Salud

Cambio climático podría llevar a la rickettsia más al norte

Algunos territorios de Estados Unidos podrían incrementar los casos de rickettsia debido a la migración de garrapatas

Por  Juan Leyva

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Estados Unidos.- Si la población de garrapatas que puede infectar con el virus de la rickettsia no es controlada en Mexicali, Baja California, este insecto podría migrar a Estados Unidos debido al cambio climático de acuerdo a un estudio publicado por American Journal of Tropical Medicine and Hygiene. 

El estudio fue elaborado con la colaboración de investigadores en ambos lados de la frotenera y es el más amplio desde la aparaición de la enfermedad en Mexicali desde el 2008. 

Se detalla que la garrapata café se ha vuelto más agresiva en época de calor y que esta es la portadora de la bacteria y que podría migrar hacia el norte por el cambio climatico. 

Los investigadores examinaron perros, garrapatas y encuestaron hogares en 200 vecindarios. La mitad de los barrios en el estudio habían diagnosticado casos humanos de la enfermedad. Descubrieron que, aunque en toda la ciudad solo una de cada 1,000 garrapatas estaba infectada, había vecindarios con un riesgo muy alto, donde casi una de cada diez garrapatas estaba infectada.

La mitad de los 284 perros que los investigadores examinaron estaban infestados con garrapatas. Algunos perros llevaban miles de garrapatas, dijo la autora principal, Janet Foley, con el Departamento de Medicina. y Epidemiología en la Escuela de Medicina Veterinaria de la UC Davis.

"Casi tres cuartas partes de los perros que probamos habían sido infectados con el agente de la fiebre manchada de las Montañas Rocosas en algún momento de su vida", dijo Foley. "Eso es astronómico".

La fiebre de las montañas rocosas se propaga por la garrapata marrón del perro, que se alimenta de perros y personas, y prospera en climas cálidos y áridos. Estudios anteriores han demostrado que la pobreza, los numerosos perros callejeros y las garrapatas marrones aumentan el riesgo de contraer la fiebre de las Montañas Rocosas. En Mexicali, los riesgos eran mayores en los bordes de los barrios más pobres o fuera de la ciudad en áreas rurales.