Salud

Encuentran relación entre la marihuana y la depresión

A pesar de bondades en el CBS del cannabis, el THC de la marihuana podría traer riesgos psicóticos, depresión y ansiedad

Por  José Luis López Torres

La correlación entre el uso de cannabis y la deficiencia de salud mental es indiscutible.(temática)

La correlación entre el uso de cannabis y la deficiencia de salud mental es indiscutible. | temática

Uno de cada 14 casos de depresión en adultos jóvenes podría estar relacionado con el uso de canabis en la adolescencia.

En la última decada se ha visto un crecimiento en la depresión de los jóvenes adultos donde varios factores se encuentran detrás, desde el uso de las redes sociales hasta el trastorno por estrés postraumático.

¿Podría la marihuana estar implicada? Un estudio propone que sí.

Los adolescentes que consumen cannabis tienen un tercio más de posibilidad de sufrir depresión y son tres veces más propensos a intentar suicidarse.

Decenas de miles de casos de depresión se relacionan con el consumo de marihuana antes de los 18 años.

Según estimaciones, aproximadamente uno de cada 13 niños de entre 11 y 15 años de edad consume cannabis. Esta cantidad se duplica entre los 16 a 24 años de edad, donde uno de cada seis es consumidor.

Desde hace tiempo se conoce que el ingrediente activo, THC, puede dañar al cerebro en una etapa crucial del desarrollo del adolescente.

Además el consumo de esta droga propicia cinco veces más que una persona común el riesgo de psicosis, era la depresión la que no había relacionado anteriormente al consumo de la marihuana.

Investigadores han analizado cerca de 11 estudios con datos de 23 mil personas, de los cuales, los que usaban cannabis antes de los 18 años eran más propensos en un 37% a desarrollar depresión al rededor de los 32 años, que aquellos que no lo consumieron. Además eran tres veces más propensos a intentar suicidarse.

"Especialmente para los adolescentes, puede haber un efecto biológico, con algunas consecuencias que pueden ser devastadoras", dijo Andrea Cipriani, una de las autoras de la Universidad de Oxford.

Los adolescentes deberían ser conscientes de este riesgo

El Dr. Cipriani explicó que había incluido solo los estudios más rigurosos, que mostraron que el consumo de cannabis se produjo antes de la depresión y tuvo en cuenta los otros riesgos para la salud mental. Los resultados son robustos.

El doctor estima que uno de cada 14 casos de depresión en adultos jóvenes se puede relacionar con el consumo de cannabis. Por lo que alrededor de 60 mil casos podrían atribuirse al consumo de esta droga.

"Sabemos que el consumo de cannabis es muy común, por lo que el impacto no es despreciable", dijo.

"El mensaje es que puede haber un riesgo de desarrollar depresión entre los adolescentes que consumen cannabis".

El consumo de cannabis es cada vez más frecuente, las variantes con mayores cantidades de THC cada vez se incrementan más y todo esto aumenta el riesgo. En Gran Bretaña, el 'skunk' de alta potencia es la variante más consumida, pero se desconocen sus efectos a largo plazo.

El Dr. Cipriani dijo: "Creo que debemos enfatizar la importancia de los programas de educación y prevención".

Los datos concluyen en que el daño puede ser permanente. La correlación entre el consumo de marihuana y la mala salud mental es indiscutible. Cada vez mayores estudios revelan que los adolescentes y adultos jóvenes que fuman cannabis tienen más probabilidades de sentirse ansiosos, deprimidos e intentar suicidarse.