Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Cosas que debes saber del abuso sexual

La presión de no decir nada está respaldada por nuestra cultura de culpar a la víctima. Y lo peor de todo es que esto no está mejorando. A veces, pareciera que va de mal en peor

Cosas que debes saber del abuso sexual

Trágicamente, las incidencias de abuso sexual en México son muy comunes. De hecho, el problemas es mucho peor de lo que lees en los periódicos o ves en la televisión porque, aunque no lo creas, el abuso sexual es uno de los crímenes menos reportados, y menos del 40% de los casos salen a la luz. Esto es porque vivimos en una sociedad donde prevalecen sentimientos de vergüenza, miedo y pena hacia la misma experiencia del abuso sexual.

La presión de no decir nada está respaldada por nuestra cultura de culpar a la víctima. Y lo peor de todo es que esto no está mejorando. A veces, pareciera que va de mal en peor.

El abuso sexual está claramente definido
El abuso sexual es cualquier tipo de conducta sexual o contacto donde el consentimiento no es dado libremente, y se consigue a través de fuerza, intimidación, violencia, coerción, manipulación, amenaza, engaño o abuso de autoridad.

El abuso sexual incluye actos como: violación, sodomía sin consentimiento, abuso de menores, incesto, caricias, exposición, voyerismo o intentos de cometer estos actos.

El abuso sexual prevalece
Mínimo 1 de 4 mujeres y 1 de 6 hombres son o serán víctimas de abuso sexual en algún punto de sus vidas. La mayoría de las víctimas (aproximadamente el 80%) sufren tal abuso por un conocido (familiar, amigo, pareja, esposo, pastor, maestro, jefe, doctor, etc.).

El abuso hacia menores es más común
El abuso sexual hacia menores es más común de lo que la gente cree, y los abusadores usualmente son los padres o algún conocido… no extraños. 1 de cada 5 niños son abusados sexualmente antes de llegar a los 18 años.

El abuso sexual va más allá de un trauma
Lo único más asombroso del número de ocurrencias del abuso sexual, es el daño que recibe la víctima. Los efectos son físicos, sociales, emocionales, psicológicos y espirituales. Los efectos físicos inmediatos son: dolor, lesiones corporales, especialmente si el abusador usó fuerza. Destacan: moretones, huesos rotos, ITS, náusea, vómito, dolores de cabeza y embarazos.

Los efectos físicos a largo plazo pueden alterar los patrones de sueño, pesadillas, insomnio, falta de apetito y dolor de estómago. El abuso sexual también provoca efectos emocionales y psicológicos, a veces más severos.

Y aún así es muy malentendido
Investigaciones de la psicología social sobre nuestras actitudes hacia al abuso sexual ha demostrado que nuestra sociedad tiene muchos prejuicios y opiniones negativas sobre las víctimas de abuso sexual. Por lo tanto, las víctimas sufren, no sólo el trauma del abuso mismo, sino también los efectos de tales estereotipos negativos.

El resultado es que las víctimas se sienten socialmente derogadas y culpadas, lo cual puede prolongar la recuperación emocional del abuso.

Muchos jamás lo cuentan
Tomando en cuenta la horrible naturaleza del abuso sexual y la vergüenza que provoca, es completamente normal que la víctima jamás reporten el abuso. Incluso hay muchas personas que ni siquiera se lo cuentan a sus amigos o familiares.

Entender el concepto de "consentimiento" es crucial
Se consideran 3 factores para juzgar si el acto sexual fue consensuado o no. Primero, ¿las personas tienen la edad adecuada para consentir? Segundo, ¿tienen la capacidad de consentir? Tercera, ¿ambos estuvieron de acuerdo? Si en alguno de estos, se responde "no", es abuso.
El consentimiento requiere un "sí." Punto.

NO es culpa de la víctima
Las víctimas de abuso sexual deben saber esto: "Lo que pasó NO fue tu culpa. No lo merecías. No lo pediste. No deberían silenciarte. No tienes que fingir como si nada hubiera pasada. Nadie tiene el derecho a violarte. No eres responsable por lo que te pasó. No te han arruinado. Deberían de tratarte con dignidad y respeto. Fuiste la víctima de abuso sexual… y estuvo mal. Y a pesar del dolor, puedes recuperarte. Siempre hay esperanza."