Salud

Algunas personas suelen sentir la "depresión de invierno" y estas son las causas

La depresión estacional afección generalmente se desarrolla en personas a partir de los 20 años de edad aunque puede ocurrir también en  adolescentes y niños grandes

Por  Juan Leyva

La depresión suele acentuarse conforme se acerca el invierno.(Imagen de Engin Akyurt en Pixabay)

La depresión suele acentuarse conforme se acerca el invierno. | Imagen de Engin Akyurt en Pixabay

La depresión estacional o tristeza de invierno es una afección mental que se comienza a presentar conforme se acerca el invierno. Esta tristeza es resultado de varios factores como los días se vuelven más cortos, la hora de acostar por la noche se adelanta y levantarse por la mañana suele ser más difícil en las mañanas oscuras. La tristeza de invierno es una forma de trastorno afectivo estacional (TAE)

Esta afección generalmente se desarrolla en personas a partir de los 20 años de edad aunque puede ocurrir también en adolescentes y niños grandes, el riesgo  de desarrollarlo desaparece con la edad.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El TAE se diagnostica con más frecuencia en mujeres jóvenes, pero es posible que los hombres que tienen el TAE padezcan de síntomas más graves. Las personas con un historial familiar del TAE o aquellos que viven en las latitudes del norte en donde las horas de luz del día durante el invierno son más cortas, tienen un mayor riesgo de desarrollar el TAE. 

Hasta el momento no se ha logrado determinar el porque ocurre este trastorno, pero algunos científicos piensan que se debe a una alteración el el ritmo circadiano de una persona que rige el ciclo natural del cuerpo para dormir y despertar.

Una persona con TAE puede tener los siguientes síntomas: 

  • Se retraen socialmente y ya no disfrutan cosas que antes eran divertidas. 
  • Se antojen o les provoque consumir los llamados alimentos de consuelo que contienen carbohidratos simples, como pasta, pan y azúcar. 
  • Se sientan ansiosos, irritables, tengan dificultades para dormir o se les disminuya el apetito. Estos síntomas son más comunes en el TAE de la primavera o el verano.
  • Poca energía: cansancio inusual o fatiga sin razón aparente.

En el invierno los días son más cortos y eso hace que se reciba menos luz solar, esto influye en la producción de melatonina y serotonina del cerebro. Durante el invierno, su cuerpo produce más melatonina (que estimula el sueño) y menos serotonina (que combate la depresión). Los investigadores no saben por qué algunas personas son más susceptibles al TAE que otras. 

Existen algunas medidas que se deben tomar para evitar la TAE

  • Abra las cortinas o persianas de su casa, un poco de luz puede ayudar a personas con un TAE leve. 
  • Pasa algún tiempo al aire libre, aunque el clima esté nublado. 
  • Se puede utilizar un simulador de amanecer, un sistema de luz que se va encendiendo gradualmente para "engañar" al cuerpo para que piense que es un amanecer temprano.
  • Tomar unas vacaciones familiares en pleno invierno a un clima cálido y soleado.

Es importante que cuando se presente un cambio en el estado de ánimo asociado o no a una estación del año se consulte aun especialista para encontrar la casusa y sus posibles soluciones. 
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo