Salud

Cómo es la dieta del ayuno intermitente

El ayuno intermitente baja la ingesta de calorías y obliga a las hormonas a utilizar las reservas de grasa del cuerpo

Por  Juan Leyva

El ayuno intermitente debe seguirse con un plan de acuerdo a tus necesidades calóricas. Foto; Pixabay

El ayuno intermitente debe seguirse con un plan de acuerdo a tus necesidades calóricas. Foto; Pixabay

México.- Todas las personas adultas hemos pasado por infindad de dietas para bajar de peso, algunas extremadamente difíciles de seguir y otras mas o menos fáciles, pero todos también hemos claudicado. Sin embargo, existe una dieta que se está volviendo una moda y que posiblemente sea la clave para mantener el peso ideal; el ayuno intermientente. 

El ayuno debe diferenciarse de la inanición, el primero es controlado y voluntario el segundo es todo lo contrario. La mayoría de las dietas tienden a prohibir todos tus alimentos preferidos, pero en el ayuno intermientete eso podría no ocurrir.

El ayuno intermitente, como su nombre lo indica, se rige por periodos de comer y de ayuno (no comer) que podría no ser del todo una dieta, sino un programa en el que se idica cuándo comer. 

El ayuno intermientente cambia las hormons del cuerpo y las ayudan a que estas tomen la energía de las reservas de grasa al tiempo que se restringe la ingesta de calorías

Entre los tipos de ayunos más frecuentes se encuentran:

  • Método 16/8. Este consiste en poder comer durante 8 horas y ayunar por 16, en las que se incluyen las horas de sueño, es decir, podrías saltarte el desayuno y comer al mediodía y durante la cena. 
  • Dieta 5:2. En este método debes restringir la ingesta de calorías a máximo 500 o 600 diarias. Los días de restricción pueden no ser seguidos y los otros cinco comer lo que quieras. 
  • Comer, parar, comer: Este método es un poco más extremo y consiste en comer lo que quieras durante 24 horas y luego no comer nada durante las siguientes 24 horas, únicamente bebidas sin calorías (café, té o bebidas sin azúcar).

Esta dieta funciona a base del déficit calórico, es decir consumes menos calorías de las que necesitas y si se combina con ejercicio resulta más efectivo, pero debes considerar no ingerir alimentos ricos en grasa para compensar. 

Recomendaciones. 

La primera comida tras terminar tu ayuno puede ser la que elijas, pero se recomienda una que tenga alto contenido en proteínas y grasas saludables. Debes evitar los ejercicios demasiado demandantes, poner atención a tu hidratación ya que debes consumir suficientes líquidos (de preferencia no calóricos). Si durante los periodos de ayuno sientes mareos, irritabilidad o pérdida de concentración, eso quiere decir que el cuerpo necesita de nutrientes, por lo que debes considerar periodos de ayuno más cortos.