Política

Senado declara constitucional a la reforma educativa

Este miércoles se aprobó el decreto de reforma constitucional propuesto por AMLO, la reforma educativa aprobada en el gobierno de Enrique Peña Nieto queda cancelada.

Por  Carmen Villegas

Senado declara constitucional a la reforma educativa. | Reforma

Senado declara constitucional a la reforma educativa. | Reforma

Ciudad de México.-El presidente de la Comisión Permanente de la Cámara de Senadores, Martí Batres realizó la declaratoria de validez de la reforma constitucional en materia educativa, luego de que 22  congresos estatales avalaron el dictamen enviado por el Congreso de la Unión, y ahora pasará a la publicación al Diario Oficial de la Federación.

Al aprobarse el decreto de reforma constitucional propuesto por AMLO, la reforma educativa aprobada en el gobierno de Enrique Peña Nieto queda cancelada.

En su mensaje, dijo que la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión declara aprobado el decrero por el que se reforman, adicionan y derogan, diversas disposiciones de los artículos Tercero, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos en materia educativa, aprobado el 9 de mayo de 2019.

Para realizar la declaratoria de validez en el Senado, las legisladuras de los estados de Baja Califonia Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas, Quintana Roo y el Congreso de la Ciudad de México, realizaron la aprobación de la reforma educativa.

Lo anterior se realizó en los mismos términos de la aprobación que realizó la Cámara de Diputados y Senadores.

La reforma educativa fue avalada por la Cámara de Senadores en la sesión extraordinaria del pasado 9 de mayo. Restituye derechos de los trabajadores de la educación y recoge la obligación del Estado en materia de educación superior, así como los principios de gratuidad, laicidad e inclusividad entre los fundamentos rectores de la enseñanza. 

Además, el Estado priorizará el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el acceso, permanencia y participación en los servicios educativos. También termina con la llamada evaluación punitiva que vinculaba la permanencia en el empleo a los resultados de las evaluaciones.


Desparece el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y crea el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que será coordinado por un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión.