Salud

Esta técnica ayudaría contra síntomas menopáusicos

Esta técnica usa el mindfulness  que es estar atento al momento presente durante las actividades cotidianas, en lugar de hacerlas en autopiloto

Por  New York Times

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Las mujeres que practican el "mindfulness" en sus actividades cotidianas parecen sufrir menos síntomas de menopausia, sugiere una investigación reciente.

 El estudio no pudo probar que el mindfulness era lo que mantenía los síntomas a raya, pero amplía las evidencias crecientes sobre un vínculo, afirmó la investigadora principal, la Dra. Richa Sood, especialista en salud de las mujeres en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

 El mindfulness se ha descrito de distintas formas. El estudio usó una definición común: estar atento al momento presente durante las actividades cotidianas, en lugar de hacerlas en autopiloto.

 ¿Por qué eso tendría algún efecto en los síntomas de menopausia? Sood explicó que el mindfulness puede cambiar la forma en que las personas responden a las situaciones potencialmente estresantes, incluyendo los síntomas físicos.

 Cuando surgen síntomas de la menopausia, dijo Sood, algunas mujeres "se ponen nerviosas" o reaccionan de alguna otra forma que podría empeorar lo que sienten.

 "El mindfulness es acerca de decir ’prestaré atención a lo que siento sin apegarme a ello’", explicó Sood.

 El estudio incluyó a 1,744 mujeres de 40 a 65 años de edad a quienes se encuestó sobre cualquier síntoma de menopausia, factor estresante diario y su nivel de mindfulness.

  El equipo de Sood midió el mindfulness mediante un cuestionario estándar que pedía a las mujeres que expresaran qué tan de acuerdo estaban con declaraciones como: "tiendo a caminar rápidamente al lugar a donde voy sin prestar atención a lo que experimento de camino", "como refrigerios sin ser consciente de que estoy comiendo", y "me encuentro distraída por el futuro o el pasado".

 En general, los síntomas de la menopausia se redujeron a medida que aumentó el mindfulness. Por cada punto que las mujeres ganaron en sus puntuaciones de mindfulness, sus calificaciones respecto a los síntomas de la menopausia se redujeron en un promedio de cuatro puntos, encontró el estudio.

 Y la conexión fue particularmente firme entre las mujeres que reportaron más factores estresantes diarios, sobre todo cuando se trató de los síntomas psicológicos de la menopausia, como la irritabilidad, el agotamiento y el estado de ánimo deprimido.

 "Eso tiene sentido", dijo Sood. Si el mindfulness ayuda a las personas a gestionar el estrés de una forma más saludable, cualquier beneficio debería ser más potente entre las mujeres que reportan más estrés diario, explicó.

La chica que eligió tener menopausia a los 22 años. Foto ilustrativa: Pxhere
Foto: Pixabay

 Este tipo de estudio no puede probar causalidad, dijo la Dra. JoAnn Pinkerton, directora ejecutiva de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society).

 La mejor forma de hacerlo, señaló, es a través de un ensayo clínico que evalúe los efectos del entrenamiento en mindfulness, por ejemplo una práctica de meditación, en los síntomas de la menopausia.

 Hasta ahora, solo ha habido algunos estudios piloto pequeños sobre ese tema, apuntó Pinkerton, que no participó en la nueva investigación.

 Pero dijo que ha habido algunos resultados promisorios. Un ensayo, por ejemplo, encontró que un programa llamado reducción del estrés basada en mindfulness ayudaba a aliviar el distrés de las mujeres cuando sufrían sofocos. Combina técnicas de medicación y posturas suaves de yoga, y es el método mejor estudiado para cultivar el mindfulness.

 La meta es observar en qué momentos la mente "da vueltas y se preocupa" y desarrollar formas de encontrar la calma, dijo Pinkerton.

 Añadió que los estudios de género y mindfulness sugieren que las mujeres se benefician incluso más que los hombres, "porque la práctica funciona al cambiar el hábito de internalizar la respuesta al estrés".

 Según Sood, el mindfulness puede ser un rasgo inherente de algunas personas, debido a los genes y a las experiencias vitales. Por otro lado, subrayó, también se puede aprender.

 Y eso no tiene que implicar una inversión en un costoso curso.

 "Puede comenzar simplemente haciéndose consciente de si su mente tiende a perder el control en los momentos de estrés", planteó Sood. "Es algo de lo que todos podemos ser conscientes".

 Pinkerton se mostró de acuerdo en que unos pasos simples, como aprender respiración en línea o en una clase, pueden ser potentes.

 Sood apuntó a una perspectiva más amplia. La menopausia ocurre en un momento en que las mujeres con frecuencia sienten la presión de varios factores estresantes: los hijos que crecen y se van de casa, cuidar a los padres mayores, y las presiones del trabajo, por mencionar unos cuantos.

 "No solo se enfrentan a los síntomas de la menopausia", anotó Sood. Apuntó que el mindfulness puede formar parte de un método "más integral" para gestionar todos esos problemas.

 Los hallazgos del estudio se publicaron el 17 de enero en la revista Climacteric.