Política

Termina consulta pública para Sta. Lucía

Tras la consulta pública, sobre el aeropuerto en Santa Lucía, la Semarnat tendrá que evaluar si agrega expedientes para definir el impacto ambiental

Por  Agencia Reforma

Foto de Archivo: Termina consulta pública para Sta. Lucía(Agencia Reforma)

Foto de Archivo: Termina consulta pública para Sta. Lucía | Agencia Reforma

Ciudad De México .-Este 12 de junio concluye el periodo de consulta pública del proyecto de construcción del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía por lo que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) deberá evaluar si agrega al expediente las observaciones realizadas por los interesados y definir si otorga la autorización de impacto ambiental.

  De considerar que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) sometida a evaluación está incompleta o tiene inconsistencias en los datos, la Semarnat podría inclinarse por solicitar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia encargada del proyecto, más información respecto a las medidas de mitigación con las que prevé compensar los impactos ambientales que deriven de la construcción del nuevo Aeropuerto.

  La consulta pública estuvo abierta del 16 de mayo al 12 de junio. Durante este periodo, cualquier interesado pudo proponer el establecimiento de medidas de prevención y mitigación adicionales, así como realizar las observaciones que considere pertinentes al proyecto de infraestructura.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

  Además, durante esta etapa, la Semarnat llevó a cabo la reunión pública de información sobre la construcción del Aeropuerto Mixto Civil-Militar con capacidad internacional en la Base Aérea Militar No.1 de Santa Lucía, su interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y la reubicación de las instalaciones militares.

  En la reunión pública de información, los ciudadanos plantearon su preocupación por temas como el riesgo de que la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía afecte el suministro de agua, además, el Alcalde de Temascalapa, Estado de México, Héctor Quezada Quezada, advirtió que los pozos que abastecen a ese Municipio están sobreexplotados por lo que pidió que se garantice la seguridad hídrica de los ciudadanos.

 Especialistas en impacto ambiental plantearon que la Semarnat tendría que abstenerse de emitir una autorización al proyecto y solicitar más información a la Sedena.

  Jesús Enrique Pablo Dorantes, presidente del Consejo Técnico Asesor de la Academia Mexicana de Impacto Ambiental (AMIA, A.C), consideró imprescindible que la dependencia solicite mayor información a la Sedena para que se clarifique el alcance del proyecto y después, pueda continuar con el proceso de evaluación de impacto ambiental.

 "Como Academia, nos gustaría que la Dirección de Riesgo e Impacto Ambiental de la Semarnat solicite mayor información en torno a muchas de las incógnitas que se han presentando y que tienen que ver con obras que no están valoradas en la Manifestación de Impacto Ambiental, el consumo de agua donde no está claro qué es lo que va a pasar y que puede representar un impacto negativo, algunos otros temas como el que tiene que ver con la vinculación con el Parque Estatal Sierra Hermosa. En otros proyectos, temas como estos han ocasionado que las autorizaciones de impacto ambiental sean negadas", expresó.

Pablo Dorantes advirtió que sería una gran responsabilidad que los funcionarios de la Semarnat emitan una autorización y cedan a la presión presidencial.

 "Es un gran riesgo y una gran responsabilidad para los funcionarios implicados, que emitan una aprobación sin información adicional que haga esas aclaraciones. El escenario negativo es que cedan a la presión presidencial y emitan un resolutivo cuando no tienen toda la información", agregó.

Si solicita mayor información a la Sedena, Juan Ricardo Juárez Palacios biólogo y también integrante de la AMIA, A.C, explicó que la Semarnat tendrá que otorgar 60 días de plazo.

"Creemos que no va emitir ninguna resolución en este momento la Semarnat porque el documento de la MIA tiene muchas carencias y omisiones. Hay dos insuficiencias muy graves, una de ellas es que no se apega a lo que establece la LGEEPA y la otra, es que haya sido elaborada por la Facultad de Ingeniería de la UNAM y que hayan presentando un documento tan desaseado como este. Si esas inconsistencias persisten una vez que se cumpla el plazo de los 60 días más, la Semarnat tendía que negar esa autorización de impacto ambiental", apuntó Juan Ricardo.