Selecciona tu región
Prevenir

Qué hacer y qué evitar cuando se presenta un ataque cardíaco

El tiempo de atención de un ataque cardíaco es la clave entre la sobrevivencia o no del afectado. Aquí te diremos cómo actuar cuando alguien lo sufre   

Por Cristina Herrera

-

Un paro cardiaco, conocido también como ataque cardiaco, es una de las afecciones más duras de ver, sobre todo si no sabes actuar ante ello. En esta nota te diremos qué hacer ante un paro cardíaco.

Cabe mencionar que muchas de las personas que están próximas a tener un paro cardiaco presentan constante dolor en su corazón, lo cual es un síntoma clave de que algo va mal, sin embargo, alguna veces la afección se presenta de forma súbita.

Lo primero que deberás hacer al presenciar un ataque cardíaco es llamar al numero de emergencias, pero preferiblemente si te es posible traslada a la persona al hospital más cercano.

Leer más: Qué hacer y qué evitar cuando alguien presenta convulsiones    

Si la persona está consciente, ayúdala a sentarse y a que permanezca lo más tranquila posible.

Aflójale la ropa que esté ajustada.

Si aún permanece con el uso de sus facultades mentales, cuestiónale si le han recetado medicinas para ello, de ser así haz lo posible por proporcionárselas.

Evita darle cualquier cosa que no sea medicamento.

Si la persona ha perdido el conocimiento, puedes empezar tú mismo con la reanimación cardiopulmonar (RCP, por sus siglas en inglés). Si no sabes cómo hacerla, lo mejor será que llames de nueva cuenta a los servicios de emergencia y pidas que te den paso a paso cómo hacerla. Recuerda que el tiempo de atención es la clave entre la vida y muerte de una persona que está teniendo un paro del corazón.

Leer más: Qué hacer y qué no hacer en caso de presentarse una hipotermia

Sigue las instrucciones de los profesionales y espera  a que los servicios médicos lleguen.

Signos y síntomas

Dolor torácico (presión en el pecho), aunque también puede sentirse en la espalda, estómago, brazos, hombros y mandíbula.

Mareos.

Vómito.

Sudor frío.

Náuseas.

Modificaciones en el estado mental.

Debilidad general.

Entumecimiento, hormigueo o dolor en el brazo.

Dificultad para respirar.

Toma en cuenta

Ante todo, recuerda que entre más rápido sea atendida una persona que está sufriendo un ataque cardíaco, mayores probabilidades existen para que no termine falleciendo, además de disminuir los daños al musculo cardíaco.

¿Te ha dado un paro cardíaco?

0%
No 0%
Aterrador, tormenta roja azota Arabia Saudita y forma escena apocalíptica
Síguenos en
Más sobre este tema