Salud

Acelere la recuperación del ACV con el ejercicio

El ejercicio aeróbico mixto proveyó la mayor mejora, seguido por caminar, la bicicleta y la máquina de step reclinada

Por  New York Times

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Estados Unidos.- El ejercicio aeróbico mejora de forma significativa la resistencia y la capacidad de caminar de un superviviente a un accidente cerebrovascular (ACV), informan unos investigadores.

Analizaron 19 estudios que incluyeron a casi 500 supervivientes al ACV, de 54 a 71 años, que completaron programas de ejercicio aeróbico con una estructura similar a la de la rehabilitación cardíaca.

Los pacientes realizaron dos o tres sesiones de ejercicio aeróbico por semana durante unos tres meses. Caminar fue el tipo más común de actividad, seguida por las bicicletas estacionarias y el ejercicio aeróbico mixto. La resistencia y la velocidad de caminar de los pacientes se evaluó antes y después de que completaran los programas.

En general, los pacientes tuvieron mejoras significativas. Tras completar la terapia, caminaban en promedio casi la mitad de un campo de fútbol americano más durante una prueba de caminar de seis minutos. Los que tenían un deterioro leve del movimiento tuvieron los mejores resultados.

"Esos beneficios se percibieron independientemente de cuánto tiempo había pasado desde su ACV", señaló la autora principal del estudio, Elizabeth Regan, candidata doctoral en ciencias del ejercicio de la Universidad de Carolina del Sur.

El ejercicio aeróbico mixto proveyó la mayor mejora, seguido por caminar, la bicicleta y la máquina de step reclinada, que permite hacer step mientras se está sentado.

El estudio se publicó en la edición del 14 de agosto de la revista Journal of the American Heart Association.

"Nuestro análisis incluyó a supervivientes de ACV de un amplio rango de edades, con un ACV de menos de seis meses a un año de antigüedad, y los beneficios se observaron independientemente de que iniciaran un programa de ejercicio aeróbico un mes o un año después de sufrir el ACV", explicó Regan en un comunicado de prensa de la revista.

El accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad en Estados Unidos. Con frecuencia, se receta fisioterapia a los supervivientes al ACV para mejorar el deterioro físico. La mayor parte de los programas de rehabilitación actuales para el ACV tienen poco o ningún enfoque en la aptitud aeróbica.

Foto: Pixabay

"La fisioterapia que ofrecemos actualmente a los pacientes después de un ACV se enfoca más en mejorar la capacidad de moverse y de moverse bien en lugar de aumentar qué tan lejos y durante cuánto tiempo se puede mover la persona", señaló Regan. "No importa qué tan bien usted puede caminar si su nivel de resistencia lo mantiene en su casa".

Stacy Fritz, coautora del estudio y profesora asociada de ciencias del ejercicio en la Universidad de Carolina del Sur, dijo que los programas de rehabilitación cardiaca podrían ofrecer beneficios a los pacientes con ACV "que tienen riesgos de salud y pérdidas de resistencia similares a los participantes tradicionales en la rehabilitación cardiaca".

"Casi todos los hospitales cuentan con un programa de rehabilitación cardiaca, de forma que es una plataforma existente que se podría usar para los supervivientes al ACV. Incluir a los pacientes con ACV en esos programas existentes podría ser una solución fácil y rentable con beneficios a largo plazo", añadió Fritz.