Salud

Cuál es la diferencia entre ansiedad y depresión

En algunos casos estas afecciones pueden presentarse juntas y el tratamiento para ambas es similar

Por  Juan Leyva

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

México.- La ansiedad y la depresión son dos trastornos emocionales que implican problemas de conductas y pensamientos pero son similitudes que pudieran confundir a las personas. Estas son algunas diferencias entre la ansiedad y la depresión. 

La ansiedad y la depresión se distinguen por el modo en que reaccionas a un estímulo, por ejemplo si lo interpretas como una amenaza, se dispara el mecanismo de alerta o ansiedad, mientras que si se interpreta como una pérdida o falla puede activarse el sistema de conservación de energía que da pie a la depresión. 

La ansiedad es una emoción que aparece cuando se percibe una amenaza, que puede ser real o ficticia, externa o interna y se reacciona generalmente con miedo, mientras que la reacción de la depresión es la tristeza. 

La ansiedad generalmente ocasiona síntomas como dolor abdominal, diarrea o necesidad de orinar frecuentemente, mareos, dolores de cabeza, sudoración, temblores, fatiga entre otros, mientras que la depresión se relacionan más con falta de apetito, sensación de cansancio, falta de concentración y transtornos del sueño. 

Las personas con ansiedad no ven afectada su capacidad de disfrutar o sentir placer a diferencia de como sucede en la depresión. 

De acuerdo a Mayo Clinic, la depresión y la ansiedad son afecciones diferentes, pero con frecuencia se manifiesten juntas. Los tratamientos para ambas también son similares. 

Los síntomas de ambas afecciones suelen mejorar con asesoramiento psicológico (psicoterapia), medicamentos, como antidepresivos, o las dos opciones. Los cambios en el estilo de vida, como mejorar los hábitos de sueño, aumentar el apoyo social, utilizar técnicas para reducir el estrés o hacer actividad física de forma regular, también pueden ser de ayuda. Si sufres alguna de estas afecciones, evita consumir alcohol, drogas recreativas y fumar. Pueden empeoran estas afecciones e interferir con el tratamiento.