Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

Un horror para azafatas que AMLO viaje en vuelo comercial

Las azafatas se quejan de los pasajeros y la prensa que no atienden las indicaciones de seguridad de la tripulación, cuando viaja el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante la emoción que provoca su compañía 

 

Por: Carmen Villegas

La emoción de los pasajeros al viajar con el presidente Andrés Manuel López Obrador provoca un dolor de cabeza a las azafatas.

La emoción de los pasajeros al viajar con el presidente Andrés Manuel López Obrador provoca un dolor de cabeza a las azafatas.

México.-Un dolor de cabeza para las azafatas se ha convertido el tener como pasajero en el avión, al presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que los pasajeros ignoran las indicaciones del personal a cargo del vuelo comercial, ante el placer que provoca viajar con el mandatario de México.

AMLO se ha convertido en el primer presidente desde hace dos siglos, que no tiene seguridad personal, después de prescindir del Estado Mayor Presidencial (EMP) para su resguardo, así como no cuenta con un avión presidencial.

Las aeromozas se quejan de que los pasajeros buscan tomarse fotos con AMLO durante el vuelo. | Reforma

El hecho de que López Obrador viaje en vuelos comerciales, para muchas personas es un dolor de cabeza; en particular para las azafatas que son responsables junto con el resto de la tripulación, de que el vuelo sea seguro y cómodo para todos los pasajeros.

La azafata Alejandra Martínez expresó lo siguiente después de tener como pasajero al presidente de Mexico: “es horrible que venga en mi vuelo. La gente no hace caso de las indicaciones, se para de sus asientos, incluso en turbulencias, y la prensa no entiende que sus cámaras se pueden convertir en proyectiles en caso de que el avión sufra un imprevisto. Espero que nunca viaje con mi familia”.

El mandatario mexicano siempre viaja en clase turista, se fotografía con todo el mundo, deja que lo besen, abracen o lo tomen por la cintura, y sólo cinco personas desarmadas y sus amuletos lo cuidan, según la agencia AFP.

En uno de los viajes en fin de semana de AMLO, la pasajera Carmen Díaz de 52 años y ama de casa de Sinaloa expresó que: “nunca me lo hubiera esperado. Yo en una ocasión pensé que esto (de viajar en el mismo vuelo) iba a ser inseguro para todos los pasajeros pero (…) al contrario porque vigilan más el vuelo”.

El tenerlo como pasajero causa un emoción entre los asistentes y disfrutan viajar en compañía del presidente de México, porque aseguran que la gente lo cuida.

En esta nota: