Selecciona tu región
Salud

El VIH prevalece como epidemia entre los jóvenes en México

Las juventud es la que más padece y más muere por VIH en México; son, a su vez, los hombres y mujeres en soltería los más afectados por este padecimiento en el país.

Por María Sánchez

-

México.- El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) se ha convertido en un problema creciente en las Américas.  Según indica la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el número de afectados por este mal aumentó un 21 por ciento en la región del 2010 al 2020.

Al respecto, México registró un aumento en el total de personas afectadas con VIH, que reciben algún tipo de tratamiento antirretroviral, en los últimos ocho años, pasando de un total acumulado de 53 mil 360 mil personas en 2013 a 113 mil 778 personas en tratamiento hasta 2021.

Debate recabó los datos relevantes señalados por los indicadores sociodemográficos entregados por Inegi en torno al primero de diciembre, Día Internacional de la Lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Este día se multiplican los esfuerzos de difusión sobre el padecimiento, a fin de crear una mayor conciencia sobre este. 

Un virus presente en México

El SIDA es el síndrome que se adquiere en la etapa de infección más avanzada por VIH, un virus que ataca el sistema inmunitario y disminuye las defensas del organismo, haciéndolo susceptible a una serie de padecimientos que configuran en su complejidad a esta enfermedad. Según menciona la OMS, en los últimos años ha sido la principal causa de muerte por infecciones en el mundo.

Leer más: Efemérides del 1 de diciembre: ¿Qué pasó un día cómo hoy?

El VIH se encuentra presente en todo el globo, pero en la población mexicana se convirtió en una epidemia desde los ochenta. En la última década, la tasa de mortalidad ha sido fluctuante en nuestro país, presentándose el número más alto en 2011, con 4.4 por cada 100 mil habitantes, y registrando la tasa más baja de 3.6 puntos en 2020, años que registra Inegi en su informe más reciente sobre el VIH.

Las edades con más presencia de VIH 

El grupo poblacional más afectado en cuanto a la mortalidad por VIH resultan ser las personas entre 30 a 44 años, conforme aumenta la edad, el risgo de muerte disminuye. En ese grupo de edad, los hombres tienen una tasa de 13.26 por cada 100 mil de ellos, y disminuye hasta 4.67 entre los hombres de 60 años y más. La tasa de mortalidad más alta en las personas de sexo femenino se observa entre los 30 y los 44 años, pero es mucho menor a la tasa masculina, con 2.40 por cada 100 mil mujeres, y disminuye también con la edad. 

La población de más riesgo

Inegi dispuso de información del estado conyugal de las personas tomadas en cuenta en las estadísticas, como una forma de dar seguimiento a los comportamientos de mayor riesgo relacionados con las prácticas sexuales y el contagio entre parejas, y como un punto de mira para quienes diseñan los programas de prevención contra el VIH.

Del total, las 4 mil 542 personas de 12 años o más que fallecieron en 2020 por el VIH, predominaron las personas solteras, siendo un 63 por ciento de hombres y el 41 por ciento de mujeres en ese estado civil. En el caso de los hombres, le siguió en número el 14 por ciento de los hombres casados, y luego un 11 de cada 100 en unión libre. En las mujeres, después de las solteras, la tasa de mayor muerte por VIH la sostuvieron las mujeres en unión libre, con el 18 por ciento; en seguida las casadas, con el 15 por ciento, y las viudas, con el 12 por ciento del total.

Las tasas de mortalidad

El panorama nacional de mortalidad por VIH por entidad federativa es diverso, y los datos de Inegi para 2020 corresponden al estado de residencia de las personas fallecidas por este virus. Inegi informa que un total de 15 entidades tienen una tasa de mortalidad por arriba del promedio nacional, que es de 3.62 defunciones por cada 100 mil habitantes. Los tres estados con tasas más altas de mortalidad por el VIH, por cada 100 mil habitantes, son: Quintana Roo, con una tasa de 10.25; Colima, con 9.40, y Campeche, con 7.52.

En contraparte, las cinco entidades con las tasas más bajas tomadas en cuenta en el informe, de menor a mayor, son: Tlaxcala, que registró una tasa de 1.04; Zacatecas, con 1.17; Guanajuato apuntó 1.41; Michoacán, 1.43; Durango anotó una tasa de 1.47; Aguascalientes, de 1.54; Coahuila, con 1.96, e Hidalgo, que registró una tasa de 1.98. Estos estados no alcanzan la cifra de dos personas fallecidas por cada 100 mil habitantes. Sinaloa se encuentra entre los estados con una tasa de mortalidad por VIH que va de 1.96 a 2.72 por cada 100 mil habitantes, junto a estados como Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí, Guerrero, Oaxaca, entre otros, aunque sigue siendo menor al promedio nacional.

En cuanto a las instituciones de salud que más muertes por VIH ha registrado en México en 2020, es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), anotando el 57 y 52 por ciento de hombres y mujeres, respectivamente; le siguen el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi, antes Seguro Popular), con un 29 y 33 de cada 100 hombres y mujeres registrados correspondientemente, y en tercer lugar el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), con el 6 y 7 por ciento de hombres y mujeres que han fallecido por VIH en 2020.

Atención y prevención

Según la OMS, si bien, se trabaja en una vacuna para el VIH, aún no se tiene una cura. Las fuerzas se enfocan en la prevención, el diagnóstico y tratamiento del VIH, así como en dar atención médica adecuada a las infecciones oportunistas que convierten a la infección en mortal. 

El VIH es actualmente un problema de salud crónico para quien lo padece, que puede convertirse en estable, permitiendo a las personas llevar una vida larga y saludable, con el adecuado tratamiento y atención médica.

De acuerdo con Inegi y la última encuesta Ensanut del 2018, la población de 20 a 49 años en México es de 53.5 millones de personas, de las cuales 642 mil confirmaron haber recibido atención médica o recibir tratamiento contra el VIH en los 12 meses previos a la consulta estadística. Según la Ensanut, de las personas de 20 a 49 años que habían tenido relaciones sexuales, de un total de 48.9 millones, 35 por ciento se había realizado la prueba de VIH. De esa población, el 62 por ciento eran mujeres y un 38 por ciento, hombres. 

Lo anterior muestra que son las mujeres las que más acuden a hacerse la prueba de VIH, son a su vez las que menos casos de VIH presentan en comparación con los hombres y son también quienes menos mueren por el padecimiento, y es quizá una muestra de que la detección temprana es punto clave en el tratamiento adecuado de esta enfermedad.

Leer más: Activistas en Mazatlán se suman para concientizar sobre el Sida

El Dato

Presencia del VIH

La OMS declara que los países con mayor prevalencia del VIH son aquellos con ingresos medios y bajos. Destacando en preocupación la región del África Subsahariana, donde se prevé el aumento de casos y muertes por VIH debido a la desatención por la pandemia.

Liberan a tortuga golfina con transmisor satelital en Playa Espíritu en Sinaloa
Síguenos en

María Sánchez

Reportera de Investigación

Ingresé a EL DEBATE en febrero del 2019, trabajo en la redacción de Culiacán. Tengo formación en Fact Checking y periodismo de datos, curso impartido por Knight Center for Journalism en las Américas, así también, otros cursos de formación en el ámbito periodístico como uso de lenguaje inclusivo y de periodismo especializado en derecho electoral. Actualmente escribo sobre una gran diversidad de temas desde las ciencias exactas hasta humanidades, en el departamento de Investigación de DEBATE apoyándome en búsquedas rigurosas en material oficial y científico, bases de datos gubernamentales y no gubernamentales, entrevistas a personalidades públicas, del medio político, académico, expertos en temas, así como a líderes de la sociedad civil, entre otros. Mi misión es dar a los lectores artículos con información veraz, relevante, útil y novedosa de diferentes campos en un lenguaje asequible, además de sensibilizar a la población con temas referentes a lo humano. Mi formación lo respalda. Estudié la licenciatura en química farmacéutica bióloga y una maestría en ciencias con orientación a la biotecnología ambiental en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En 2020 recibí dos seminarios en el centro Transpersonal de Buenos Aires, Argentina, uno denominado Vínculos y emociones y otro más sobre Psicología y espiritualidad. Tomé un Diplomado para la Paz Aplicada impartido en Culiacán por la Universidad de San Diego, California, en 2018 y más tarde en 2019 participé como colaboradora en el proyecto de investigación “Todos tenemos una historia”, formando parte de la Comisión Ciudadana de la Memoria en Culiacán, organizada por el Instituto Transfronterizo de dicha universidad y como líder de equipo de investigación. Dediqué más de tres años de labor docente en el Tecnológico de Monterrey Campus Sinaloa, donde me formé en educación y participé en la elaboración de proyectos y documentos académicos. Formé parte de la Red de Educadores Ambientales de Sinaloa (REAS), donde participé en la elaboración del marco conceptual de la organización y su plan de trabajo. Tengo la intención de seguirme preparando y crecer en compañía de mis compañeros en EL DEBATE, y continuar haciendo con ellos las alianzas que nos han integrado como un equipo sólido dentro de la empresa.

Ver más