Salud

Estos son los alimentos que te ayudan a reducir el colesterol malo de manera natural

El colesterol es una sustancia que se encuentra en todas las células y es necesaria para si correcto funcionamiento, pero los niveles demasiado altos pueden ser perjudiciales

Por  Juan Leyva

Existen alimentos que pueden ayudar a eliminar el colesterol malo.(Pixabay)

Existen alimentos que pueden ayudar a eliminar el colesterol malo. | Pixabay

Existen dos clases de colesterol que pueden circular por el torrente sanguíneo. Ambos tienen funciones diferentes y ambos necesitan ser controlados. 

De acuerdo a MedlinePlus, el colesterol es una sustancia cerosa muy parecida a la grasa, este se encuentra presente en todas las células del cuerpo ya que es indispensable para su correcto funcionamiento. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El colesterol se divide en dos grupos, el HDL y LDL. El HDL se refiere a las lipoproteínas de alta densidad, generalmente suele llamarse colesterol "bueno" ya que ayuda a transportar el colesterol de otras partes hacia el hígado. En cambio el colesterol LDL es una lipoproteína de baja densidad y se le llama llama colesterol "malo" porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de colesterol en las arterias. 

Tener altos niveles de colesterol malo en la sangre puede hacer que este junto a otras sustancias formen placas dentro de las arterias, lo que se conoce como arteriosclerosis, esto puede derivar en angina de pecho o ataques al corazón. 

Los niveles normales y sanos de colesterol en la sangre para una persona debe estar por debajo de los 200 mg/dl. En lo referente al colesterol LDL o malo, se debe tener por debajo de los 100 mg/dl,  es considerado alto cuando sobrepasa los 160 mg/dl para el LDL. 

Lee más: Controlar el colesterol malo con magnesio y té verde

Por ello es importante mantener bajos los niveles de colesterol malo en la sangre y algunos consejos de cómo hacerlo de manera natural pueden ayudar. Entre estas recomendaciones se encuentran: 

Consume avena, la avena contiene fibra soluble que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, esta fibra también se encuentra en frijoles, coles de Bruselas, manzanas y peras. 

La fibra soluble puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. De 5 a 10 gramos o más de fibra soluble al día disminuyen el colesterol LDL,. 

El consumo frecuente de pescados como:

  • Caballa
  • Arenque
  • Atún
  • Salmón
  • Trucha

Estos pescados contienen ácidos grasos omega-3 que ayudan a proteger al corazón de los efectos nocivos del colesterol LDL. Los alimentos como las nueces, la linaza y el aceite de canola también tienen pequeñas cantidades de ácidos grasos omega-3. 

Se recomienda también aumentar el consumo de nueces, linaza y aceite de canola, almendras, aguacates y aceite de oliva. 

Debes considerar que las grasas trans, que a veces figuran en las etiquetas de los alimentos como "aceite vegetal parcialmente hidrogenado", se utilizan a menudo en margarinas y galletas, galletitas saladas y pasteles comprados en tiendas. Las grasas trans elevan los niveles generales de colesterol.

Lee más: Dieta basada en plantas ayuda a bajar de peso, reducir el colesterol y acelerar el metabolismo

Si estás preocupado por tus niveles de colesterol, un examen médico puede ayudarte a medirlos y un profesional te otorgará un tratamiento médico y te orientará sobre los cambios que se deben hacer en la dieta. 

Cuándo hacerte una prueba de colesterol

Una prueba de sangre puede medir sus niveles de colesterol, incluyendo el LDL. Cuándo y con qué frecuencia debe realizarse esta prueba depende de su edad, factores de riesgo e historia familiar. Las recomendaciones generales son:

  • Para personas de 19 años o menores:

La primera prueba debe ser entre los nueve y 11 años
Los niños deberían hacerse la prueba nuevamente cada cinco años
Algunos niños pueden hacerse esta prueba a partir de los dos años si hay antecedentes familiares de colesterol alto, ataque cardíaco o derrame cerebral
Para personas de 20 años o mayores:

  • Los adultos más jóvenes deben hacerse la prueba cada cinco años

Los hombres de 45 a 65 años y las mujeres de 55 a 65 años deben hacérsela cada uno a dos años

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo