Salud

A un adolescente todo le daba mal olor: tuvo un perdigón de pistola de aire en la nariz por 8 años

Por varios años, un adolescente vivió con perdigón de pistola de aire alojado en su nariz, esto le ocasionaba malos olores en la nariz 

Por  Juan Leyva

El adolescente vivió con el perdigón alojado en su nariz por varios años.(Freepik/pressfoto)

El adolescente vivió con el perdigón alojado en su nariz por varios años. | Freepik/pressfoto

Un adolescente que por años sufría de congestión nasal y tenía el sentido del olfato reducido sorprendió a la comunidad médica al vivir con un perdigón de pistola de aire alojado en la nariz. 

El adolescente recibía un fuerte hedor al sonarse la nariz lo cual no se podía explicar; el perdigón quedó alojado en las fosas nasales cuando el niño tenía 8 años de edad. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El hecho fue publicado en la revista AMA Otolaryngology - Head & Neck Surgery el 18 de febrero de 2021. 

Leer mas: El parvovirus se contagia a los humanos

El adolescente fue revisado a la edad de 15 años con una endoscopía donde le diagnosticaron hipertrofia de los cornetes, es decir, un agrandamiento de los tres conductos estrechos de la nariz. 

Generalmente esta afección es causada por alergias estacionales o inflamación de los senos nasales. En esa ocasión se le recetaron al adolescente un spray nasal y antihistamínicos. 

Un año después el adolescente volvió a una revisión médica debido a olores nauseabundos que solía percibir cuando se sonaba la nariz. Al sonarse la nariz frente a los médicos, el olor fue perceptible hasta para ellos. 

Le realizaron una tomografía computarizada, en la que se reveló un cuerpo extraño de 9 milímetros en su cavidad nasal que fue retirado tras una intervención quirúrgica. 

A pesar que un alojamiento de esa magnitud en la nariz pudo haber ocasionado problemas graves, el adolescente únicamente presentaba olores nauseabundos pero una infección desencadenada por este acto podría haber desencadenado una infección que se extiende a la mandíbula o los ojos, una degradación de los huesos vecinos en la nariz o una inhalación del objeto , que podría haber descendido al fondo de la garganta. 

Leer mas: Riesgos de enfermedades respiratorias "no desaparecerán tras pandemia"

Tras la operación para retirar el objeto, el paciente se recuperó por completo sin complicaciones y ha vuelto a percibir olores agradables.  

 
Vacunación en Miguel Hidalgo
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo