Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Las muñecas sexuales, ¿incitan o previenen violaciones?

Mientras que algunos ven una opción de evitar abusos sexuales, otros consideran que hay más peligro.

A favor y en contra del uso de estas creaciones virtuales. okdiario.com

La compañía TrueCompanion programó una muñeca sexual llamada Frigid Farrah para reaccionar de manera negativa 'cuando la tocan en un área privada'.

Fridgid Farrah es linda, reservada y tímida y puedes violarla por solo $9,995. Así lo denunció Laura Bates, fundadora de Everydaysexism en un artículo que fue publicado en el New York Times.

Esta muñeca solo es una de las infinitas versiones que la empresa productora creo a partir de su robot Roxxxy, que es una réplica de su par femenino. Y que, al igual que otras empresas empresas que se dedican a fabricar muñecas sexuales, expresan orgullosos: “apenas se pueden distinguir de una mujer real”.

Fridgid Farrah. Foto: The Independet

Frigid cuenta con una función que toca el tema del consentimiento: si la muñeca no le gusta cómo la estás tocando, es probable que se moleste por ello. Esa acción ha generado un debate.

¿Podrían a disminuir los índices de violaciones?

Uno de los autores del reporte de la Foundation for Responsible Robotics, Noel Sharkey, también profesor de inteligencia artificial y robótica en la Universidad de Sheffield, explicó que "algunas personas dicen que es mejor que violen a los robots y que no violen a personas reales. Hay otras personas diciendo que esto sólo animaría a los violadores".

Por su parte, Bates responde: "La idea de que los robots sexuales podrían reducir la violación es profundamente defectuosa. Sugiere que la violencia masculina contra las mujeres es innata e inevitable, y sólo se puede mitigar, no prevenir".

Cada años se venden miles de estos ejemplares virtuales. Foto: El Diario

Y asegura que esta justificación es "insultante para la mayoría de los hombres".

Sin mencionar el hecho de que normaliza la violencia sexual y no la visibiliza como el crimen que es. Además, explica, estaría enviando un mensaje de "impunidad para los perpetradores".

Máquinas, no personas

“La violación no es un acto de pasión sexual. Es un crimen violento. No deberíamos estar alentando a los violadores a que encuentren una supuesta salida segura”.

Bates hace un llamado para que, al igual que ocurre con los robots sexuales infantiles, se hable de que también es ilegal tener sexo una mujer adulta que no ha dado su consentimiento. "El consentimiento no es algo que estos robots sean capaces de hacer".

Muñeca con apariencia de niña. Foto: Internet

El problema es que "los robots sexuales posicionan a las mujeres como juguetes" y, al "hacer que estos robots sean tan realistas como sea posible, sus creadores están vendiendo mucho más que una ayuda sexual inanimada: Están reproduciendo efectivamente mujeres reales, con todo, excepto la autonomía", lamenta Bates.

 

 

Con información de huffingtonpost.com.mx

Recibe todo el contenido de Mundo Seguro directo a tu WhatsApp

CLICK AQUÍ

PODRÍA INTERESARTE:

El invento capaz de detectar drogas utilizadas para agresiones sexuales

Por: Diana Hurtado Díaz Para aprovecharse de mujeres inocentes, el alcohol y las drogas son sustancias utilizadas por agresores sexuales para cometer graves delitos como violaciones y secuestro. El alcohol desinhibe a quien la consume, nubla su juicio y perjudican su capacidad de movimiento; lo cual hace vulnerable a la persona ante una agresión sexual.

 

¿Será la ropa interior anti-violaciones la solución a ese grave problema?

Por: Diana Hurtado Díaz Se dice que ocurre una violación cada 4 segundos en el mundo y lamentablemente la sociedad señala e inculpa más a la víctima que al propio violador. O por ejemplo, en muchos países no se penaliza o castiga a los culpables porque no se encuentran las pruebas suficientes o se justifica que los actos sexuales fueron hechos 'sin querer'.