque permitir cambiar nombres de una terna a otra cambia por completo el tema de incentivos para el Ejecutivo, pues ya no tienen ninguno para enviar a los mejores nombres en la primera terna, e inmediatamente se le da libertad para enviar solamente a un favorito, y al resto de relleno, explicó: «Si se rechazan las candidaturas, una por ser cercana al presidente y el resto por ser pésimas, el presidente no tiene más que repetir el nombre de su favorito, y así lo posiciona para poder nombrarlo unilateralmente en caso de que no se lo aprueben».

El investigador insistió en que «pasamos de un sistema que tenía incentivos delicados, pero funcionales, para postular a los mejores candidatos, a otro sistema en el cual se envía a los peores y uno más cercano al presidente; es decir, al favorito, con otros de relleno». 

Morena y su oportunidad de cambio

Cuestionado sobre la posibilidad de ajustar en estos momentos el proceso de selección, Alejandro Madrazo dijo que lo interesante es que, para nombrar a un ministro, Morena necesita a dos terceras partes del Senado, mismo porcentaje que se ocupa para reformar la Constitución, por lo que, si quisieran limpiar «el mecanismo perverso que se tiene hoy en día», Morena lo podría hacer.

Alejandro Madrazo, doctor en Derecho por la Universidad de Yale. Foto: El Debate

Recordó incluso que muchos miembros destacados de Morena, incluyendo al presidente, criticaron los últimos procesos de nombramiento, y en congruencia deberían proponer procedimientos distintos para la designación de ministros: «Vamos a ver si Morena, realmente ahora que tiene el poder y la posibilidad de cambiar el procedimiento, va a mejorarlo para fortalecer a nuestro sistema constitucional o si aprovechará un procedimiento que fue pervertido por Vicente Fox y por el Senado en aquel entonces para beneficio del presidente», refirió.

Los abusos de poder

Madrazo Lajous afirma que con todo lo catastrófico que pudiera resultar el sexenio de Felipe Calderón, y, a diferencia de Fox, se debe reconocer que los candidatos propuestos para ministros no fueron abiertamente partidistas ni nominó a gente de relleno o incompetentes para favorecer a un candidato en particular.

Por el contrario, refirió que Peña Nieto fue quien abiertamente empezó a enviar ternas muy amañadas, con candidatos de relleno y uno que no era competente, sino afín, cercano, para que ganara la elección, «y ese fue Medina Mora, el punto de quiebre de la politización de los nombramientos en la Corte», añadió.

Sin embargo, Madrazo sostuvo que la desfachatez total ocurre en los dos nombramientos ocurridos en la Administración de Andrés Manuel López Obrador, «al enviar candidaturas de relleno con Celia Maya y Loretta Ortiz, quienes estuvieron, han estado en dos ternas, y en ambas han recibido un número risible de votos y han hecho el ridículo en las exposiciones».

Esto porque ambas fueron propuestas, primero en diciembre del 2018, junto a Juan Luis González Alcántara, para suplir a José Ramón Cossío; y nuevamente en febrero de este año junto a Yasmín Esquivel para buscar la vacante que dejó Margarita Luna Ramos.

Cuestionó el hecho de que el presidente haya insistido, después del ridículo de estas dos propuestas en la primera terna, contemplarlas en una segunda terna junto a otra funcionaria judicial, pero esta sí altamente cuestionada no solo por sus relaciones personales, sino por su propia carrera, desempeño y relaciones políticas: «La ministra contratista Yasmín Esquivel».

Finalmente, sostuvo que si al presidente le importa la democracia y el sistema judicial mexicano, más allá de llenar a la Corte de fieles, lo que tendría que estar haciendo es velando por la reputación y la integridad de la Suprema Corte y no enviar una terna hasta que no se reforme el proceso para hacerlo.

¿Riesgos de inconstitucionalidad?

Gonzalo Armienta Hernández, doctor en Derecho por la UNAM, recordó que la Constitución es clara al señalar que un ministro solo puede renunciar por causa grave, y en el caso particular de Eduardo Medina Mora no se ha determinado esa causa.

En principio —afirmó—, el presidente no debió aceptar la renuncia por este mandato constitucional; sin embargo —añadió— el artículo primero de la Constitución establece el bloque de constitucionalidad que permite, en caso de existir algún derecho humano establecido en algún tratado internacional que esté por encima de la Constitución, que este se aplique.

Gonzalo Armienta Hernández, doctor en Derecho por la UNAM. Foto: Cortesía

El profesor investigador de la Facultad de Derecho de la UAS agregó que la Convención Interamericana de Derechos Humanos establece la libertad de trabajar en lo que a uno más le convenga, por lo que nadie puede estar obligado a desempeñar algún trabajo que no esté de acuerdo porque eso implicaría una sanción penal: «Aunque el presidente en principio no acató la Constitución, sí protegen esa decisión los tratados internacionales, la libertad de trabajo».

Armienta Hernández aclaró que, aunque ese contexto de tratado internacional justifica que el presidente haya aceptado la renuncia de Medina Mora para turnarla al Senado, en ningún momento citó los tratados internacionales para justificarlo.

No a una interpretación forzada

Gonzalo Armienta se refirió al proceso de selección de un ministro, en el cual el presidente enviará una primera terna al Senado, la cual, en caso de ser rechazada, permite al mandatario enviar una nueva, y en caso de correr la misma suerte que la primera o terminar el plazo de treinta días para elegir a uno con el voto de las dos terceras partes del Senado, el presidente puede elegir de forma directa a uno de esta última terna, lo que ha sido duramente cuestionado desde hace años.

Incluso, al cuestionar al doctor Armienta sobre la interpretación que en 2004 hizo de la Constitución el entonces presidente Vicente Fox, quien rescató de la primera terna a Margarita Luna Ramos para incluirla en la segunda y así consiguió que le fuera aprobada, Gonzalo Armienta afirmó que esta es una interpretación forzada: «Yo creo que una nueva terna son nuevos candidatos en su totalidad, o sería como si quisiera comprar un carro nuevo con piezas usadas, sería seminuevo. Desgraciadamente, los presidentes muchas veces interpretan la Constitución como más les convenga, pero la Constitución no la pueden interpretar como más convenga, o se aplica o no, y en este caso es inconstitucional».

El único que pudiera interpretar la Constitución es el Poder Judicial por parte de los ministros de la Corte, mediante la jurisprudencia, aclaró Gonzalo Armienta.

Poder Judicial: ¿Cómo se conforma la Suprema Corte en Estados Unidos?

La Suprema Corte de los Estados Unidos está compuesta por nueve jueces, uno de ellos juez presidente y ocho asociados, cuyas vacantes, para ser cubiertas, el presidente constitucional nomina a alguien, y el Senado vota para confirmar al candidato, lo que requiere una mayoría simple.

La Constitución no establece requisitos como edad, educación, profesión o ciudadanía nativa, pero sí que tengan conocimientos en derecho. Y aunque no necesariamente debe ser un graduado de la facultad de derecho, todos los jueces han sido capacitados en derecho.

Los jueces pueden durar en el cargo de por vida, pues la Constitución establece que durarán «mientras conserven un buen comportamiento», lo que les permita escoger (o no) su fecha de retiro. Y solo pueden ser destituidos por el Senado.

La primera mujer en llegar a esta tribuna fue Sandra Day O’Connor (1981-2006). Y Soto Sotomayor se convirtió en 2009 en la primera jueza asociada de origen hispano.

Renuncia: Medina Mora declina comparecer

Eduardo Medina Mora, quien a pesar se seguir siendo ministro faltó este lunes a la sesión pública del pleno de la Suprema Corte de Justicia, declinó comparecer ante el Senado para explicar las causas de su dimisión, así lo confirmó ayer el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal. Monreal afirmó haber sostenido comunicación «de manera indirecta» con Medina Mora, y este le manifestó su indisposición a comparecer, mucho menos de ampliar los motivos. 

El senador confirmó que el pleno del Senado revisará mañana la renuncia de Medina Mora para enseguida esperar la terna con propuestas que envíe a la Cámara Alta el presidente de la República. Con información de Reforma

Caso Medina Mora.- El jueves pasado, el ministro Medina Mora presentó su renuncia ante el presidente. Aunque no expuso razones, se cree que es para atender denuncias en su contra por depósitos millonarios en el extranjero, dio a conocer  López Obrador.

Perfiles

Nombre: Alejandro Madrazo Lajous

Estudios: doctor en Derecho por la Universidad de Yale

Trayectoria: profesor e investigador de tiempo completo en el Centro de Investigación y Docencia Económicas AC (CIDE) y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel II. Es fundador del Programa de Política de Drogas del CIDE, donde se desarrolla investigación original orientada a políticas públicas sobre las dimensiones sociales, institucionales y políticas del uso y política de drogas.

Nombre: Gonzalo Armienta Hernández

Estudios: doctor en Derecho por la UNAM

Trayectoria: profesor, investigador y miembro del Cuerpo Académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), donde además es coordinador general de la Unidad de Estudios de Posgrado; sus líneas de investigación son el derecho constitucional, fiscal y administrativo.