Salud

Dieta mediterránea ayuda a conservar la función renal tras trasplante

Los trasplantes de riñón pueden salvar vidas, pero en un plazo de 10 años más de un tercio de los receptores comienzan a perder función renal

Por  New York Times

Los componentes de esta dieta ayudan a aminorar las posibles complicaciones.(Pixabay)

Los componentes de esta dieta ayudan a aminorar las posibles complicaciones. | Pixabay

Estados Unidos.- Seguir una dieta de estilo mediterráneo podría ayudar a proteger la función renal tras un trasplante, sugiere un estudio reciente.

Los trasplantes de riñón pueden salvar vidas, pero en un plazo de 10 años más de un tercio de los receptores comienzan a perder función renal, señalan los investigadores.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Para ver si la dieta podría hacer una diferencia, unos investigadores holandeses observaron si una dieta de estilo mediterráneo rica en pescado, verduras, legumbres, frutos secos y aceite de oliva, y más baja en lácteos y carne, podría ayudar a mantener la función renal.

El Dr. Antonio Gomes-Neto, nefrólogo de la Universidad de Groninga, en los Países Bajos, dirigió el estudio.

En el estudio, más de 600 receptores de riñón completaron un cuestionario sobre la comida.

Durante un seguimiento promedio de cinco años, más de 119 pacientes experimentaron un declive en la función renal. De los pacientes, 76 desarrollaron insuficiencia renal.

Su adherencia a la dieta mediterránea se midió mediante una escala de nueve puntos. Por cada aumento de dos puntos, los participantes tuvieron un riesgo un 29 por ciento más bajo de reducción en la función renal, y un riesgo un 32 por ciento más bajo de insuficiencia renal, encontró el estudio.

"Unas evidencias científicas crecientes han demostrado los beneficios de salud de la dieta mediterránea en la salud cardiovascular y renal. En este estudio, mostramos que los receptores de trasplantes de riñón con una adherencia más alta a la dieta mediterránea son menos propensos a experimentar la pérdida de función de su trasplante de riñón", añadió Gomes-Neto en un comunicado de prensa.

El informe se publicó en la edición en línea del 2 de enero de la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo