Salud

Alimentos no deben usarse como premio o castigo: UNAM

Especialista de la UNAM destaca que no existen alimentos malos, pero estos se vuelven nocivos cuando se consumen en exceso

Por  Juan Leyva

La alimentación sana en niños ayuda a prevenir complicaciones de salud en adultos.(Imagen de StockSnap en Pixabay)

La alimentación sana en niños ayuda a prevenir complicaciones de salud en adultos. | Imagen de StockSnap en Pixabay

México.- Especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que es posible salvar vidas a partir de la alimentación y que este proceso debe comenzar en la niñez pero que también se puede retomar a la edad que se tenga. 

Elvira Sandoval Bosch, académica del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, resaltó la importancia de una adecuada alimentación, lo que ayuda en todo momento a prevenir enfermedades graves, dijo que la dieta sana debe incluir todos los grupos de alimentos. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La educadora en diabetes agregó “Es decir, comer de todo un poco. Si se sigue el plato del buen comer, se busca la combinación de los alimentos y, además, se incluyen aquellos de temporada, sería una buena forma de seguir una alimentación saludable”.

Dijo que en el caso de los niños, una alimentación adecuada les ayuda al correcto funcionamiento del organismo, y al llegar a la adolescencia las personas son influenciadas por su entorno, los amigos y la publicidad, para determinar el tipo de productos a consumir y entonces vuelven a modificar sus hábitos alimentarios. 

La especialista recalcó que debe ser en  el hogar donde se fomenten las medidas necesarias para asegurar una adecuada alimentación, esto puede sentar bases para que se mantengan hasta la edad adulta. Al referirse a la obesidad infantil, dijo que para los niños que la padecen representa algún trastorno en su crecimiento y en la formación de huesos y músculos.

Se ha encontrado en diversos estudios que los niños con sobrepeso y obesidad mórbida tienen altas probabilidades de desarrollar enfermedades como diabetes e hipertensión, y las consecuencias serán durante su edad productiva, porque tendrán padecimientos que podrían dificultar su vida diaria, acotó Sandoval Bosch.

Dijo que una de las maneras de prevenir ese panorama es mejorando la alimentación desde la niñez, el consumo de alimentos altos en grasa y con bajo nivel nutritivo afecta la salud. “Es muy probable que estas generaciones de niños obesos tengan mayor probabilidad de morir que sus padres”. 

Subrayó que un buen nutriólogo enseña a comer en cantidad y calidad. Son pocos los alimentos que pudieran considerarse malos, la mayoría son buenos, sobre todo los del campo; elegir alimentos frescos, naturales, es una forma de acercarse a una buena alimentación, argumentó.

Al concluir, enfatizó que jamás deben utilizarse como premio o castigo, “porque podemos dar otra información con respecto a los alimentos y se nos puede olvidar que alimentarnos es un placer”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo