Salud

Azafata se contagia de sarampión y cae en coma

Piden a pasajeros de un vuelo de Nueva York a Israel atenderse en caso de presentar síntomas de infección

Por  Juan Leyva

Medios locales expresan que la azafata sí estaba vacunada. Foto ilustrativa: Pixabay

Medios locales expresan que la azafata sí estaba vacunada. Foto ilustrativa: Pixabay

Israel.- Una azafata de un vuelo realizado de Nueva York a Israel fue contagiada de sarampión y la enfermedad la ha llevado a un estado de coma en el que se encuentra desde hace ya 10 días. La mujer de 43 años de edad presentó encefalitis a pesar que los médicos indicaron a medios locales israelíes que la paciente sí se había vacunado contra el sarampión. 

El vuelo comercial número 002 salió del aeropuerto John F. Kennedy el 26 de marzo y aterrizó en Israel un día después, el departamento de Salud de Israel pide a los pasajos buscar atención médica inmediata en caso de presentar síntomas. 

La paciente, de acuerdo a The Times of Israel se encuentra conectada a tubos de respiración artificial desde el día que llegó al hospital. 

Israel ha presentado 3 mil 600 casos de sarampión desde marzo de 2018, el país tiene las tasas más bajas de inocuidad, el pasado noviembre un niño de 18 meses murió a causa del sarampión, la primer muerte registrada tras 15 años, un mes después una mujer de 82 también falleció. 

Síntomas del sarampión

Los síntomas del sarampión aparecen, por lo general, unos 7 a 14 días después de que la persona se infecta.

El sarampión generalmente comienza con los siguientes síntomas:

  • fiebre alta,
  • tos,
  • moqueo (rinitis aguda o romadizo), y
  • ojos enrojecidos y llorosos (conjuntivitis).
  • Dos o tres días después de que comienzan los síntomas, pueden aparecer puntitos blancos (manchas de Koplik) dentro de la boca.

Tres a cinco días después de que comienzan los síntomas, se produce un sarpullido. Generalmente, este empieza como puntos rojos y planos en la cara de la persona en la parte donde comienza el cabello y se extiende hacia el cuello, el tronco, los brazos, las piernas y los pies. Sobre los puntos rojos y planos pueden aparecer unos bultos pequeños. Los puntos pueden unirse a medida que se extienden desde la cabeza hacia el resto del cuerpo. Cuando aparece el sarpullido, la fiebre puede aumentar a más de 40 grados.

Después de unos días, la fiebre disminuye y el sarpullido desaparece.