Salud

Alérgicos podrían empeorar con la nueva normalidad en México

De acuerdo con Carlos León Ramírez, director del Centro de Asma y Alergia de México, algunas alergias podrían ser confundidas con COVID-19

Por  Lorena Caro

1/2
Personas caminan utilizando cubrebocas.(Foto: Xinhua)

Personas caminan utilizando cubrebocas. | Foto: Xinhua

toque la imagen para ver la información completa

toque la imagen para ver la información completa

México.- Respirar polen del pasto o de la maleza, polvo casero, lo que pareciera una simple humedad por lluvia o incluso convivir con animales, entre otros, provoca en miles de mexicanos reacciones alérgicas en la piel y en las vías respiratorias.

Si bien Carlos León Ramírez, director del Centro de Asma y Alergia de México (CAAM), consideró que durante el periodo de confinamiento por COVID-19 se pudo observar que muchas personas mejoraron sus alergias o pudieron controlarlas, en la actualidad la nueva normalidad provocaría que empeoren dichos cuadros. Aunque reconoció que los síntomas de las alergias pueden resultar parecidos al COVID-19, sobre todo del asma y la rinitis, situaciones como la fiebre y el historial médico de cada persona pueden ayudar a diferenciarlos. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En entrevista para EL DEBATE, el también especialista en inmunología clínica explicó que las alergias son una reacción exagerada del sistema inmunológico a cosas que normalmente a nadie le hacen daño, pero a los alérgicos sí: «El cuerpo reacciona de más, y esa reacción inflamatoria del cuerpo que pretende protegernos al final nos causa daño, y eso causa una enfermedad alérgica», expuso. 

Carlos León Ramírez mencionó que existen enfermedades alérgicas que son más frecuentes en nuestro país, como la rinitis, el asma, la dermatitis atópica y la urticaria. 

Alérgicos podrían empeorar con la nueva normalidad en México

Síntomas de alergias

De las anteriores, sostuvo que la más común es la rinitis, que la padece más del 30 por ciento de la población en México en términos generales, principalmente niños grandes, adolescentes y adultos jóvenes, aunque esto no significa que un bebé o un adulto mayor no puedan tenerla.

La rinitis alérgica —expuso— se manifiesta por mucosidad, nariz tapada, comezón y estornudos, acompaña también de ojos rojos, comezón y lagrimeo. En este padecimiento, mencionó que puede generar disfunción nasal y una complicación con sinusitis o con asma, pero aclaró que no mata a los pacientes ni se complica de una manera grave: «La rinitis alérgica sobre todo es una enfermedad que tiene una carga importante sobre el paciente porque disminuye su calidad de vida. Se sabe que la rinitis trastoca tanto la vida escolar, la vida social y laboral de los pacientes. Desde ese punto de vista es la más frecuente y muy importante», mencionó. 

Respecto al asma, León Ramírez indicó que se trata de una enfermedad pulmonar crónica que se caracteriza por tener tos, silbido de pecho y falta de aire. Señaló que los pacientes con asma pueden tener asma durante muchos años, entre cinco, diez o veinte años.

Normalmente —explicó— puede presentarse en ataques en forma de crisis o por situaciones cuando el paciente corre o hace ejercicio. Además de que muchos pacientes con asma pueden tener silbido el pecho por la noche, aunque no estén en crisis.

El asma, sobre todo en el invierno, obliga a que muchos pacientes sean hospitalizados por ataques de una crisis grave: «Sí puede matar a alguien, pero en nuestro país la letalidad por asma es muy baja. La prevalencia o frecuencia de asma en nuestro país es del 10 por ciento, eso quiere decir que de cada diez personas mexicanas una puede tener asma y tres rinitis alérgica», detalló. 

En la piel 

La dermatitis atópica es la más común en la piel de los niños —menciono el director del CAAM—, entre los síntomas se manifiesta piel seca, enrojecimiento de la piel y mucha comezón.

A su vez, sobre la urticaria, menciono que se presenta también en la piel a través de ronchas tipo torta, calientes, elevadas, de diferentes formas y tamaños.

Dichas ronchas pueden ser causadas por alergia a alimentos o a medicamentos, por estrés o por causas desconocidas. Además, dijo que la urticaria se puede presentar a cualquier edad, pero es más común en mujeres adultas, aunque se desconoce la razón. 

Diferenciar del COVID-19

De acuerdo con el especialista, los síntomas de las alergias como la rinitis y el asma pareciera que son similares al COVID-19; sin embargo, abundó que hay formas de diferenciarlas.

Una de ellas es que los pacientes que tienen alergias casi todos ya saben que la padecen, además, destacó que la infección por COVID-19 se presenta normalmente con fiebre, tos, falta de aire, malestar general grave, que es dolor de cabeza, dolor de articulaciones, pérdida del olfato y ocasionalmente diarrea, por lo que aclaró que en las alergias no hay fiebre nunca, al menos que sea una alergia complicada con una infección: «Pero la alergia pura, de nariz, por ejemplo, le va a dar comezón, estornudo, escurrimiento y nariz tapada, como un resfriado moderado grave, sin fiebre», expuso. 

Por otra parte, dijo que el asma sí está acompañado de falta de aire, tos y silbido de pecho, y podría confundirse con COVID-19, pero también comentó que es poco probable que eso ocurra, ya que el paciente con asma se va a sentir bien y no va a tener el malestar importante de dolor de cabeza o de articulaciones. 

En este panorama, el experto en alergología destacó que diversos estudios han observado, contrario a lo que se habría esperado, que aparentemente el nuevo virus proveniente de China no ha generado un estrago mayor en alérgicos y asmáticos, sino que parecería que se ha ensañado con pacientes de otros trastornos crónicos, como obesidad, diabetes e hipertensión. 

Tratamientos de larga duración 

Entre las recomendaciones que mencionó el especialista para los alérgicos y los asmáticos en tiempos de COVID-19, indicó que es muy importante que el paciente que se sepa alérgico no suspenda su tratamiento, ya que si empiezan a tener falta de aire o tos, pueden pensar que tienen COVID-19: «Todas las enfermedades de larga duración, diabetes, hipertensión y las alergias, que requieren tratamientos por muchos meses o varios años, más del 50 por ciento de los pacientes suspenden el tratamiento, lo usan un mes o una semana, se sienten bien, y los suspenden».

Además, recomendó seguir teniendo todas las protecciones, como lavado de manos, gel antibacterial, cubrebocas, caretas, sana distancia y si es posible no salir de casa. 

Debido a que no existe cura para ninguna de las alergias, indicó que hay tratamientos para los brotes agudos y de largo plazo que puedan darle estabilidad. Afortunadamente, manifestó que la mayoría de los pacientes con alergias tienen alergias leves, más del 50 por ciento; mientras que el 35 por ciento presenta alergias moderadas, y menos del 5 por ciento llega a tener alergias graves.

Alérgicos podrían empeorar con la nueva normalidad en México
 Carlos León Rodríguez
Trayectoria: Especialista en alergología. Especialista en inmunología clínica y alergia certificada ante el Consejo Nacional de Inmunología Clínica y Alergia. Ha trabajado fundamentalmente en actividades de enseñanza de la alergia dirigidas a pediatras y médicos de primer contacto y en la organización de grupos médicos de especialistas. Ha impartido, en los últimos treinta años, más de 1500 conferencias en congresos nacionales e internacionales de alergia, neumología y pediatría. Actualmente trabaja en el Centro de Asma y Alergia de México. Es profesor titular del Curso Nacional de Actualización en Alergia y Neumología.
Foto: Cortesía

¿Cuándo son mortales?

En el caso del asma, el médico explicó que puede causar la muerte del paciente en crisis agudas. La rinitis, por su parte, puede controlarse hasta episodios de sinusitis o asma.

Olfato y gusto

De acuerdo con la doctora Nora Segura Méndez, médica del IMSS, hay síntomas no característicos de la rinitis alérgica, como las alteraciones del olfato y del gusto. En un comunicado de Segob señaló que en relación con las alergias de la piel, como la dermatitis atópica, no existe mayor riesgo de complicaciones por enfermedad COVID-19, excepto en los casos de dermatitis atópica grave, que requiere tratamiento con inmunosupresores, los cuales pueden conferir mayor riesgo.

Asma

La Organización Mundial de la Salud ha estimado que más de 339 millones de personas padecen asma  en el mundo. La mayoría de las muertes por asma se produce en los países de ingresos bajos y medio bajos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo