Salud

Advierten daños al consumir azúcar y grasa en exceso

Enfermedades crónicas y degenerativas pueden ocasionar los malos hábitos alimenticios

Por  Yamileth Zamudio García

Advierten daños al consumir azúcar y grasa en exceso(Pixabay - Imagen temática)

Advierten daños al consumir azúcar y grasa en exceso | Pixabay - Imagen temática

Enfermedades crónicas como diabetes o daños en el hígado son una de las consecuencias de consumir alimentos con excesos en azúcar y grasa, por lo que se recomendó incluir una dieta saludable.

Los azúcares en la dieta diaria no deben aportan más de un 10 o 15 por ciento de las calorías totales ingeridas; sin embargo, su exceso no solo implicará un mayor riesgo de lograr un balance energético positivo, sino que va más allá de las calorías.

Alia Espinoza Valenzuela expresó el consumo de frutas y verduras, y se sustituyan las grasas por proteínas blancas como lo son el pollo y el pescado, así como la reducción del consumo de azúcar para evitar enfermedades lamentables.

La nutrióloga informó que el hígado es un órgano muy importante para el funcionamiento del cuerpo humano, por lo que es esencial mantenerlo saludable, por lo que estableció que una alimentación saludable es primordial para evitar problemas hepáticos.

Infografía Osiel Pompa

Indicó que uno de los padecimientos más graves de este vital órgano es la cirrosis, enfermedad que es causa de muerte por el enorme daño que provoca al hígado, y generalmente se asocia este padecimiento con el consumo excesivo de alcohol; sin embargo, no es la única causa que lo desencadena.

Recomendaciones

Otras de las recomendaciones que dio es que no involucren a los niños en los malos hábitos, ya que si la familia sale a comer y van a un lugar en donde la comida no es la más adecuada para los pequeños, este empieza a tener conductas alimenticias igual que los padres.

Manifestó que no te puedes morir por consumir una hamburguesa con papas fritas o un pastel y una nieve, el problema es cuando se empieza a consumir esto más de dos veces por semana y luego se ingieren otros alimentos con los mismos altos números en azúcares y grasas.

Destacó que a pesar de que el hígado es un órgano capaz de regenerarse a sí mismo, al ir acumulando una serie de lesiones va perdiendo esta capacidad, es cuando se vuelve el denominado hígado graso, y si no se tiene una atención médica especializada la enfermedad evoluciona a cirrosis, punto donde el órgano ya no se puede sanar.

Espinoza Valenzuela enfatizó que las personas que padecen esta enfermedad hepática deben seguir una dieta balanceada libre de grasas y azúcares, y de ninguna manera se debe permitir la ingesta de alcohol, pues el hígado no se encuentra en condiciones de procesar estos elementos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo