Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Buscan en Argentina solución para hantavirus

Un juez argentino ordenó el pasado viernes el aislamiento, durante 30 días, de los 85 afectados por la dolencia

Por: EFE

Foto ilustrativa.

Foto ilustrativa.

Mariano Arcioni, gobernador de la provincia argentina de Chubut, se incorporó hoy en la localidad de Epuyén, epicentro del brote de hantavirus que hasta el momento ha dejado 10 víctimas mortales en Argentina y Chile, a la mesa de contingencia que trata de controlar el virus.

La mesa de contingencia busca frenar la epidemia y está integrada por equipos técnicos y autoridades del Ministerio de Salud de la provincia, la Secretaría de Salud de la nación, así como de todos los hospitales rurales de la comarca cercana a la cordillera de Los Andes.

La localidad de Epuyén, ubicada al noroeste de la provincia de Chubut, fue la primera en reportar el brote, y su ayuntamiento ordenó reducir las jornadas de trabajo a cuatro horas diarias, así como recomendó a los negocios que no atiendan a más de dos personas a la vez en sus locales y fomentó el uso de mascarillas, entre otras medidas preventivas.

Además, el gobierno municipal de esta ciudad de unos dos mil habitantes, suspendió todas las actividades grupales en espacios cerrados municipales como el gimnasio o las iglesias durante cuarenta días.

El hantavirus se transmite por el contacto con la orina, saliva y excrementos de roedores infectados con dicho virus.

Para la transmisión entre personas, se necesita un contacto estrecho con los enfermos en el período inicial del cuadro febril, que va de las primeras 48 a 72 horas.

Los síntomas de este virus son fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y en etapas avanzadas dificultad respiratoria.

Hasta el momento, han sido 10 las víctimas mortales por la enfermedad, la última de ellas, de 29 años, falleció durante la tarde del sábado en Santiago de Chile tras visitar en Epuyén a una persona que falleció por esta enfermedad en diciembre.

Foto: Pixabay. La enfermedad se trasmite a través del orín de los roedores. 

Por su parte, este sábado se reportó como negativa la presencia de hantavirus en los análisis de las muestras de sangre de los tres casos sospechosos que aparecieron en San Martín de los Andes (Neuquén).

Un juez argentino ordenó el pasado viernes el aislamiento, durante 30 días, de los 85 afectados por la dolencia.

Quienes violen las medidas sanitarias para evitar la propagación se pueden enfrentar a una pena de entre 6 meses y 2 años de prisión.

En esta nota: