Selecciona tu región
Salud

Científicos buscan lograr una superinmunidad contra la Covid-19

Haber padecido covid-19 y luego vacunarse genera una respuesta inmune híbrida más fuerte a esta infección que si solo se inmunizó sin antes haber enfermado.

Por María Sánchez

-

México.-  Cuando el coronavirus muta, puede generar variantes que escapan a la capacidad inmunitaria de los seres humanos, pero no en todos, ya que algunos son capaces de producir superanticuerpos. Ewen Callaway, de la revista Nature, describe el trabajo de científicos que al estudiar una proteína mutante del coronavirus (en teoría capaz de evadir la respuesta de los anticuerpos humanos exitosamente) que es atrapada por las defensas de individuos que se vacunan luego de haber padecido la infección.

Todo indica que estas personas generan anticuerpos capaces de combatir a la proteína de coronavirus que es clave para evadir la inmunidad de su huésped, el humano, gracias a que sus linfocitos también mutan y se adaptan a su enemigo para destruirlo.

El comienzo de un misterio 

Callaway menciona que desde el 2020, los virólogos Theodora Hatziioannou y Paul Bieniasz, de la Universidad Rockefeller en la Ciudad de Nueva York, se dieron a la tarea de fabricar una proteína clave del SARS-CoV-2 con la capacidad de esquivar a los anticuerpos humanos capaces de inactivarla. Para lograr dar con una proteína con estas características, los científicos mapearon y emparejaron mutaciones potencialmente preocupantes encontradas en los coronavirus circulantes durante la pandemia y las mutantes realizadas hipotéticamente mediante experimentos. De esta mezcla de mutaciones potencialmente peligrosas para el humano por evadir la inmunidad, surgió una proteína espicular “Frankenstein” o franken, que fue probada en un virus pseudotipo incapaz de infectar y causar la covid-19.

Este pico mutante del virus contenía 20 cambios que lo hacían completamente resistente a los anticuerpos neutralizantes contra SARS-CoV-2 producidos por la mayoría de las personas examinadas que habían sido infectadas o vacunadas, pero no era resistente a algunos.

Los superanticuerpos

Las personas que se habían recuperado de covid-19 meses antes de recibir sus vacunas albergaban anticuerpos capaces de desangrar al pico mutante, que muestra en los experimentos mucha más resistencia al ataque inmunológico que cualquier variante natural conocida. En su artículo, Ewen explica que los anticuerpos producidos por las personas vacunadas después de haber padecido covid-19 eran capaces de bloquear diversos tipos de coronavirus.

“Es muy probable que (sus anticuerpos) sean efectivos contra cualquier variante futura que el SARS-CoV-2 les arroje”, dice Hatziioannou, interesado en dilucidar las bases de la superinmunidad de estos individuos, pues develar este misterio es clave para lograr generar vacunas más exitosas contra la covid-19.

Los investigadores esperan que, al mapear las diferencias entre la inmunidad que proviene de la infección y la de la vacunación, puedan trazar un camino más seguro hacia este nivel más alto de protección, a esto le llaman “inmunidad híbrida”.

Los estudios iniciales de personas con inmunidad híbrida encontraron que su suero (porción de sangre que contiene anticuerpos) era mucho más capaz de neutralizar cepas inmunoevasoras, como la variante beta, identificada en Sudáfrica, y otros coronavirus, en comparación con las personas vacunadas que nunca se habían enfrentado al SARS-CoV-2. Ewen asegura que, de acuerdo con los estudios más recientes, la inmunidad híbrida se debe, en una parte, a los linfocitos B de memoria. 

Las células protagonistas 

Una vez que las personas solamente han padecido la infección o se han vacunado, las células de vida corta llamadas plasmablastos producen anticuerpos, pero los niveles de estos anticuerpos disminuyen cuando los plasmablastos inevitablemente mueren, así, las células B se convertirán en la principal fuente de anticuerpos, ya que tienen una vida más larga y su memoria inmunológica puede producirse al padecer la infección o haber sido vacunados.

Algunas de estas células de larga vida producen anticuerpos de mayor calidad que los plasmablastos, dice Michel Nussenzweig, inmunólogo del Rockefeller. Eso se debe a que evolucionan en órganos llamados ganglios linfáticos, ahí obtienen mutaciones selectivas que les ayudan a unirse de forma más estrecha a la proteína de pico con el tiempo.

“Cuando las personas que se recuperaron del covid-19 se vuelven a exponer al pico del SARS-CoV-2, estas células se multiplican y producen más de estos anticuerpos altamente potentes”. Parte del misterio parece develado, sin embargo, aún hay claves que parecen escaparse al ojo de la ciencia. Además, falta imitar eficazmente este efecto de superinmunidad híbrida con las vacunas disponibles, señalaron los investigadores.

Para entender...

Inmunidad híbrida

El término se ha utilizado recientemente al observar que las personas que padecen covid-19 y luego son vacunadas, producen anticuerpos muy potentes como resultado de la combinación de la inmunidad natural y de la generada por la vacuna. Este fenómeno es visible también al aplicar otras vacunas contra otros virus, por ejemplo, en el caso del virus del herpes zóster, en cuyo caso, al aplicar la vacuna luego de padecer la infección, se produce una eficacia de hasta el 97 por ciento (Adrián Mateos, 2021).

Los Datos

Inmunes

Las personas que han recibido la vacunación completa sin haber padecido covid-19 parecen empezar a producir superanticuerpos, pero no lo hacen de manera tan eficaz como los que ya han padecido la infección (Callaway, 2021).

Leer más: SCJN declara inconstitucional prohibir venta de vapeadoers, pero no avala su comercialización 

3 dosis

Una tercera dosis de vacuna podría permitir que las personas que no han sido infectadas obtengan los beneficios de la inmunidad híbrida, pero aún faltan estudios que lo corroboren (Callaway, 2021).

Japón: Hace erupción el Monte Aso
Síguenos en

Temas

María Sánchez

Reportera de Investigación

Ingresé a EL DEBATE en febrero del 2019, trabajo en la redacción de Culiacán. Tengo formación en Fact Checking y periodismo de datos, curso impartido por Knight Center for Journalism en las Américas, así también, otros cursos de formación en el ámbito periodístico como uso de lenguaje inclusivo y de periodismo especializado en derecho electoral. Actualmente escribo sobre una gran diversidad de temas desde las ciencias exactas hasta humanidades, en el departamento de Investigación de DEBATE apoyándome en búsquedas rigurosas en material oficial y científico, bases de datos gubernamentales y no gubernamentales, entrevistas a personalidades públicas, del medio político, académico, expertos en temas, así como a líderes de la sociedad civil, entre otros. Mi misión es dar a los lectores artículos con información veraz, relevante, útil y novedosa de diferentes campos en un lenguaje asequible, además de sensibilizar a la población con temas referentes a lo humano. Mi formación lo respalda. Estudié la licenciatura en química farmacéutica bióloga y una maestría en ciencias con orientación a la biotecnología ambiental en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En 2020 recibí dos seminarios en el centro Transpersonal de Buenos Aires, Argentina, uno denominado Vínculos y emociones y otro más sobre Psicología y espiritualidad. Tomé un Diplomado para la Paz Aplicada impartido en Culiacán por la Universidad de San Diego, California, en 2018 y más tarde en 2019 participé como colaboradora en el proyecto de investigación “Todos tenemos una historia”, formando parte de la Comisión Ciudadana de la Memoria en Culiacán, organizada por el Instituto Transfronterizo de dicha universidad y como líder de equipo de investigación. Dediqué más de tres años de labor docente en el Tecnológico de Monterrey Campus Sinaloa, donde me formé en educación y participé en la elaboración de proyectos y documentos académicos. Formé parte de la Red de Educadores Ambientales de Sinaloa (REAS), donde participé en la elaboración del marco conceptual de la organización y su plan de trabajo. Tengo la intención de seguirme preparando y crecer en compañía de mis compañeros en EL DEBATE, y continuar haciendo con ellos las alianzas que nos han integrado como un equipo sólido dentro de la empresa.

Ver más