Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

#ALERTA La hipertensión está en aumento en todo el mundo

(HealthDay News) -- A medida que aumenta la cantidad de personas en todo el mundo con una presión arterial elevada o con hipertensión, también aumenta el número de fallecimientos asociados a esta "asesina silenciosa", según un estudio reciente. 

Un análisis internacional de casi 9 millones de personas afirma que la tasa de hipertensión y de presión arterial elevada (prehipertensión) aumentó entre 1990 y 2015.

"Hay casi 900 millones de personas en el mundo con hipertensión, y hay casi 3.5 mil millones de personas con una presión arterial elevada que no cumple completamente con la definición de hipertensión", dijo el autor principal del estudio, Christopher Murray, que dirige el Instituto de Medidas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, en Seattle.

"La presión arterial es la causa principal de muerte prematura y discapacidad del mundo", dijo Murray.

La presión arterial está conformada por dos cifras. La cifra superior, llamada presión sistólica, mide la presión en las arterias cuando el corazón bombea la sangre. La cifra inferior, la presión diastólica, mide la presión entre latidos cardiacos. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mm Hg).

Los autores del estudio dijeron que incluso una presión arterial sistólica dentro de lo que se considera un rango normal (menos de 120/80 mm Hg, según la Asociación Americana del Corazón [American Heart Association]) puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular. 

 

 

En el estudio, la presión arterial sistólica de 110 a 115 mm Hg se consideró elevada, y se consideró hipertensión a partir de 140 mm Hg.

Según el coautor del estudio, el Dr. Gregory Roth, los investigadores decidieron observar la presión arterial de 110 a 115 mm Hg (bastante por debajo de la definición clínica de hipertensión) porque aquí es donde empieza el riesgo de hipertensión.

"La definición de hipertensión es que la presión sistólica es mayor de 140 mm Hg. Pero hay evidencias firmes de que el riesgo de tener una presión arterial elevada empieza por encima de 115 mm Hg", dijo Roth, profesor asistente de cardiología en la Universidad de Washington, en Seattle.

Lo que falta son evidencias de que las personas con una presión arterial entre 115 y 140 mm Hg deberían empezar a tomar medicamentos para reducirla. Hay otras maneras de controlar la presión arterial, incluyendo los estilos de vida saludables y mantener un peso normal, dijo Roth.

 

 

Murray dijo que algunos de los factores responsables del aumento mundial de la hipertensión son las dietas no saludables y la obesidad. Además, en los países en desarrollo, hay más personas que viven en ciudades y que hacen menos actividad física.

Por otra parte, la población mundial está envejeciendo, y la presión arterial con frecuencia aumenta con la edad, explicó Murray. 

"La hipertensión afecta a una gran cantidad de personas, y está empeorando. Y sin embargo, existe la prevención efectiva a través de cambios en el estilo de vida y una amplia variedad de terapias médicas eficientes para gestionar la presión arterial", dijo.

La cantidad de personas con una presión sistólica de al menos 110 a 115 mm Hg probablemente seguirá aumentando, añadieron los autores del estudio.

Un experto en el corazón indicó que las personas no pasan de tener una presión arterial normal a hipertensión de un día a otro.

"La manera de pensar convencional de que hay un umbral en que uno pasa de una presión arterial normal a hipertensión no es correcta", dijo el Dr. Mark Creager, director del Centro Cardiaco y Vascular del Centro Médico Dartmouth-Hitchcock en Lebanon, New Hampshire. 

"Hay un aumento gradual en los riesgos por la presión arterial que empieza a un nivel mucho más bajo de 140 mm Hg. Incluso las personas con una presión arterial por debajo de esa cifra deben ser conscientes de que hay un riesgo más alto", explicó Creager.

En el estudio, los investigadores revisaron 844 estudios de 154 países. Los estudios fueron publicados entre 1980 ya 2015 y contaron con casi 8.7 millones de personas. 

A lo largo de esos años, la tasa anual de mortalidad aumentó de 136 a 145 por cada 100,000 entre los que tenían una presión sistólica de al menos entre 110 y 115 mm Hg. Entre los que tenían una presión sistólica de 140 mm Hg o más, la tasa de mortalidad anual aumentó de 98 a 106 por cada 100,000, encontraron los investigadores.

 

 

La mayoría de las muertes relacionadas con la presión arterial fueron producidas por la enfermedad cardiaca (5 millones), por un sangrado en el cerebro (2 millones) y por un accidente cerebrovascular (1.5 millones), mostraron los hallazgos.

Cinco países (Estados Unidos, China, India, Indonesia y Rusia) conformaron más del 50 por ciento de los casos de presión arterial elevada o de hipertensión, según el estudio.

El estudio, financiado por la Bill and Melinda Gates Foundation, fue publicado el 10 de enero en la revista Journal of the American Medical Association.

Tambien te puede interesar