Política

Indígenas esperan que los candidatos no los olviden

Gobernadores tradicionales plantean las necesidades más apremiantes de las distintas comunidades

Por: Ramón Verdín

Indígenas esperan que los candidatos no los olviden(Foto: Pixabay)

Indígenas esperan que los candidatos no los olviden | Foto: Pixabay

Sinaloa.- Los líderes indígenas del estado permanecen a la expectativa, pues aunque acaban de iniciar las campañas de candidatos a diputados locales y a presidentes municipales, no han podido hacer los planteamientos económicos y de infraestructura que los diferentes asentamientos requieren, así lo manifestó Reynalda Leyva Urías, coordinadora de Gobernadores Tradicionales en Ahome.

En este sentido, suman 77 mil 061 pobladores de la etnia mayo-yoreme, principalmente, tarahumaras, zapotecos y tarascos en la entidad, distribuidos mayoritariamente entre los municipios de Ahome, Culiacán, El Fuerte, Elota, Guasave y Navolato, de acuerdo con el informe «Indicadores socioeconómicos de los pueblos indígenas de México», publicado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), con base en la Encuesta Intercensal 2015, realizada por el Inegi (goo.gl/zgxwMX).

La representante de diez comunidades yoremes también explicó que dentro de los problemas que frecuentemente enfrentan las comunidades indígenas se encuentran el acceso a servicios médicos de calidad, así como al desgaste de los centros ceremoniales, mismos que requieren mantenimiento permanente y constituyen un polo de desarrollo económico al ejecutarse en ellos las ceremonias tradicionales: «Los centros ceremoniales están muy decaídos. Ya estamos haciendo los proyectos para esas solicitudes, queremos hacer esos trabajos. En los centros de salud no tenemos medicamentos; hay gestiones de válvulas para el corazón, traslados a Culiacán. Son muchas las solicitudes que tenemos y que le haremos llegar a los candidatos».

Imagen especial/EL DEBATE

Trabajo

Asimismo, Leyva abogó por la creación de instituciones a nivel municipal para los cobanaros con un presupuesto especialmente designado, debido a que ellos conforman una autoridad de primer contacto, investidura que les puede ser revocada por las comunidades que los eligen: «Ser cobanaro no implica nada más sacar las fiestas tradicionales y ya, significa todo; abarca gestiones de salud, medicamentos, traslados, traslados de cuerpos, una serie de trabajos y obligaciones. La gente nos pone, los pueblos nos reclaman al momento de ser electos, te piden y no tenemos para ofrecerles. Somos un enlace, y nosotros vamos a tocar puertas», subrayó. 

Por su parte, Librado Meza Valenzuela, cobanaro de Baymena, municipio de Choix, mencionó que urgen para las comunidades serranas proyectos que detonen la actividad turística e infraestructura, tales como la rehabilitación de los centros ceremoniales y la protección de las ruinas de la Iglesia Misional Jesuita: «Estaba proyectado el camino pavimentado al centro ceremonial, serán entre cinco o seis kilómetros. Una cerca perimetral para el centro ceremonial, con sus baños y lámparas. Tenemos una iglesia antigua. Necesitamos protegerla con una techumbre, poner una placa que diga el año en el que se construyó, eso sería lo más prioritario». 

En última instancia, Meza Valenzuela explicó que ningún partido ha dado el primer acercamiento en su comunidad: «Hasta ahorita no nos han dicho nada, no nos hemos acercado a ningún partido. Lo único que sería es que estamos esperando que nos contemplen», concluyó.

Participación

Igualmente, Emeterio Torres, líder tradicional de Charay, en el municipio de El Fuerte, relató que se escuchará de forma detallada a cada uno de los candidatos, siempre y cuando puedan mejorar las condiciones, principalmente de vivienda, en este asentamiento. 

Destacó que Charay se encuentra alejado de la cabecera municipal, por lo que en ocasiones la gente no tiene el recurso para realizar sus trámites, solicitar apoyos o cumplir con el pago de los distintos servicios: «La gente tiene mucha necesidad de vivienda, de aterrizar material en especie, ya que no hay muchas fuentes de empleo. Trabajo temporal puede ayudar a resolver ese tema».

Caso de observación

El gobierno tradicional de diversas comunidades michoacanas de la zona purépecha no permitirá el establecimiento de casillas en sus terrenos, por lo que el Instituto Nacional Electoral optará por ubicar casillas especiales aledañas al perímetro de, al menos, 38 asentamientos, informó David Alejandro Delgado Arroyo, consejero presidente del INE en aquella entidad federativa.

La autoridad electoral manifestó que únicamente se pueden instalar diez casillas especiales en el Distrito Electoral Federal 07 de Michoacán, con cabecera en Zacapu, por lo que aquellos ciudadanos que sí desean ejercer su derecho al voto podrán realizarlo en estas.

Asimismo, Delgado Arroyo abundó que entre los municipios que están dentro de la zona que no permitirá la instalación de las mamparas, dentro del operativo de primera etapa de capacitación, encabezado por los capacitadores asistentes electorales, se cuenta Nahuatzen, municipio con la mayor cantidad de personas que cumplen con las características adecuadas para fungir como funcionarios de casilla.

Imagen especial/EL DEBATE

Autogobierno

Por otra parte, Delgado explicó que el problema de la meseta purépecha se remonta a antes de las elecciones del 2012, cuando la municipalidad de Cherán, apoyada en la Constitución Mexicana, generó una movilización para cambiar del sistema electoral hacia un sistema normativo interno: «Lo lograron constitucionalmente, en apego al artículo 2 de la Constitución, por lo tanto ya tienen reconocido plenamente su sistema normativo interno, inclusive el Organismo Público Local Electoral (OPLE) coadyuva en la organización de su proceso para elegir a su Consejo Mayor». 

En apego a la legalidad, organizaciones políticas no deben contender con representantes por el gobierno de Cherán; sin embargo, el Consejo Mayor superó esta atribución al prohibir tajantemente el establecimiento de las urnas: «Han sido atendidas con casillas especiales alrededor de la zona, de esta manera tenemos muy claramente identificado que sí quisieron ir a votar a las casillas especiales un total de mil 688 habitantes de Cherán en 2012; y 902 habitantes de Cherán en las elecciones de 2015. O sea, sí hay gente de Cherán que quiere ejercer el derecho al voto y, por lo tanto, la estrategia histórica que ha tenido el INE es habilitar casillas especiales alrededor».

Tradición

Pável Guzmán, asesor del Consejo Superior Indígena (que aglutina las 38 comunidades), relató que el hastío de las poblaciones indígenas en esta zona es debido a los conflictos derivados de la división generada por las instituciones políticas; sin embargo, se agravó con la llegada de la violencia derivada del narcotráfico y el crimen organizado: «Los partidos realmente dividen a las comunidades y ven por los bienes individuales, y no por los comunales. El contexto de violencia es reciente, pero la causa de fondo es que dividen y no resuelven los problemas de las comunidades». Guzmán asentó que serán ocho comunidades adscritas al Consejo Supremo Indígena de Michoacán las que no permitirán el emplazamiento de los materiales electorales.
El docente relató que los pobladores en las zonas donde actualmente no gobiernan partidos; es decir, que gozan de su derecho a la autodeterminación, efectivamente no permite la operación de estas estructuras: «Se están rigiendo por un Consejo de Gobierno Comunal, retomado de los antepasados. En Michoacán, para elegir al gobernante prehispánico, al caltzontzin o irecha (señor), se hacía mediante un consejo de notables, se retomó la tradición, que además en las comunidades existían diferentes consejos de ancianos, nada más se retomó y se elevó a cuarto nivel de gobierno, que tiene representación de cada barrio, manzana o cuartel de las comunidades indígenas».

Finalmente, Guzmán instó a las poblaciones autóctonas a decidir libremente en esta elección.

En esta nota:
  • Elección 2018
  • Indígenas
  • Candidatos