Salud

Hepatitis: ¿Qué es y cuántos tipos existen?

Lavado de manos, desinfección correcta de alimentos y bebidas, uso de preservativos son medidas preventivas para evitar contraer cualquier tipo de hepatitis.

Por Kirely Macedo

-

La hepatitis es una enfermedad inflamatoria del hígado lesionando e infectando más órganos, limitando el buen funcionamiento del mismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que para el 2030 se podrían prevenir hasta 4 millones de defunciones prematuras a causa de hepatitis en países de ingresos bajos y medianos, mediante vacunación, prevención y detección oportuna.

Algunos tipos de hepatitis son prevenibles mediante vacunación, por lo que el objetivo de los países miembros de la OMS es reducir mediante estas acciones un 90 por ciento de infecciones, para evitar cuando menos un 65 por ciento de defunciones por esta enfermedad.

Existen cinco cepas principales de hepatitis: A, B, C, D y E, todas causan enfermedad hepática y varían por el modo de transmisión, gravedad sintomatológica, falta de métodos preventivos e incluso distribución geográfica.

TIPOS DE HEPATITIS

Hepatitis A

El más infeccioso, ocasiona náuseas, dolor de estómago, fatiga y coloración amarillenta en la piel, aparece de repente y puede durar hasta dos meses, este tipo no daña permanente al hígado; puede ser por brotes epidémicos ya que se contagia a través del contacto directo con personas infectadas o por contaminación de alimentos y bebidas.

Consumo de agua contaminada y alimentos contaminados con sangre y heces, contacto directo con la persona infectada (aun sin síntomas) drogas intravenosas, ingesta de mariscos contaminados son las causas comunes de esta infección.

Hepatitis B

Infección grave del hígado, duración de hasta seis meses con sintomatología grave, ocasiona insuficiencia hepática, cirrosis o cáncer de hígado, afecta de manera crónica a bebés y niños pequeños.

Su transmisión es mediante contacto directo con sangre, semen o secreciones vaginales, también puede ser por agujas contaminadas y durante el parto, si no es tratada de manera inmediata puede tener consecuencias graves para toda la vida.

Hepatitis C

Considerada una de las más peligrosas por causar al igual que la hepatitis B, cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado, se adquiere por contacto de agujas infectadas, relaciones sexuales sin protección, parto y al usar instrumentos de belleza personal de persona contagiada.

Los síntomas en casi todos los tipos de hepatitis son parecidos, sólo varían en cuanto la gravedad y duración de los mismos.

Hepatitis D

En la mayoría de los casos se deriva de las personas contagiadas del tipo B, la OMS declara que el 5 por ciento de las personas con hepatitis B, tienen el tipo D, no estar vacunado contra la hepatitis es uno de los principales factores de contraer esta enfermedad.

Es considerado como la recaída de la hepatitis B agravando el tiempo y sintomatología en la persona contagiada.

Hepatitis E

Prevalece en países asiáticos, su transmisión es a través de alimentos contaminados y cerca de espacios abiertos sin limpieza, consumo de agua contaminada, carnes crudas o semicrudas y la mamá infectada puede contagiar al feto.

Riesgo para mujeres embarazadas, la mamá al contraer el virus es probable que ocasione mortalidad en el feto, ya que la mayoría de los medicamentos son dañinos para el bebé.

Te recomendamos leer: 

En todos los casos de hepatitis, la prevención y medidas de higiene personal y en la elaboración de alimentos es esencial, ya que son los factores principales de contagio; evitar comer en lugares insalubres, el uso de preservativos, lavado constante de manos y desinfección de alimentos son las medidas obligadas para no contraer esta enfermedad.

“Podemos dar un paso adelante, con cuidado”, Jalisco elimina el uso obligatorio de cubrebocas
Síguenos en