Salud

Aceite de soya vinculado al autismo en estudio en ratones

Además se encontró que el consumo de este tipo de aceite conduce a padecimientos como obesidad, diabetes

Por  Juan Leyva

Foto ilustrativa. Semillas de  soya.(Imagen de <a href=ally j en Pixabay)" data-full="/__export/1579624120897/sites/debate/img/2020/01/21/aceite_de_soya_vinculado_al_autismo_en_estudio_en_ratones_crop1579623981330.jpg_1797634786.jpg" data-size="w:1920,h:1083" />

Foto ilustrativa. Semillas de soya. | Imagen de ally j en Pixabay

México.- Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California Riverside y publicado en la revista Endocrinology encontró una relación entre el consumo de aceite de soya y el autismo. Además se encontró que el consumo de este tipo de aceite conduce a padecimientos como obesidad, diabetes y otras afecciones neurológicas como el alzheimer, ansiedad y depresión. 

El estudio fue realizado en ratones de laboratorio alimentados con tres dietas altas en contenido graso; de soya, aceite de soya modificado para que sea bajo en ácido linoleico y aceite de coco. 

Ya en estudios anteriores, los investigadores de la Universidad de California, Riverside habían encontrado que el aceite de soya modificado y normal, conducía a la obesidad y resistencia a insulina, ahora constataron que se pueden observar efectos pronunciados en el hipotálamo, región del cerebro que lleva a cabo procesos críticos. 

Luego del estudio se pudo constatar que ciertos genes de los ratones alimentados con aceite de soya ya no funcionaban, entre ellos el gen que produce oxitocina, la hormona del amor. 

El equipo de investigación descubrió aproximadamente otros 100 genes también afectados por la dieta del aceite de soja. Creen que este descubrimiento podría tener ramificaciones no solo para el metabolismo energético, sino también para la función cerebral adecuada y enfermedades como el autismo o la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no hay pruebas de que el aceite cause estas enfermedades.

Además, el equipo señala que los hallazgos solo se aplican al aceite de soya, no a otros productos de soya ni a otros aceites vegetales.

el equipo de investigación aún no ha aislado qué productos químicos en el aceite son responsables de los cambios que encontraron en el hipotálamo. Pero han descartado a dos candidatos. No es ácido linoleico, ya que el aceite modificado también produjo alteraciones genéticas; ni es el estigmasterol, un químico similar al colesterol que se encuentra naturalmente en el aceite de soya. 

Identificar los compuestos responsables de los efectos negativos es un área importante para la investigación futura del equipo. 

"Esto podría ayudar a diseñar aceites dietéticos más saludables en el futuro", dijo Poonamjot Deol, científico asistente del proyecto en el laboratorio de Sladek y primer autor del estudio.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo