Salud

¿Existe el riesgo de intoxicación por consumo de vitamina D?

La  vitamina D es indispensable para el mantenimiento de la salud ósea y de los huesos, pero si se consume en exceso puede causar reacciones alérgicas

Por  Juan Leyva

La  vitamina D puede ser riesgosa para la salud cuando se consume en cantidades excesivas.(Imagen de Jerzy Górecki en Pixabay)

La vitamina D puede ser riesgosa para la salud cuando se consume en cantidades excesivas. | Imagen de Jerzy Górecki en Pixabay

La vitamina D es necesaria para la salud de los huesos y las células. En los huesos ayuda a que el calcio se fije mejor y que se prevenga la osteoporosis, en las células ayuda en el proceso de reproducción. 

La vitamina D se puede obtener de los alimentos y a través de la exposición al sol al convertir una sustancia activa de la piel en calciferol a través de una reacción química. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Las mejores fuentes de vitamina D son la leche fortificada, los cereales fortificados y los pescados grasos, como el salmón, la caballa y las sardinas. (Lee también: ¿Te hace falta vitamina D? Estos son los síntomas)

Generalmente los niveles de vitamina D, cuando se obtienen a través de procesos naturales como la alimentación, son seguros, sin embargo, cuando esta proviene de fuentes sintéticas como la suplementación podría superar los niveles recomendados seguros. 

La cantidad diaria recomendada de vitamina D es de 400 unidades internacionales para los niños de hasta 12 meses, 600 unidades internacionales para las personas de entre 1 y 70 años, y 800 unidades internacionales para las personas mayores de 70 años, indica MedlinePlus

Por lo generar estas dosis de vitamina D son seguras, pero al tomarlas en exceso puede ser perjudicial. Para llegar a los límites perjudiciales se tendrían que rebasar los 4000 unidades internacionales por día de vitamina D. 

En este caso, se presentarían síntomas como: 

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Falta de apetito
  • Estreñimiento
  • Debilidad
  • Adelgazamiento
  • Confusión
  • Desorientación
  • Problemas del ritmo cardíaco
  • Daño renal

La vitamina D se libera lentamente tras almacenarse en la grasa corporal,  por lo que los efectos de la toxicidad podrían durar por algunos meses tras abandonar el tratamiento. 

Como se mencionó, la toxicidad por vitamina D no es común y ocurre en personas que pasan bastante tiempo con suplementación sin revisar de manera periódica sus niveles de vitamina D en la sangre y que estos no rebasen los 150 ng/ml.

La carencia de vitamina D puede conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas (huesos rotos).

 En niños, puede causar raquitismo. El raquitismo es una enfermedad rara que hace que los huesos se vuelvan blandos y se doblen.

Los investigadores están estudiando la vitamina D por su posible vínculo con varias afecciones médicas, incluyendo diabetes, presión arterial alta, cáncer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo