Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

¿Cómo evitar la conjuntivitis invernal?

Aunque pareciera que ambas enfermedades tienen poca relación, en realidad es frecuente que se presenten al mismo tiempo

Por: Juan Leyva

Ojo con conjuntivitis. Foto: El Debate

Ojo con conjuntivitis. Foto: El Debate

Padecer una enfermedad respiratoria, como la gripe, aumenta el riesgo también de desarrollar infección por conjuntivitis, es decir,  es decir, inflamación de la membrana externa del ojo, en caso de que el paciente no tenga los cuidados necesarios en invierno, advirtió la médica adscrita al servicio de Oculoplástica y Neuroftalmología del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Luz María Arce Romero.

Aunque pareciera que ambas enfermedades tienen poca relación, en realidad es frecuente que se presenten al mismo tiempo, explicó, debido a que ojos y nariz tienen conexiones internas. Así, cuando virus o bacterias propias de la temporada de frío afectan nariz o garganta, pueden propagarse rápidamente a las órbitas oculares.

“Lo vemos cuando las personas vienen tarde a consulta o porque tienen malas prácticas higiénicas como no lavarse las manos con frecuencias y tallarse con ellas los ojos, no utilizar pañuelos desechables para limpiar la nariz, no asear adecuadamente el hogar, etc.”

Informó que los principales causantes de infecciones tanto de ojos como de vías respiratorias son el estafilococo y el estreptococo.

Igual que a otras patologías transmisibles por vía aérea, una persona sana puede contagiarse al inhalar fluidos de estornudo o tos de una persona enferma.

En este sentido, Arce Romero recomendó a la población utilizar cubre-boca junto con un buen lavado de manos en invierno, así como acudir al médico ante los primeros síntomas de conjuntivitis: ojo rojo, ardor, comezón, secreciones que pueden ir del color blanco al amarillo e incluso el verde. El tratamiento dependerá del estado de cada paciente, aunque normalmente será a base de antibióticos.

“Es importante que no lo dejen para después, porque si este cuadro clínico se complica podemos enfrentar una queratoconjuntivitis, más grave porque ya no sólo afecta la conjuntiva del ojo sino también la córnea. El paciente no tolera la luz, abrir los ojos es muy complicado para ellos, tienen la sensación de llevar muchas basuritas en el ojo.

En esta nota: