Salud

Es posible acabar con la masculinidad tóxica en niños

Los niños y los adolescentes pueden ser educados con perspectiva de género con el fin de crear sociedades con mayor igualdad y paz

Por  El Debate

Los varones aprenden a suprimir sus emociones  desde temprana edad, lo cual provoca sentimientos de ira.(Foto: Shuttestock)

Los varones aprenden a suprimir sus emociones desde temprana edad, lo cual provoca sentimientos de ira. | Foto: Shuttestock

México.- La masculinidad debe ser construida deconstruyendo la masculinidad tóxica, dado que el sexismo es una forma de discriminación porque, basada en los genitales, la sociedad da ciertas características, como de proveedor al hombre y de cuidadora a la mujer, lo que inhabilita posibilidades para que niños, niñas y adolescentes se desarrollen de acuerdo con sus capacidades.

Además, es necesario romper con roles impuestos, y esto es posible con una educación con perspectiva de género, indicó Elaine Féliz, experta en educación sexual de República Dominicana, en un conversatorio organizado por la iniciativa Tejiendo Redes por la Infancia en América Latina y el Caribe. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Masculinidad tóxica 

La experta explicó que a los hombres se les ha enseñado que están en este mundo para producir dinero, tener muchas relaciones con mujeres y tener hijos; mientras se deja a un lado sus emociones, las cuales se desconectan de sus cerebros, y entonces se vuelven parte de la «manada» de grupos para lograr aceptación social.

La experta subrayó que esto se logra a costa de que haya números rojos de hombres afectados por las adicciones, el alcoholismo, la drogadicción; problemas de salud, como depresión y ansiedad, así como suicidios, pues al educarlos desde niños se les está enseñando a no pedir ayuda, entonces no van al médico, pero tampoco piden ayuda psicológica, y entonces se dopan con drogas y alcohol para no sentir. 

Elaine Féliz indicó que al educar a niños y adolescentes con perspectiva de género se les permite entonces ser vulnerables, expresar sus emociones, pues no pueden seguir repitiendo un patrón que los afecta. Dijo que es muy importante que aprendan a que en la escuela deben abandonar un patrón también, y que pelear de manera obligatoria cuando haya un problema no va a resolver un conflicto.

Explicó que a los niños que les gusta arte a veces sus familias les piden ejercicios de fuerza, involucrarse en este tipo de actividades y alejarse de lo que les gusta. Sin embargo, al educarlos con perspectiva de género, se les enseña a ser sensibles, vulnerables y humanos; a hablar de sus emociones. Por su parte, las mujeres deben aprender a deconstruir ese machismo para criar a seres humanos que puedan relacionarse desde la paz. 

Violencia social 

El psicólogo Juan Martín Pérez, coordinador de #TejiendoRedesInfancia en América Latina y el Caribe, recomendó a los padres y a las madres el libro de Lydia Cacho #Ellos hablan, el cual plantea que desde niños los hombres son forzados a cumplir un rol, como anular los sentimientos, y a cumplir un rol de dominación y control para convertirlos en machos adultos, lo cual es posible cambiar educándolos desde pequeños.

Elaine también recomienda ver en Netflix el documental The mask you live in, que aborda cómo en la sociedad estadounidense los niños son enseñados a «ser hombres», lo cual quiere decir no llorar y guardarse sus sentimientos, lo cual termina provocándoles mucho dolor, rabia y violencia social. 

Los expertos hablaron también del adultocentrismo que educa con violencia, manda a callar a niños y niñas, y corrige a base de golpes, entonces se les enseña a la vez a ellos que es normal la violencia, y estos niños y niñas crecen relacionando el amor con la violencia desde temprana edad.

Puede ver la transmisión en vivo de la charla en Facebook: 

Adultocentrismo 

Es cuando los padres y las madres no pueden ver la equidad porque fueron criados con autoritarismo, entonces les parece muy difícil que sus hijos opinen diferente, que los reten o que sepan más que ellos de ciertos asuntos. Por ejemplo, muchos adolescentes no se sienten cómodos con sus papás cuando les dan condones porque no tienen novia, y quizá no están preparados. Estos actos hacen que muchos menores queden callados o se desconecten del mundo adulto.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo