Salud

Covid-19: no hay pruebas que la vacuna de Johnson & Johnson desencadene el síndrome de Guillain-Barré

Aunque dos participantes en el estudio de la vacuna de Johnson & Johnson desarrollaron este síndrome, especialistas explican que se trata de una coincidencia 

Por  Juan Leyva

Covid-19: no hay pruebas que la vacuna de Johnson & Johnson desencadene el síndrome de Guillain-Barré(EFE)

Covid-19: no hay pruebas que la vacuna de Johnson & Johnson desencadene el síndrome de Guillain-Barré | EFE

Dos participantes en el ensayo de la vacuna de Johnson & Johnson contra Covid-19 desarrollaron el síndrome de Guillain-Barré, sin embargo, un estudio indica que es dudoso que haya sido responsabilidad de la vacuna. 

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco frecuente en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca los nervios. Los primeros síntomas suelen ser debilidad y hormigueo en las extremidades, según Clínica Mayo. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Leer mas: Los bocadillos nocturnos pueden afectar el desempeño en el trabajo y hacerte menos servicial

Las dos personas participaron en el mismo ensayo, pero una de ellas recibió una solución salina (placebo), en vez de la vacuna.

De acuerdo al doctor Anthony Amato,  neurólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, dijo que el que uno de los participantes haya recibido un placebo, refuerza la posibilidad de que haya sido una coincidencia. 

Este síndrome en general es tratable pero sí puede poner en peligro la vida y su aparición puede estar relacionada con enfermedades gastrointestinales o respiratorias. El especialista indica que esta condición se puede presentar 20 casos en un millón, por lo que se considera extremadamente rara.

Agregó que se espera que mil millones de personas en todo el mundo sean vacunadas contra Covid-19 en un mediano plazo por lo que se pudieran presentar más casos del síndrome, aunque sería también por mera coincidencia. 

El primer caso de este síndrome reportado tras la vacunación ocurrió en una mujer de 60 años que recibió una vacuna contra Covid-19 en diciembre de 2020 y diez días después comenzó a desarrollar síntomas como dolores en la espalda y las piernas y, finalmente, no pudo moverse.

Leer mas: Disfrutar las comidas y compartir con seres queridos puede ayudar a reducir la obesidad

Recibió tratamiento con inmunoglobulina y comenzó rehabilitación y 10 días después de estar hospitalizada comenzó a recuperarse. 

 
Tiburón fue captado en la orilla de playa en Semana Santa

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo