Salud

Cáncer de colon puede detectarse hasta 15 años antes

Una empresa española creó un test que se anticipa a la enfermedad para tratarla antes que se desarrolle

Por  Juan Leyva

El cáncer de colon se puede detectar hasta quince años antes que se manifieste a través de un examen sanguíneo. Foto freepik.es

El cáncer de colon se puede detectar hasta quince años antes que se manifieste a través de un examen sanguíneo. Foto freepik.es

Investigadores españoles han encontrado un método para detectar el cáncer de colon hasta 15 años antes de que este aparezca a través de un análisis de sangre, el estudio fue llamando Colofast y fue desarollado por Amadix, una empresa española de biotecnología fundada en 2010 por Rocío Arroyo. 

Amadix explica que el funcionamiento de la prueba sanguínea es el siguiente: los tumores de cáncer de colon comienzan a formarse mucho antes de manifestarse en las membranas mucosas y van dejando huellas en la sangre en forma de proteínas y moléculas de ARN, estas huellas dictarán en qué tipo de cáncer se convertirán. 

El Colofast identifica si los pólipos se pueden convertirse en cáncer de colon en un futuro, en ese caso proceden a retirarse a través de una colonoscopía. 

Este exámen puede practicarse una vez al año después de los cincuenta años, hasta el momento ha probado eficacia en mpas de mil personas. En un futuro se espera comercializara el Colofast en Etados Unidos, Europa y China, pero se comenzará primero con el mercado español.

Foto: freepik.es

El cáncer de colon es el cáncer del intestino grueso (colon), que es la parte final del tubo digestivo. La mayoría de los casos del cáncer de colon comienza como un conjunto de células pequeño y no canceroso (benigno) denominado «pólipo adenomatoso». Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon.

Los signos y síntomas del cáncer de colon son:

  • Un cambio en tus hábitos intestinales, como diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de las heces que dura más de cuatro semanas
  • Sangrado rectal o sangre en las heces
  • Malestar abdominal persistente, como calambres, gases o dolor
  • Sensación de que no vaciaste por completo los intestinos
  • Debilidad o fatiga
  • Adelgazamiento sin causa aparente