Selecciona tu región
Salud

Acceder a la salud por debajo de la mesa en México

Las condiciones económicas de una gran parte de la población en México impiden que los ciudadanos puedan recibir la atención que merecen.

Por Lorena Caro

-

México.- La parte más cuestionable del mexicano es recurrente en crisis como la que actualmente se vive.  Los contagios de Covid-19, la falta de recursos en algunas familias y la necesidad de proteger la salud son el anzuelo perfecto que utilizan los grupos delincuenciales para defraudar y engañar a la población.

Tanto las vacunas contra el Covid-19 como las pruebas rápidas para detectarlo han sido ofrecidas de forma ilegal para su consumo, y autoridades, como la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepriss) y el Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), han alertado a la población para que no caiga en el engaño, como fue revelado en la nota, Crimen Organizado, al asecho de vacunas y pruebas para Covid19.

Especialistas entrevistados por Debate destacaron que el mercado negro de productos de la salud debe gran parte de su éxito a las condiciones económicas que las familias atraviesan actualmente y en la necesidad de protegerse de los contagios, así como un importante efecto cultural. Sin embargo, advierten que utilizar cualquier producto que no esté avalado por la Cofepris podría representar un riesgo para enfrentar la pandemia en todo el país.

¿Qué es oficial?

Jorge Castañeda Sánchez, miembro de la Sociedad Mexicana de Inmunología, indicó para Debate que lo primero que tiene que saber el público es que en este momento el único que está distribuyendo la vacuna contra Covid-19 es el Gobierno federal, y además está apegado al calendario que ha propuesto la Secretaría de Salud.

Añadió que hasta el momento las únicas vacunas disponibles son la de Pfizer y BioNTech, que es con la que se ha comenzado a vacunar al personal de la salud de primera línea y a maestros de Campeche.

Las siguientes dosis que están llegando a México son de la compañía AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que son las únicas dos vacunas utilizadas para uso de emergencia en México. 

"Probablemente, más adelante, otras vacunas, como la de Moderna, la vacuna rusa Sputnik V, lleguen; sin embargo, no se están distribuyendo en particulares, entonces las vacunas que están ofreciendo lo más seguro es que no sean productos originales", advirtió. 

En el caso de las pruebas rápidas para Covid-19, añadió que se debe tener bastante cuidado, ya que solo aquellos laboratorios que tienen autorización por la Cofepris, que es el órgano regulador, pueden utilizarlas en la pandemia: "Comprar este tipo de productos que probablemente sean piratas, en el caso de la vacuna, es que quién sabe qué te están vendiendo. Lo más seguro es que no tenga efectividad, y, en el caso de las pruebas, lo más seguro es que se tenga un resultado que no es apegado a la realidad", consideró Castañeda Sánchez. 

Leer más: Sputnik V es segura: López-Gatell celebra autorización de Cofepris a vacuna rusa contra Covid-19

El especialista ejemplificó de la siguiente manera: si ese kit comprado de prueba rápida Covid-19 es falso y la prueba sale negativa, pero se tiene el virus, los ciudadanos pueden no enterarse a tiempo, sobre todo si no tienen los síntomas comunes, como tos, fiebre y dolor de cabeza: 

"El riesgo es que la población se puede quedar con la idea de un resultado que no está apegado a la realidad, y esto puede ser perjudicial, porque la cadena de contagios nunca se va a detener, en el caso de las pruebas que estén negativas, pero que el paciente sí traiga el virus", detalló. 

Al respecto, comentó que lo ideal es hacerse las pruebas en los lugares que están autorizados por Cofepris, órgano que mantiene una lista de los laboratorios que están autorizados para este tipo de pruebas. 

Mercado negro

Jorge Castañeda Sánchez, también académico en la Universidad Autónoma Metropolitana, agregó que no solo son las vacunas o las pruebas rápidas lo que se ha prestado para hacer fraudes, sino también la venta de oxígeno. Incluso, esta semana, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) realizó un sondeo de los precios del mercado de la venta, la renta y la recarga de tanques de oxígeno, y encontró una especulación que calificó como sin escrúpulos, y que atenta de manera criminal contra la vida humana, al estar triplicando sus precios.

Detallaron que una recarga de oxígeno que en noviembre y diciembre costaba 250 pesos, ahora la venden en 690 pesos en promedio; un tanque de 680 litros, de 2 mil 800 hasta en 18 mil. En tanto, los concentradores, de 11 mil pesos, se encuentran hasta en 60 mil pesos. 

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, dijo a Debate que hay desabasto de oxígeno en México, y ese desabasto significa que se está especulando con el precio, porque se ha triplicado de diciembre a la fecha, y en lo que va de la pandemia del 2020, mucho más. 

Junto al desabasto, el representante apuntó que ha surgido un mercado negro, porque surge la especulación, que está avivada por actos delincuenciales, de la delincuencia organizada y de aquellos que están buscando ganar un peso en cualquier condición y circunstancia. Indicó que de alguna manera roban los tanques a la hora que se hace la distribución en centrales, o convierten de manera no autorizada los tanques que no son de uso medicinal, incluso tanques de helio, en tanques de oxígeno. 

Delincuencia organizada

Ante este panorama, Cuauhtémoc Rivera consideró que no hubo una revisión para el caso del oxígeno por parte de la autoridad, sabiendo de antemano que se venía una nueva ola de Covid-19: "Lo venimos diciendo, y lo repetimos un millón de veces, y no nos preparamos como país para ver esto de las compañías que se encargan del suministro y la comercialización y distribución del oxígeno medicinal, para que tanto del sector público, como la sociedad, tuvieran la capacidad de tenerlo en un momento del pico de la pandemia", sentenció. Lo anterior —destacó— implicaba que se tuvieran suficientes números de cilindros para poder garantizar que la gente acceda a ellos de forma segura. 

Leer más: Autoridades reconocen relación entre ´mercado negro´ y los tanques de oxígeno

Ahora —dijo—, en la Ciudad de México, la autoridad está pidiendo a la sociedad que devuelvan los tanques de oxígeno, pero la gente no los quiere devolver: primero, porque mucha gente los compró; segundo, porque temen volverse a enfermar y necesitarlo o que alguien conocido lo necesite; tercero, por el desabasto. 

Contexto social 

Isaac Tomás Guevara Martínez, doctor en Ciencias Sociales, consideró para Debate que el éxito de la venta de productos en el mercado negro o por debajo de la mesa tiene como fondo una cultura mexicana donde se piensa y se cree que un producto es caro por la condición de quien lo vende, pero que en realidad el mismo producto puede encontrarse más barato, entonces la gente busca lo barato, pensando que es lo mismo o igual que el mismo producto, pero caro, cuando particularmente en la salud no se trataría de eso, consideró.

A lo anterior, dijo que habría que agregarle un ingrediente que ha estado presente a lo largo prácticamente de toda la pandemia, y es lo que llamó infodemia, misma que describió como la invasión de información sobre el Covid-19, tal es el caso de los padecimientos, la cantidad de gente enferma, el funcionamiento de los hospitales, las medicinas y el número de muertos, etcétera. Por desgracia, expuso que la mayoría de esa información no tiene sustento: "Todos sabemos que en el campo de la medicina hay lo que llaman medicina alterna y medicina tradicional; hay una discusión entre ellos. Hay productos como el dióxido de cloro, que está hasta escaso de tanto que lo venden, cuando los médicos se han cansado de decir que eso es peligroso a la larga, que no hay que usarse, etcétera, y, pese a ello, hay mucha gente que lo sigue usando", ejemplificó. 

Añadió que quienes han jugado un papel importante en esto son las redes sociales, que ofrece información de todo tipo, tanto muy objetiva como información bastante subjetiva y muy cuestionable. 

¿La salud al alcance de todos?

Otra de las cuestiones, y de las más importantes, destacada por Guevara Martínez, es la que tiene que ver con la falta de recursos. Por desgracia, comentó que tratar de aliviarse de este virus es muy caro.

El costo de las pruebas rápidas y de las de PCR suman casi los 7 u 8 mil pesos, solo de las pruebas. Mientras que en el caso de los tanques de oxígeno, se tienen costos de hasta 1500 o 1800 para una semana; es decir, al mes se gastan más de 7 mil pesos: "Hay una gran cantidad de la población que no tiene posibilidades de afrontar con la medicina que debería esta situación", lamentó.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, previo a la Covid-19, en el primer trimestre del 2020, el 35.7 por ciento de la población se encontraba en situación de pobreza laboral. Este porcentaje aumentó al 44.5 por ciento en el tercer trimestre del 2020. 

Legalidad y vacunas  

Por desgracia, Isaac Tomás Guevara Martínez consideró para Debate que los mexicanos culturalmente muestran la parte más oscura o terrible en situaciones como la pandemia de SARS-CoV-2. Explicó que así como hay muchas personas que reaccionan favorablemente saliendo a ayudar, dándole comida a la gente que está afuera de los hospitales, solidarizados con las personas que han perdido a un familiar, etcétera; también hay gente que está tratando de lucrar o sacar ganancia a través del sufrimiento de la gente: "Uno se encuentra en internet a gente que está vendiendo productos adulterados, supuestamente para curarse del Covid-19, y la gente que no tiene (dinero) es engañada", apuntó. 

En este contexto, el experto en temas de seguridad consideró que los Gobiernos locales, tanto los municipales como los estatales, deberían activar el rol de instituciones como Profeco.

Además, consideró que los diputados a nivel local y federal deben sentarse y elaborar leyes transitorias y modificar algunos artículos que permitan aumentar la sanción que involucra a este tipo de delitos.

Al respecto, Guevara Martínez agregó que la delincuencia organizada por supuesto que va a querer aprovechar el contexto de pandemia para su beneficio: "Los diputados locales deben ponerse las pilas y de manera provisional tomen medidas para sancionar este tipo de delitos. Una cosa es el narcotráfico, el trasiego de estupefacientes, de drogas; pero otra cosa es que estén engañando a la gente, y que la gente esté muriendo por eso; que se estén aprovechando de las personas. Eso me parece un crimen de lesa humanidad", aseguró. 

El grupo de gobernadores que conforman la alianza federalista insistió durante el 2020 al Gobierno federal que le diera autorización para comprar las vacunas Covid-19 con recursos de cada estado.

A este llamado se unió tanto la iniciativa privada como algunos partidos políticos. Aunque el presidente mencionó en algunas ocasiones que esto no era posible debido a que la vacuna no podía politizarse, finalmente, a inicios del 2021, anunció que se les daría luz tanto a ellos como a la IP, a fin de que pudieran aplicar las vacunas a quienes ellos consideren.

Al respecto, Isaac Tomás Guevara Martínez cuestionó qué pasaría si los estados pudieran tener control sobre la vacuna, como estos gobernadores quieren, ya que es de conocimiento público que hay muchos que están coludidos con grupos de mafiosos: "Si hay un elemento que ha permitido el posicionamiento tan fuerte del crimen organizado, del narcotráfico, en nuestro país, es porque existe corrupción. Eso lo debemos de entender", afirmó. 

Opinó que, aunque lento, el control de la vacuna tiene que ser total, y que la gente debe saber que si no es porque lo vacunaron en un centro de salud, por la vía del Gobierno federal, con la Guardia Nacional a un lado y todo esto, entonces lo están engañando. Que se entienda además que solo la van a poder conseguir más que cuando le toque y llegue su turno. "Eso sería un gran avance para nuestro país, y aunque en esto tarde todo lo que resta del año y del otro, sería muchos mejor a que se soltara esto", opinó. 

Cabe destacar que, a pesar de la determinación de AMLO, a nivel mundial, en coordinación con los laboratorios y la Organización Mundial de la Salud, se estableció que las vacunas únicamente serán entregadas a los Gobiernos de cada país, y no tienen venta al público en general, incluidos Gobiernos estatales o empresas privadas. 

Autoridades regulatorias

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa indicó que, a la fecha, en México, la aplicación de la vacuna preventiva contra Covid-19 es gratuita, de acuerdo con la Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-CoV-2, establecido por la Secretaría de Salud. 

Jorge Alan Urbina Vidales señaló que, en el caso de que alguien haya comprado la vacuna y esta haya sido aplicada, puede hacer el reporte de reacciones adversas o malestares relacionados en los siguientes puntos de contacto: liga electrónica "¿Te hizo daño un medicamento?", VigiFlow, eReporting, ubicados en la página web de la Cofepris: https://www.gob.mx/cofepris o a través del correo farmacovigilancia@cofepris.gob.mx.

Cuestionado sobre la venta de medicamentos como cura y tratamiento Covid-19, Jorge Alan Urbina Vidales dijo a Debate que debe ser denunciado a la página gob.mx/cofepris/acciones-yprogramas/denuncias-sanitarias para que las autoridades actúen y den parte a la Policía Cibernética. 

Debate buscó una entrevista en Sinaloa con la Fiscalía General del Estado respecto al actuar en el caso de delitos cibernéticos, que pueden incluir el fraude en temas sanitarios.

A través del Departamento de Comunicación, se le informó a esta casa editorial que solo la Guardia Nacional tiene un área sobre estos delitos cibernéticos, aunque el Gobierno del Estado persigue y resuelve los casos de este tipo. En tanto, se compartió que la Fiscalía General del Estado no puede aún hablar en ese sentido. 

Tranquilidad y prevención 

Ante el posible sentir de los ciudadanos con el incremento de casos y la necesidad de adquirir estos productos, Jorge Castañeda Sánchez, miembro de la Sociedad Mexicana de Inmunología, indicó para Debate que lo primero es estar tranquilos.

Dijo que si ya se presentan síntomas que pudieran sugerir el SARS-CoV-2, hay que monitorearlo, aislarse y tener precaución con la familia que los rodea, monitorear la oxigenación, y si esta comienza a bajar, acudir a un hospital.

Además, dijo que es importante no adquirir oxígeno si no se necesita, así como continuar con las medidas de precaución que se tienen, como la sana distancia, el lavado de manos y el uso de cubrebocas.

Síguenos en