Selecciona tu región
Salud

Congelar al cáncer: estudian nuevo método para tratar al cáncer de mama menos agresivo

Este tratamiento sería eficaz para tratar el cáncer de mama menos agresivo y se evitaría la necesidad de usar cirugías

Por New York Times

-

Un estudio, el primero de su tipo, sugiere que los cánceres de mama de crecimiento lento se pueden tratar con una técnica de congelación del tumor altamente dirigida, lo que elimina la necesidad de una cirugía invasiva.

Las evaluaciones hasta la fecha sugieren que la técnica es efectiva entre las mujeres de a partir de 60 años diagnosticadas con un cáncer de mama con un riesgo relativamente bajo.

"La crioablación es una solución mínimamente invasiva que destruye los tumores de mama de forma fácil, rápida e indolora, sin la necesidad de cirugía", señaló el autor del estudio, el Dr. Richard Fine, cirujano del seno del Centro Oncológico e Instituto de Investigación West de Germantown, Tennessee.

Leer mas: Vacuna de Pfizer podría ser aplicada a niños desde los 12 años

"El procedimiento expone al tejido enfermo a un frío extremo [crío] para destruirlo [ablación]", añadió. "Se realiza en el consultorio mientras la paciente está despierta".

El nuevo estudio, en que participaron casi 200 mujeres, encontró que cuando la crioablación se realiza en mujeres con un cáncer de mama de bajo grado/bajo riesgo, casi todas las pacientes seguían sin cáncer a los tres años.

"La terapia ya está bien establecida para el tratamiento del cáncer de hueso, riñón, próstata y de otros tipos", anotó Fine.

La edad promedio de las pacientes del estudio era de 75 años, y todas fueron diagnosticadas con un cáncer de mama "carcinoma ductal invasivo". Los tumores eran relativamente pequeños, y no medían más de 1.5 centímetros. Todas las pacientes tenían tumores con "receptores de hormonas positivos", lo que significa que los tumores eran ER+, PR+ o HER2-.

"En general, los tumores que son ER+ o PR+ crecen de forma un poco más lenta, y tienen un pronóstico ligeramente mejor que los tumores con receptores de hormonas negativos", aclaró Fine.

Todas las pacientes del estudio se sometieron a crioablación, que implicaba la inserción directa de una sonda a través de la piel y hasta el lugar del tumor, con anestesia local. Entonces, se aplicó nitrógeno líquido para congelar los objetivos tumorales desde dentro hacia fuera. El tratamiento duró de 20 a 40 minutos, y al final los tumores se convirtieron en bolas de hielo.

El procedimiento eliminó la necesidad de cirugía de seguimiento, reportaron los investigadores, aunque un 15 por ciento de las mujeres también se sometieron a radiación, mientras que alrededor de tres cuartas partes fueron también tratadas con terapia endocrina. Una paciente se sometió a quimioterapia.

Las pacientes fueron evaluadas dos veces al año, incluso hasta cinco años tras el tratamiento. El resultado fue que en un punto de seguimiento promedio de casi tres años tras el tratamiento, apenas un 2 por ciento (cuatro pacientes) habían experimentado un regreso del cáncer. No se reportó ningún efecto secundario grave, y casi todas las pacientes y médicos tratantes reportaron que estaban satisfechos con el tratamiento (un 95 y un 98 por ciento, respectivamente).

"Tanto en los tumores benignos como en los cancerosos, los beneficios respecto a la cirugía tradicional incluyen que los procedimientos se realizaban en el consultorio, [que eran] más rápidos, [que implicaban] una recuperación casi inmediata, mejoraron los resultados cosméticos, ofrecían una mayor comodidad a la paciente, tenían menos riesgo procedimental y un costo más bajo", señaló Fine.

A diferencia de la tumorectomía o la mastectomía convencionales, añadió, la crioablación conserva el volumen del seno y minimiza el riesgo de infección. Y el proceso en general produce "unos excelentes resultados cosméticos, sin cicatrices", al mismo tiempo que permite a las pacientes volver pronto a su actividad normal.

Fine anotó que la Unión Europea aprobó la crioablación para el cáncer de mama en 2010, y que el uso del procedimiento también se aprobó en Australia, Sudáfrica, Tailandia, Singapur y Hong Kong.

En Estados Unidos, "el tratamiento está en uso experimental", explicó la Dra. Shawna Willey, presidenta de investigación en cáncer del Instituto Oncológico Inova Schar, del Hospital Inova Fairfax en Fairfax, Virginia.

"Si continúa con unas tasas de éxito similares, se presentarán los datos a la FDA [la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.] para obtener la primera aprobación para el uso de un dispositivo específico de crioablación en el tratamiento del cáncer de mama para los parámetros tumorales y de las pacientes que se estudiaron", añadió Willey.

Aunque no formó parte del equipo del estudio, anotó que el ensayo de Fine "es el más grande de su tipo, y podría conducir a que la crioablación esté más disponibles como opción de tratamiento para las mujeres mayores con unos cánceres de mama de bajo riesgo, mientras se sigue estudiando para unas poblaciones más amplias de pacientes".

Aun así, Willey advirtió que la crioablación solo se ha evaluado en grupos de pacientes de cáncer de mama cuidadosamente seleccionadas. Entonces, enfatizó que su efectividad "no se ha respaldado mediante datos extensivos con un seguimiento a largo plazo, ni con datos sobre un amplio rango de tipos de tumores en mujeres de todos los grupos de edad".

Leer mas: Covid-19: Vacuna de Pfizer protege en un 95 por ciento frente a contagio

Fine y sus colaboradores presentaron sus hallazgos esta semana en una reunión virtual de la Sociedad Americana de Cirujanos del Seno (American Society of Breast Surgeons). Ese tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

¿Hay antecedentes de cáncer en tu familia?

0%
No 0%
Reportan lentitud y largas filas para vacunarse contra Covid-19 en CUCEI; Alfaro los critica 3
Síguenos en