Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El 'museo' de los gigantes que todo mundo quiere visitar

Todos sus visitantes se enamoran de su aspecto y de la diversión que causa el visitarlo.

Es un lugar excelente para acudir y realizar diversas actividades. Foto: El Universal

En este parque nacional, todo visitante se siente diminuto. Las secuoyas gigantes son algunos de los árboles más grandes del mundo. Son tan altos como un edificio de 26 pisos y el diámetro de su base puede tener el ancho de una calle.

Además, viven hasta tres mil años. Este santuario se encuentra en California, a casi cuatro horas de Los Ángeles.

Es el segundo parque nacional más antiguo de Estados Unidos (el primero fue Yellowstone). Su nombre completo es Sequoia & Kings Canyon, pues está unido a otra reserva.

Árboles de secuoyas. Foto: Wikimedia

Son celebridades

En el parque se han identificado 40 conjuntos de secuoyas gigantes y en cada uno viven de mil a 10 mil ejemplares.

Algunos árboles se han vuelto más famosos que otros, como El General Sherman, el árbol más grande del mundo por volumen; por cierto, mide 83 metros de altura y también es el más alto del parque.

El General Grant fue nombrado, en 1926, “el árbol de Navidad de la nación”; se hace una caminata hasta él cada segundo domingo de diciembre. El “túnel de tronco” es un pasaje para autos cortado a partir de una secuoya caída en 1937.

Actividades

Cada mes, los guardaparques realizan actividades especiales para los visitantes: recorridos interpretativos sobre la flora y fauna, pláticas, fogatas y observación de estrellas.

Visitar la reserva en invierno también es una buena opción por las experiencias exclusivas de temporada: caminatas guiadas usando crampones, rutas de esquí de fondo (aquí no desciendes por una pendiente, sino avanzas en terreno liso), aunque también existen zonas designadas para deslizarse en la nieve.

El esquí es una de las actividades más divertidas. Foto: Pexels

En números

1,394 kilómetros de senderos para recorrer.

275 cuevas.

317 especies de fauna. Entre ellas, 72 tipos de mamíferos y 201 de aves.

¿Llegarías a la cima?

Moro Rock es un monolito de granito, que en su punto más alto ofrece una panorámica de la reserva desde poco más de dos mil metros de altura.

No es necesario ser alpinista para alcanzar su cima, ya que una instalación de escaleras te conduce hasta ella.

Pero tampoco es un camino fácil: se suben aproximadamente 91 metros, 350 escalones construidos en roca y concreto. La escalinata se cierra en invierno, cuando la nieve vuelve peligrosa la actividad.

A todos los visitantes les gusta tomarse hermosas fotografías. Foto: Wikimedia

Museo de gigantes

El Giant Forest Museum tiene el objetivo servir como guía para quien no sepa por dónde comenzar a explorar el parque.

Se encuentra en la arboleda Giant Forest, hogar del General Sherman. El museo muestra la historia de esta región y proporciona información detallada sobre las secuoyas. Para entender mejor su desarrollo, cuenta con una exhibición señalizada en el exterior.

El edificio que lo aloja fue construido en 1928 y alguna vez funcionó como mercado; pertenece al Registro Nacional de Lugares Históricos.

Con información de El Universal

Recibe todo el contenido de Mundo Seguro directo a tu WhatsApp

CLICK AQUÍ

PODRÍA INTERESARTE:

Los amigos verdes están de moda y tú puedes tener uno

Por: Diana Hurtado Díaz Han estado con nosotros desde siempre, cuando nacimos, cuando éramos niños, mientras crecimos y llegamos a la adolescencia e incluso siguen ahí siendo adultos. Tal vez por su calma estén desapercibidos pero llevas mucho tiempo alejado de el mejor amigo que podrías tener.

 

Cinco lugares seguros y divertidos para visitar en Culiacán

Por: Diana Hurtado Díaz Las mejores opciones para divertirte y pasar momentos divertidos de forma segura, se encuentran en la bella ciudad de Culicán. Las vacaciones de verano por fin han llegado y lo mejor es que conozcas las opciones más adecuadas para ti, tu familia y amigos.

 

10 increibles árboles que se niegan a morir para salvarnos

Por: Diana Hurtado Díaz ¿Por qué nadie habla de los árboles? Estamos tan preocupados por los posibles ataques nucleares, ayudar a la conservación de algunos animales en peligro de extinción, la cantidad de gluten que tienen los alimentos pero pocos le damos valor a estos seres vivos.