Salud

Día del cáncer de mama: quién debería hacerse una mastografía

Una mastografía es un estudio de rayos X que ayuda a detectar anomalías que no pueden ser detectadas por tacto en la autoexploración

Por  Juan Leyva

Una mastografía ayuda a detectar a tiempo el cáncer de mama.(Debate)

Una mastografía ayuda a detectar a tiempo el cáncer de mama. | Debate

Una mastografía es un estudio que se realiza específicamente en las glándulas mamarias para detectar anomalías como el cáncer de mama. Se trata de un estudio de rayos X que se recomienda generalmente para mujeres de 40 a 69  años de edad que no tienen síntomas ni signos de cáncer de mama

La mastografía tiene como fin detectar el cáncer de mama mediante las anomalías que este tipo de neoplasias causa y que no son detectadas con la autoexploración. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Las mastografías abonan a una detección oportuna del cáncer de mama y a su tratamiento adecuado. Las mastografías detectan pequeños nódulos o masas que no se pueden sentir con el tacto.  Si se descubre alguna anormalidad mediante la mastografía se requerirán estudios adicionales para descartar o confirmar el diagnóstico. En caso de que el resultado sea normal, se citará a una nueva mastografía en dos años.

Una mastografía se realiza al tomar dos radiografías de cada mama, de los lados y de arriba hacia abajo. Se suele realizar en aproximadamente 15 minutos y causa molestias mínimas ya que se comprime el pecho. 

Existen dos tipos de mastografía:

  • La mastografía de detección oportuna, también conocida como de tamizaje, que se usa en mujeres que no tienen signos ni síntomas de cáncer de mama.
  • La mastografía diagnóstica, se recomienda en mujeres después de que se detecta alguna bolita o abultamiento, o algún otro signo o síntoma de cáncer de mama como por ejemplo, cambios en la consistencia o color de la piel, hundimientos, aumento de tamaño de alguno de los senos, secreción por el pezón, dolor, entre otros.

Al acudir a realizarse una mastografía se recomienda ir vestida con ropa de dos piezas (falda y blusa) ya que se requiere descubrir la parte superior del cuerpo. Bañarte y no ponerte desodorante ni talco, esto es importante porque la mayoría contienen minerales que no dejan ver con claridad las imágenes de Rayos X.

Los niveles de radiación de la mastografía son seguros y casi ni existe riesgo alguno, en caso de que la mujer esté embarazada y se requiera revisar una anomalía se cubre la parte abdominal con un delantal de plomo.

Las causas del cáncer de mama no se conocen; sin embargo, existen factores de riesgo que influyen para que este tipo de cáncer se presente:

Antecedente personal de cáncer de mama; esto significa que de 10 a 15% de las mujeres que han padecido cáncer de mama, lo pueden presentar nuevamente dentro de los siguientes 15 ó 20 años en el seno contralateral.

Las mujeres que tienen una madre, hermana o hija con cáncer de mama, corren el riesgo de desarrollarlo de 2 a 4 veces más que el resto. Por ello, deberán realizarse un examen cinco años antes a la fecha en que cumplan la edad en que a su familiar se le detectó el cáncer de mama.

Las mujeres que nunca tuvieron hijos o que tuvieron a su primer hijo después de los 30 años, o quienes no lactaron, presentan un incremento en las posibilidades (2 a 4) para desarrollar este cáncer. De la misma forma, las mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 12 años y las que dejaron de menstruar después de los 50 años, tienen una a dos veces más posibilidades de riesgo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo