Salud

Cancelación de cirugías en México afecta la salud de pacientes

Más de dos terceras partes de participantes en un sondeo digital en México no habían tenido su cirugía por alguna razón al momento de responder, y un médico concluye que la cancelación de los servicios pudo haber aumentado la mortalidad en la población

Por  María Sánchez

Foto temática(Pixabay)

Foto temática | Pixabay

México.-  Debido a la saturación hospitalaria ocasionada por la pandemia, en México fueron priorizados los servicios para atender a pacientes Covid-19, impactando con esta medida a las personas con otros padecimientos y necesidades médicas, por ejemplo aquellos que tenían programada o necesitaban una cirugía debido a la cancelación de cirugías en el sector salud. 

Una investigación reciente de Debate mostró que, por lo menos para hospitales públicos de la Secretaría de Salud, los egresos de cirugía hasta el tercer trimestre del 2020 fueron menos que los ocurridos en los dos años anteriores, ya que hubo un 47.3 por ciento menos en contraste con el 2019, y un 42.5 por ciento menos de cirugías, comparando el mismo trimestre contra el 2018. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A finales de septiembre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó un alcance del 60 por ciento en cirugías realizadas respecto al 2019 en el periodo que va de enero a agosto; es decir, disminuyeron en un 40 por ciento los procedimientos quirúrgicos. 

Es evidente que la pandemia afectó al sector de la salud pública mexicano.

En un sondeo reciente esta editorial pudo observar una disminución de los servicios de cirugías, de acuerdo con la opinión de cien lectores, quienes expresaron cancelación o reprogramación de las cirugías electivas.

Afecta salud de pacientes cancelación de cirugías en México
Fuente: Debate

En la opinión, Oswaldo Arturo Lagunas Uriarte, cardiólogo adscrito al Comité de Salud de Culiacán, afirmó que aún se desconoce el verdadero impacto del coronavirus en la disminución de la atención médica de cirugía en México, y posiblemente este sea más de lo esperado al finalizar la pandemia. 

Afecta salud de pacientes cancelación de cirugías en México
Fuente: Secretaría de Salud

Tumores y cirugía de columna

Buscando evidencias sobre las necesidades de la gente en relación con la programación de cirugías, Debate desarrolló un sondeo digital difundido por redes sociales y de mensajería. El ejercicio fue aplicado del 1 al 9 de octubre del presente año. Los participantes fueron cuestionados sobre si ellos o algún familiar tenían, antes y hasta el momento del sondeo, alguna cirugía programada. El 61 por ciento de los participantes comentó que no, y el 39 por ciento restante dijo que sí [pregunta 1].

2.3 millones de cirugías oncológicas se predijo que serían canceladas en el mundo por la pandemia (Globalsurg.org). 

A este porcentaje con cirugías programadas se le preguntó de manera abierta qué tipo de cirugía era [pregunta 2], obteniendo como resultado principal que más del 26 por ciento tenía operación de columna; en segundo lugar, empatando con las extracciones de tumor, estuvieron las cirugías estéticas, con el 15.5 por ciento de los participantes en cada tipo.

El 13 por ciento de los prospectos dijo que sería en el área de oftalmología; un 11 por ciento cesáreas, y el resto, emparejándose con 4.4 por ciento, iban a cirugías craneales, remplazo de prótesis o cirugía reconstructiva de tetralogía de Fallot, entre otras. 

También se indagó qué había pasado con sus cirugías, si habían sido canceladas, diferidas o realizadas [pregunta 3]. La suma de respuestas de no haber concretado una cirugía por diferentes causas fue del 75.5 por ciento; el 31.1 por ciento señaló que su cirugía solo se había cancelado; en segundo lugar, con el 26.6, dijeron que la cirugía fue reprogramada; el 13.3 por ciento de personas dijo que hasta la fecha del sondeo no se les había informado nada; el 2.2 por ciento respondió que su reprogramación estaba en proceso, y en igual porcentaje algunos comentaron que decidieron no ir a ningún hospital.

Además, el 15.5 por ciento respondió que ya se le había realizado la cirugía con cambio de hospital, y casi el 9 por ciento dijo simplemente que ya se les había hecho este procedimiento médico. 

Cancelación y diferimiento de cirugías

En opinión del doctor Lagunas Uriarte, debido a la contingencia por la pandemia y a la reconversión hospitalaria, en efecto, se dejaron de hacer muchas de las cirugías electivas, lo que causó un diferimiento de más de seis meses, aunado a los retrasos que ya existían en la mayoría de los hospitales públicos antes de la pandemia.

"Esto condicionó muchas complicaciones, e incluso muertes de pacientes por falta de una atención oportuna, y tal vez esto haya aumentado la sobremuerte reportada en esta pandemia, y de la que aún no sabemos con exactitud los números y magnitud", comentó el médico miembro del Comité de Salud de Culiacán. 

Afectaciones a la salud

En la pregunta cuatro del sondeo se indagó sobre el sentir de las personas respecto al hecho de que no se les haya realizado aún la cirugía.

La respuesta con mayor puntaje fue de casi el 69 por ciento, comentando que su salud seguía igual; una proporción cercana al 15 por ciento dijo que su salud había mejorado; mientras que el 1.6 por ciento expresó tener programada una cirugía estética, por lo que una afectación no aplicaba.

En igual proporción participaron quienes consideraron que se sentían mejor, pero que necesitan de manera urgente la operación. Pese a esto, poco más del 13 por ciento de personas afirmó haber empeorado durante la pandemia, y solo un 1.6 por ciento señaló necesitar una operación de manera urgente. 

El cardiólogo Oswaldo Arturo Lagunas destacó que las consecuencias por desatención fueron mayores de las que describen los participantes del sondeo, y según su datos clínicos del día a día y las consultas estadísticas en su área de especialidad, se observó una disminución hasta del 50 por ciento de la atención a casos de infarto agudo al miocardio, comparado con las mismas fechas de años previos, por lo que se deduce que seguramente en las otras áreas de atención ocurrió algo similar.

Él piensa que muchos de estos pacientes no acudieron a revisarse por miedo al contagio, y los que asistieron no fueron atendidos oportunamente por la sobreocupación hospitalaria de pacientes con Covid-19, lo cual pudo haber influido, según su observación, en el aumento de las muertes de pacientes en domicilios o clínicas particulares, quienes quizá se habrían podido salvar por algún tipo de intervención quirúrgica oportuna o atención adecuada, y que por tanto habría que observar los datos de mortalidad durante la pandemia, insistió el médico. 

De hecho, en el Boletín Estadístico IV, Exceso de Mortalidad (SE39MX21102020), la Secretaría de Gobernación notificó que del 1 de enero al 26 de septiembre del 2020 (semana epidemiológica 39) hubo un exceso de mortalidad por todas las causas, pues se esperaban para este año un total de 524 mil 920 muertes; sin embargo, los decesos ocurridos hasta la fecha antes mencionada fueron 718 mil 090, mostrando un total al de exceso de mortalidad por todas las causas de 193 mil 170 fallecimientos, lo que se traduciría a un 38.8 por ciento más de lo esperado. 

En el boletín rescatan que la semana en que inició el exceso de mortalidad en 2020 fue la número trece; es decir, a finales de marzo, coincidiendo con el pico de disminuciones en la atención del área de cirugía y en egresos de quirófano observado por Debate (finales de marzo y principios de abril).

Habría que recordar que el inicio de la curva epidemiológica de casos de Covid-19 ocurrió a partir del 20 de marzo, y el comienzo de la curva de mortalidad por coronavirus a partir del 9 de abril, de acuerdo con la Plataforma de Información Geográfica de la UNAM sobre Covid-19 en México. 

Las defunciones reportadas con SARS-CoV-2 positivo hasta el 26 de septiembre por el sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver) fueron 78 mil 449. Lo anterior destaca que el exceso de muertes no Covid-19 fueron un total de 114 mil 721, hasta la semana epidemiológica 39. 

Por lo anterior, Lagunas Uriarte considera que la situación del sistema de salud del país es preocupante, por lo que ve urgente erradicar la corrupción en el sector para incrementar el presupuesto, y con ello mejorar la infraestructura hospitalaria, los recursos humanos y las capacitaciones del personal.

Añadió que se requiere mayor número de camas de terapia intensiva, ventiladores, así como realizar mejoras tecnológicas, tener equipos de protección para el personal sanitario y contar con los insumos y medicamentos necesarios que permitan la seguridad del personal y una atención más eficiente.

Cirugía electiva

Los pacientes en quienes la cirugía se considera «electiva» son aquellos con problemas agudos y crónicos cuya intervención quirúrgica ciertamente puede retrasarse sin un daño significativo para el paciente o el resultado final. 
(Mendivelso y Rodríguez  2020).

Más de 103 por ciento de exceso de mortalidad presentó la semana epidemiológica 29, la de más mortalidad hasta esta fecha. (Sisver, 2020). 

Por tres meses privan a bebé de cirugía

Una mujer de treinta años dio a conocer a Debate que en marzo llevó de Culiacán a Guadalajara a su bebé menor de tres años de edad para que corrigieran mediante la cirugía de tetralogía de Fallot un defecto cardiaco en un hospital pediátrico de alta especialidad del ámbito público.

La cirugía corregiría una malformación que ocasionaba a la bebé desmayos constantes por pérdida de oxigenación, que podrían haber tenido un desenlace fatal.

La niña fue ingresada el 17 de marzo del 2020, coincidiendo con el inicio de protocolos de salud y conversión hospitalaria, por eso el 18 de marzo fue retirada del hospital, junto con muchos otros pacientes infantiles, pese a que ya la habían canalizado y tomado diversas muestras sanguíneas.

Solo se le dijo a la madre que era una cirugía que podía posponerse. Al salir, ya estaban instalados los filtros sanitarios, donde tomaban la temperatura y daban gel a los que ingresaban. 

La cirugía de la pequeña se pospuso durante tres meses, y fue llevada a cabo con éxito en el mismo hospital hasta junio del presente año.

La madre afectada destaca que el personal fue muy profesional, pero durante los 21 días que la bebé estuvo en terapia intensiva las enfermeras no tenían uso adecuado de cubrebocas al realizar las revisiones, y durante el internamiento su hija adquirió una infección bacteriana intrahospitalaria, que afortunadamente superó.

Por si fuera poco, al finalizar su estancia se percataron de que tenía síntomas de infección respiratoria aguda con indicios de fiebre, pero como no le realizaron prueba confirmatoria para Covid-19, nunca se confirmó si lo padeció, aunque sí la trataron con el protocolo Covid-19 y realizaron la indicaciones adecuadas al salir del hospital. 

Actualmente, ella y su bebé gozan de buena salud. La madre pide que el personal sea más consciente de la higiene al interior de los hospitales para evitar riesgos.

Estudio

Infecciones postoperatorias

En una investigación realizada en un hospital de Madrid, España, durante la pandemia, se observó a 213 pacientes de cirugía que presentaron una elevada tasa de infección por Covid-19, sobre todo en los pacientes oncológicos.

El estrés quirúrgico parece asociarse a un cambio en el perfil inmune, que favorecería la infección por SARS-CoV-2 y la gravedad de sus manifestaciones clínicas.

Covid-19

Del estudio anterior,  los pacientes oncológicos fueron diez, un 16.9 % de 59, quienes presentaron una infección por SARS-CoV-2. De los pacientes intervenidos por patología benigna, uno (1 % de 97); y en el grupo de cirugía urgente 4 (7 % de 57), encontrando diferencias significativas en la tasa de contagio de los tres grupos, y una tasa infección del 7% en la suma de infectados respecto al gran total de 213 pacientes operados. 

Seguridad

Dado que en el estudio español el 75 por ciento de pacientes, alrededor del punto máximo epidemiológico, eran pacientes Covid-19, recomendaron que la puesta en marcha de la actividad quirúrgica debía basarse en una priorización de los casos a operar, respetando la premisa de seguridad y optimización de los recursos disponibles (Di Martino y col., Cirugía Española, 2020).

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo