Selecciona tu región
Salud

En qué alimentos se encuentra la vitamina D

La vitamina D es esencial para mantener los huesos fuertes y un sistema inmunitario alerta ante posibles infecciones

Por Juan Leyva

-

La vitamina D, al igual que las demás vitaminas, son necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo. Desafortunadamente, son muy pocos los alimentos que contienen vitamina D de manera natural

Por lo anterior, la deficiencia de vitamina D es más común de lo que se piensa. Esta vitamina ayuda a fortalecer los huesos, ya que participa directamente en la absorción del calcio

Los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo.

Leer más: Te falta vitamina D, científicos desarrollan test rápido para detectar sus niveles

La vitamina D es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.

Como se mencionó antes, son pocos los alimentos que contienen vitamina D de manera natural, pero esta suele adicionarse en algunos alimentos fortificados. Los alimentos fortificados con vitamina D aportan la mayor parte de esta vitamina en las dietas de la gente. Lea la etiqueta del producto para saber la cantidad de vitamina D que contiene un alimento o una bebida.

Alimentos que contienen vitamina D

Casi todo el suministro de leche  está fortificada con alrededor de 3 mcg (120 UI) de vitamina D por taza, al igual que muchas de las alternativas de origen vegetal, como la leche de soya, la leche de almendras y la leche de avena. Sin embargo, los alimentos elaborados con leche, como los quesos y los helados, no suelen estar fortificados.
Además, muchos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y otros productos contienen vitamina D agregada.
Los pescados grasos, como la trucha, el salmón, el atún y la caballa, así como los aceites de hígado de pescado, se encuentran entre las mejores fuentes naturales de vitamina D.
El hígado de ganado vacuno, la yema de huevo y el queso contienen cantidades pequeñas de vitamina D.
Los hongos aportan algo de vitamina D. Algunos hongos se exponen a la luz ultravioleta para aumentar su contenido de vitamina D.

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel descubierta se expone al sol. La mayoría de las personas reciben al menos algo de vitamina D de esta manera.

Sin embargo, las nubes, la niebla contaminada (esmog), la edad avanzada y la piel de color oscuro reducen la cantidad de vitamina D producida por la piel. Asimismo, la piel expuesta a la luz solar a través de una ventana no produce vitamina D.

Leer más: Calcio: el mejor suplemento para evitar que sus huesos envejezcan

La radiación ultravioleta del sol puede causar cáncer de piel, de manera que es importante limitar el tiempo de exposición.

Aunque los protectores solares limitan la producción de vitamina D, los expertos en salud recomiendan usar aquellos que ofrecen un factor de protección solar (FPS) de 15 o más si la persona va a exponerse al sol por algo más que unos pocos minutos.

VIDEO. Guardas captan sin querer presunto DUENDE en universidad de Argentina
Síguenos en