Salud

Covid-19 tiene efectos en todo el organismo

Médico internista explica que el coronavirus provoca una infección multisistémica, que en casos graves colapsaría muchos órganos del cuerpo humano

Por  María Sánchez

Toque a imagen para ver la información completa.(Ilustración El Debate)

Toque a imagen para ver la información completa. | Ilustración El Debate

México.- Si la infección por COVID-19 se complica, puede llevar a consecuencias fatales, debido a que se desencadena una falla de órganos multisistémica en el cuerpo humano, de acuerdo con el artículo «Infección respiratoria aguda por COVID-19, una amenaza evidente», de la Revista Habanera de Ciencias Médicas. 

El médico internista Alfonso Rodríguez explicó a EL DEBATE lo que pasa en el proceso de infección y los efectos negativos que pueden ocurrir en el organismo cuando la infección se complica, probando la falla de los sistemas de órganos del cuerpo humano.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Características de la fase inicial

El especialista comentó a El DEBATE que una vez que el virus del SARS-CoV-2 ha entrado al organismo de una persona, empezará a incubarse en un periodo promedio de catorce días, pero la mayoría desarrollará las manifestaciones clínicas de cuatro a siete días después de adquirida la infección. 

El doctor comentó que al documentarse encontró que el 83 por ciento de las personas presentará síntomas de fiebre y poco más del 80 por ciento presentará tos seca. Además, del total de pacientes que adquieran la infección, cerca del 31 por ciento presentará dificultad respiratoria, el 11 por ciento tendrá dolor muscular, el 9 por ciento llegará a tener confusión, dolor de cabeza un 8 por ciento, y dolor de garganta en un cinco por ciento de los casos.

Puede sorprender que solo el cuatro por ciento de los pacientes tendrá secreción nasal. 

El médico mencionó que el dolor en el pecho se presenta en alrededor del dos por ciento de los casos. Manifestaciones como malestar intestinal y otros síntomas no asociados a infección respiratoria, como diarrea, náusea y vomito, se manifestarán en menos el 20 por ciento de los pacientes, de acuerdo con el artículo «A rampage through the body» (Un alboroto en todo el cuerpo), de la revista Science. 

Complicaciones respiratorias

El médico internista explicó que durante la segunda semana de inicio de los síntomas puede haber complicaciones, como el fallo respiratorio, y hasta un 20 por ciento de estos pacientes puede requerir ventilación mecánica.

Dentro de quienes se complican, el cuatro por ciento puede desarrollar choque séptico; un tres por ciento presentaría lesión renal aguda, y un uno por ciento neumonía asociada a uso de ventilador o apoyo respiratorio mecánico. Si bien el coronavirus impacta a los pulmones, no son los únicos órganos que sufren daño.

Se han detectado cambios en la coagulación sanguínea, además de afectaciones al hígado, lesión de riñones, presión arterial baja, así como paro cardiaco, de acuerdo con el médico. 

El coronavirus en el organismo

El galeno comentó que esto es posible gracias a que el receptor celular que da entrada al virus se encuentra en muchas otras células del cuerpo humano.

Este es el receptor de la enzima convertidora de angiotensina II ( ECA II), que influye en la presión arterial, que si bien se expresa ampliamente en las células del tracto respiratorio, en los epitelios de bronquios y alveolos, este receptor también se encuentra en otros órganos: «Está difusamente localizado en las células de la mucosa del intestino, en las células endoteliales de venas y arterias, incluyendo las células del corazón, del sistema inmunológico, en células epiteliales de los riñones, en las neuronales cerebrales, entre otros órganos», dijo. 

Fallas orgánicas y riesgos

Aunque los datos cambian rápido, el médico comentó que, de acuerdo con investigaciones recientes, en una tercera parte de los pacientes que sufren la enfermedad de COVID-19 de forma grave, la muerte ocurrió porque el coronavirus produce lesión miocárdica aguda y daño del sistema cardiovascular en general. 

En cuanto a los factores de riesgo, el galeno comentó que la severidad de la enfermedad fue asociada a personas con antecedentes de tabaquismo, edad avanzada e hipertensión arterial, y que en un análisis de 46 248 casos en China se reveló que el 17 por ciento de quienes padecieron la COVID-19 de forma grave también padecía hipertensión arterial, el ocho por ciento tenía diabetes mellitus, un cinco por ciento presentaba enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias en un dos por ciento de los casos, siendo las comorbilidades más prevalentes. «Fumar parece aumentar el riesgo de resultados adversos en pacientes con COVID-19, ya que fumar puede incrementar la expresión de la ECA II», recalcó el internista. 

Otros factores de peligro

Rodríguez explicó que las personas mayores de 60 años y los que presentan un sistema inmune comprometido corren un mayor riesgo de infección, ya que la expresión o presencia del receptor ECA II es mayor en pacientes diabéticos y en hipertensos, además el receptor ECA II se puede incrementar por medicamentos hipoglucemiantes, como las tiazolinedianas (pioglitazona), antinflamatorios como el ibuprofeno y antihipertensivos como los inhibidores de la ECA (telmisartán, irbersartán, olmesartán, valsartán, etcétera), por lo que recomendó a las personas susceptibles seguir evitando la infección mediante el aislamiento, la sana distancia y la higiene adecuada de manos, ya que es a través de las manos que muchas personas llevan el virus a sus mucosas y adquieren la infección. Instó además a seguir usando cubrebocas y mantener la sana distancia en lugares públicos.

Forma de contagio

Aunque afecte el tracto intestinal, lo que se sabe de los coronavirus hasta ahora es que el riesgo de transmisión fecal es probablemente bajo y que la ruta de contagio es respiratoria (Wadman, 2020).

Fallo renal

El 27 por ciento de 85 pacientes hospitalizados en Wuhan a inicios de la pandemia tenía insuficiencia renal. En una investigación se informó que 59 por ciento de casi 200 pacientes hospitalizados con COVID-19 en las provincias chinas de Hubei y Sichuan desechaba proteínas en la orina, y el 44 por ciento también sangre, lo que sugiere daño renal. Las personas con lesión renal aguda tenían arriba de cinco veces más probabilidades de morir que los pacientes con COVID-19 sin ella (Wadman, 2020).

Te puede interesar:

Frente al coroanvirus, personas con EPOC deben extremar cuidados

Similitudes y diferencias entre Covid-19 e influenza

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo