Salud

Enfermedad de Lyme: síntomas de que podrías estar infectado

Las personas que viven en zonas cubiertas de maleza corren mayor riesgo de contraer la bacteria

Por: Juan Leyva

La garrapata de patas negras o del venado es la que transmite la bacteria. Foto Pixabay.

La garrapata de patas negras o del venado es la que transmite la bacteria. Foto Pixabay.

La Enfermedad de Lyme se contagia a través de la picadura de la garrapata de patas negras que se encuentra infectada, conocida comunmente como "garrapata de los venados". Puedes contraer esta enfermedad si pasas tiempo o vives en zonas boscosas o cubiertas de hierba, donde las garrapatas habitan y se desarrollan. 

Existen señales que el cuerpo envía de que podrías tener el virus en tu cuerpo y se manifiestan a través de la piel y los huesos, según Mayo Clinic. Esta enfermedad fue detectada por primera vez en Estados Unidos en el año de 1977 en el poblado de Old Lyme, Connecticut. 

Entre los factores de riesgo de contraer la enfermedad de Lyme están:

  • Realizar actividades al aire libre que incrementen la exposición a las garrapatas (por ejemplo, jardinería, cacería o excursionismo) en un área en donde se sabe que se presenta la enfermedad de Lyme
  • Tener una mascota que pueda llevar garrapatas a la casa
  • Caminar en pastizales altos

Síntomas que podrían indicar la presencia de la bacteria en tu cuerpo:

Las personas con enfermedad de Lyme pueden experimentar un sarpullido con el aspecto característico del “ojo de buey”. Foto: Mayo Fundation for medical education and research.

Generalmente, aparece un bulto rojo pequeño en el lugar de la picadura de garrapata o de la extracción de esta, y se resuelve en pocos días. Esto es normal luego de una picadura de garrapata y no indica enfermedad de Lyme.

Sin embargo, estos signos y síntomas pueden ocurrir en el transcurso de un mes después de que te hayas infectado:

  • Erupción cutánea. Entre 3 y 30 días después de una picadura de garrapata infectada, podría aparecer un área roja expandida que, a veces, se aclara en el centro y forma un patrón de tiro al blanco. La erupción cutánea (eritema migratorio) se expande lentamente con el paso de los días y puede esparcirse hasta 12 pulgadas (30 centímetros) de extensión. Generalmente, no produce picazón ni dolor.

El eritema migratorio es una de las características específicas de la enfermedad de Lyme. Algunas personas presentan esta erupción cutánea en más de un lugar del cuerpo.

  • Síntomas similares a los de la influenza. La erupción cutánea puede estar acompañada de fiebre, escalofríos, fatiga, dolores generalizados y dolor de cabeza.

Si la infección de Lyme no se trata, podrían aparecer nuevos signos y síntomas en las semanas o meses siguientes. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Eritema migratorio que aparece en otras zonas del cuerpo.
  • Dolor articular. Es especialmente probable que los episodios de dolor articular intenso e hinchazón te afecten las rodillas, pero el dolor puede cambiar de una articulación a la otra.
  • Problemas neurológicos. Semanas, meses o incluso años después de la infección, podrías tener inflamación de las membranas que rodean el cerebro (meningitis), parálisis temporal de un lado del rostro (parálisis de Bell), entumecimiento o debilidad en las extremidades, y movimiento muscular afectado.

Si crees tener la infección de la Enfermedad de Lyme, llama a tu médico, incluso si los signos y síntomas desaparecen; la ausencia de síntomas no significa que la enfermedad se haya ido. 

Foto Pixabay

Esta nota incluye información de: Clínica Mayo

En esta nota:
  • Enfermedad de Lyme
  • Síntomas de infección