Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Estas ETS, son la que afectan más en el Guerrero

La clamidia, la gonorrea y el herpes genital son las Enfermedades de Transmisión Sexual más comunes en en México, según estadísticas del IMSS, la gonorrea es la infección de mayor

Por: El Debate

Imagen temática. Foto: Pixabay

Imagen temática. Foto: Pixabay

Chilpancingo.- La clamidia, la gonorrea y el herpes genital son las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes en en México, según estadísticas del IMSS, la gonorrea es la infección de mayor prevalencia entre jóvenes de 18 a 30 años, seguida por la clamidia y el herpes. Además por su carácter asintómatico, ocupan las primeras causas de esterilidad en México.

Foto: Pixabay

Hasta el 16 de diciembre de 2017 se reportaron 4 mil 545 casos de gonorrea, mientras que en el mismo lapso de 2016 sólo había mil 866.

En cuanto al herpes genital, éste creció 48 por ciento, al pasar de 3 mil 939 ocurrencias en 2016, a 5 mil 826, en 2017, y el VIH pasó de 10 mil 672 casos a 11 mil 505 en el mismo periodo.

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) en mujeres de 20 a 35 años han aumentado en Guerrero, por la resistencia a usar preservativos, señala la Secretaría de Salud. Las principales ETS en la región son: vulvovaginitis, candidiasis urogenital, tricomoniasis, herpes genital, clamidia, el virus del papiloma humano (VPH) y el VIH-Sida.

Clamidia

La infección causada por la bacteria conocida como Clamydia Trachomatis es la ETS más común, afectando principalmente mujeres jóvenes, solteras y con múltiplos compañeros sexuales. La transmisión es sexual, pero en las mujeres grávidas infectadas puede provocar el parto prematuro y ser transmitida durante el mismo, causando conjuntivitis o mismo neumonía en el recién nacido.

Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

Muchas veces la infección por la Clamydia es asintomática, pudiendo persistir por muchos años. Generalmente causa una cervicitis ( inflamación de las células del cuello del útero), teniendo como síntomas el corrimiento vaginal moco-purulento y sangrado después de la relación sexual.

El diagnóstico padrón es la cultura de la secreción de la endocervicis o las nuevas pruebas de captura híbrida pero pueden ser detectadas en la sangre a través de pruebas de anticuerpos fluorescentes. Puede evolucionar para una molestia inflamatoria pélvica, afectando todo el tracto genital superior.

Siempre debe ser diagnosticada y tratada, pues sus consecuencias son muy serias, pudiendo llevar a infección crónica, a gravidez ectópica o a infertilidad. El tratamiento recomendado es el uso de antimicrobianos sistémicos e incluye obligatoriamente el encaminamiento del compañero sexual al médico. La prevención enfatiza la práctica de sexo seguro, con el uso correcto de preservativo, como la única forma de prevención efectiva para evitar el contagio.

Gonorrea

La gonorrea es una de las molestias más comunes en todo el mundo. Es causada por una bacteria conocida como gonococo, fácilmente trasmitida durante las relaciones sexuales (sexo vaginal, anal u oral.) Afecta todo el tracto urogenital y muchas veces puede ser asintomática. Entretanto, principalmente en mujeres, puede causar algunos síntomas como: secreción vaginal, disuria (ardor para orinar) o sangrado uterino anormal.

Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

El número de infecciones está aumentando considerablemente en los últimos años principalmente entre los jóvenes.

El diagnóstico puede ser hecho a través del examen endocervical o por la constatación del gonococo en la coloración del Gram. El tratamiento es realizado con uso de antibiótico en dosis única, para la pareja, pues como la infección simultánea por Clamydia es común, debe ser instituido tratamiento también simultáneo para la misma. Consulta a tu médico.

Herpes genital

Causada por el virus Herpes simple, es una enfermedad de trasmisión sexual (ETS), recurrente, que se manifiesta por úlceras genitales. Una vez una persona infectada por el virus, este permanece latente para siempre, residiendo en las raíces nerviosas y solamente ocasionando síntomas cuando reaparece.

La primera infección presenta, como síntomas, manifestaciones sistémicas de una síndrome viral, con fiebre y malestar general. Después, aparecen vesículas generalmente múltiplas en la vulva, que se unen y forman úlceras rasas y dolorosas. El surto es autolimitado y las lesiones curan espontáneamente en torno de 14 días. Los episodios siguientes, en general, presentan menor duración y síntomas más blandos, siendo precedidos por prurito o quemazón. Los surtos pueden ser desencadenados por alguna alteración en la respuesta inmune como estrés, gestación, menstruación, cansancio y un estadio inmune comprometido.

El diagnóstico es realizado por la inspección, y el cultivo del líquido viral en las vesículas. Las complicaciones más frecuentes son la retención urinaria aguda y la encefalitis herpética.

El tratamiento tiene como objetivo acortar la duración de los síntomas, prevenir las complicaciones y recurrencias y disminuir la trasmisión, pues el virus no puede ser completamente eliminado. Puede ser utilizada medicación vía oral o medicación tópica para aliviar los síntomas, a pesar de menos eficaz.

Como prevención debe orientarse las mujeres en el sentido de no tener relaciones sexuales desde el inicio de los síntomas hasta la completa reepitelización de las úlceras, utilizando siempre preservativos para mayor protección.

En esta nota: