Selecciona tu región
Salud

¿Estamos listos para el regreso a clases en agosto?

Para el investigador Cristóbal Cháidez, es importante implementar una evaluación previa de las condiciones escolares, que luego continúe con un sistema de monitoreo estandarizado que garantice la no propagación de la covid-19 

Por María Sánchez

-

Culiacán, Sinaloa.- Las autoridades estatales y nacionales ya planean el regreso a clases el próximo agosto, o al menos es lo que se ha comentado en conferencias de prensa recientemente; sin embargo, la guía de orientación para reapertura de escuelas ante Covid-19 indica que esto dependería de las condiciones del semáforo epidémico, y que solo se iniciarían actividades de manera paulatina en semáforo en verde.

Lo anterior lleva implicaciones diversas, empezando que la pandemia es fluctuante, actualmente impredecible y un tanto incontrolable.

Para el investigador y microbiólogo ambiental, el doctor Cristóbal Cháidez Quiroz, la población todavía no está lista para el regreso a clases y sería necesario implementar un periodo de capacitación y evaluación de la situación, de manera que se evite la propagación del SARS-CoV-2.

Leer másDetecta Unidad de Inteligencia Financiera dos modalidades de trata de personas en México

No hay nada certero aún

Desde la perspectiva de Cristóbal Cháidez, el regreso a clases originaría una movilización de personas, que finalmente ocasionará encuentros en el transporte urbano, en las calles y en las propias unidades escolares. “Ese trayecto de la casa a la escuela y viceversa va a incrementar el riesgo de una posible transmisión, aunado a lo que pueda suceder en la escuela”.

Si bien, ya inició el programa de vacunación en los profesores, para el científico realmente hay una gran proporción de la población que todavía no está, ni estará, vacunada para el momento de la reapertura.

Cristóbal percibe que por esta situación todavía existe incertidumbre y se requiere de un análisis de riesgo previo exhaustivo, pues son diferentes factores los que intervienen en que se logre un bienestar poblacional real frente a la pandemia.

Las vacunas como esperanza

Cháidez está de acuerdo con que se tiene  que regresar a las actividades, que los niños necesitan una interacción social con otros niños, “pero no podemos presionar (el regreso a clases).

El virus no se va a eliminar por decreto, el virus va a permanecer, según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, probablemente por 10 años y se va a convertir seguramente en una infección respiratoria controlable”, dijo, refiriéndose a que las vacunas jugarán un rol importante para ello, tal como ha ocurrido con otras pandemias o epidemias; sin embargo, estás aún lidian con el hecho de existir nuevas variantes, entonces, se estarían renovando y, por otra parte, la temporalidad de la eficacia de la inmunidad vacunal necesita ser probada con el tiempo.

En el caso de la vacuna Cansino, por ejemplo, la casa farmacéutica ha comentado que se requerirá volver a vacunar a las personas en seis meses, relató.

Se tiene que preparar al personal

Dentro de la estrategia que la Secretaría de Salud hay nueve pautas y tres pasos (que pueden verse en la infografía), que integran a toda la comunidad escolar, a los padres de familia y a las autoridades sanitarias y educativas, sin embargo, maneja tiempos de preparación muy cortos de días a semanas, sin tomar en cuenta el aseguramiento del buen estado de la infraestructura escolar y, sobre todo, el nivel de conocimientos y preparación de los recursos humanos que integran las zonas escolares y planteles diferentes en torno a la pandemia.

Si se quisiera adecuar de manera óptima cada unidad escolar, habría que tomar en cuenta que “el recurso económico (dado por Gobierno) no va a alcanzar. La propuesta es que no se inicie en agosto, puesto que no se tiene hasta el momento una preparación para ello”, destacó el especialista en microbiología.

¿Es correcto desinfectar al inicio?

Cristóbal comentó que, por ejemplo, no se ha evaluado actualmente la aplicación de infraestructura adecuada que disminuya el riesgo de contagio, tal como puede ser la aplicación de filtros EPA o lámparas ultravioletas, que bien podrían ser útiles, pero sin aspirar a más,  simplemente no se cuenta en muchas escuelas con dar mantenimiento adecuado a los aires acondicionados ya instalados.

¿Estás de acuerdo con el regreso a clases presenciales?

0%
No 0%

Otro punto es que no se sabe cómo se aplicará la desinfección para que sea adecuada. Si bien, se habla de una desinfección previa al inicio general de clases, desde la perspectiva de Cháidez, esta medida sería innecesaria e ineficaz contra el virus. Para él, lo que haría falta es “una desinfección intermedia entre clases diarias, pero que se garantice esta de manera eficaz, y se logrará el objetivo. Para ello es importante hacer estudios”, comentó, de manera que se estandarice la forma adecuada de desinfección de las aulas para evitar la Covid-19.

Monitoreo constante

Ahondando en las estrategias del regreso a clases que propone la SSA, a Cristóbal le parece muy bien el hecho de que se proponga un comité escolar, pero cree que las personas tienen que estar bien capacitadas en el tema. “Esperemos que la Secretaría de Salud tenga un programa continuo y constante de capacitación para que las personas conozcan las rutas de transmisión del virus”, de manera que se eviten y realmente se prevenga.

El acceso al agua y jabón sería, según las observaciones de Cristóbal, algo que no será posible cumplir en todas las escuelas si se confía en la red de suministro de agua potable y en el estado de las tuberías de agua escolares, pero bien podrían tener sistemas portátiles de lavados de manos o estaciones de limpieza con gel a base de alcohol, aunado al uso de cubrebocas y la sana distancia, “sin embargo, ¿quién los va a estar monitoreando?, ese comité tendría que definir un monitor Covid, como un prefecto, como bien llaman en el argot de las primarias y secundarias, que esté pendiente”, pues los niños se pueden distraer y  pueden no usar el cubrebocas o limpiarse las manos, lo mismo que pueden no mantener la sana distancia, explicó.

Precauciones para evitar contagios

En cuanto a las actividades y ceremonias, el científico opinó que es correcto que se cancelen, para evitar la agrupación de las personas; pero no sería, según el investigador, el único problema:

“yo diría que las actividades escolares dentro de salón de clase deberían hacerse no continuas, tres o cuatro horas dentro del salón de clases sería algo muy peligroso”, comentó, debido a la acumulación y distribución de los virus inmersos en aerosoles y en las partículas que se producen al hablar, y que se mantendrán ahí por ser  un espacio cerrado. Si bien, la SSA, en su documento “Guía de orientación para la reapertura de las escuelas ante Covid-19” propone un regreso a clases escalonado y con el alumnado dividido en dos grupos para ingresar a los planteles solo algunos días a la semana (lunes y miércoles, otros martes y jueves, viernes cada 15 días cada grupo), están por verse las medidas extras que se tomen al momento de dar las clases pues, tal y como menciona Cháidez, sería necesario implementar más precauciones.

Darse cuenta quién tiene el virus

La detección temprana que plantea la Secretaría de Salud se basa en la observación de síntomas en casa, a la entrada de la escuela y en el salón. Para Cristóbal Cháidez, esta no es una medida segura, y sería necesario que la Secretaría de Salud se coordinara con las escuelas para establecer pruebas de detección temprana del virus con pruebas eficaces para ello, “estas son las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), no son las de antígenos, tampoco son las de anticuerpo, son las de PCR las que detectan a personas asintomáticas, y ahí sí podemos trazar y verificar posibles riesgos de manera preventiva”, aseveró, añadiendo que, si bien es una prueba costosa, ya existen opciones como las implementadas por el Laboratorio Nacional de Investigación en Inocuidad Alimentaria (Laniia), donde recientemente llevan a cabo pruebas PCR en POOL, es decir, en racimo o grupales, en las que pueden analizarse a la vez hasta 10 individuos o más, de tal forma que la detección es más rápida, a la vez que eficiente.

Será importante actuar en conjunto

Cháidez considera que no se trata de hacer un regreso a clases improvisado, sino bien gestionado por especialistas y científicos, que son quienes trabajan conteniendo datos aplicables para solucionar los problemas actuales. Lo ideal para él sería que en el periodo de agosto a diciembre o enero se aplicara un diagnóstico de las condiciones escolares, “vamos a empezar y quizá no va a haber agua, el aire acondicionado quizá no funcione; vamos a empezar y no va a haber la información completa. Siento que todavía falta el periodo de comunicación, comunicar oficial y particularmente a las escuelas las dinámicas que se implementarían”.

La ruta crítica y más adecuada, según Cristóbal, sería la conformación de comités escolares bien capacitados por expertos, que serían finalmente quienes bajen la información de Secretaría de Salud a la comunidad escolar, incluyendo a los papás, que incluso ahora tienen muchas dudas sobre las dinámicas escolares frente a la pandemia.

“Este retorno tiene que ser una actividad compartida, de apoyo de ambas partes, tanto de la parte gubernamental como de los padres de familia, que van a llevar a sus hijos a clases. Es una colectividad que se tiene que dar”, finalizó.

"Se tienen que hacer análisis de riesgos, se tiene que ver la situación de regreso a clases no solo desde el punto de vista clínico y médico, sino también desde el punto de vista ambiental”. Cristóbal Cháidez Quiroz / Foto: DEBATE

El regreso a clases

La Unicef insta a que, en 2021, la educación presencial sea la regla, siempre que la situación epidemiológica lo permita, teniendo un acuerdo político y social para evitar profundizar las brechas de desigualdad de los niños, niñas y adolescentes, garantizando su bienestar.

Leer másSeguridad Pública atribuye bloqueos y quema de vehículos a "Los Viagras" en Michoacán

Recomienda, además, hacer el regreso de forma segura y planificada, poniendo en marcha sistemas de alternancia, grupos reducidos y el uso bien planeado de distintos espacios públicos y escolares durante las clases (Unicef, 2021).

‘La Casa de las Flores’ vuelve a Netflix con una épica misión especial
Síguenos en