Salud

Incrementa la varicela en el inicio de temporada de calor

El período de trasmisión es desde dos días antes de que aparezcan las machas y permanece hasta cinco días

Por  Juan Leyva

La varicela es altamente contagiosa. Foto: IMSS

La varicela es altamente contagiosa. Foto: IMSS

Las áreas de la República Mexicana donde el clima es templado la incidencia de la varicela repunta al inicio de la temporada de calor, se manifiesta con la aparición de rochas en la piel, falta de apetito, dolor de cabeza y temperatura.

Las ronchas características de la varicela generalmente comienzan en la cara, después en todo el cuerpo y concluye en los pies. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), llama a las personas a estar atentas a la aparición de estos los síntomas ya que puede tratarse de esta enfermedad. 

Guillermina Álvarez Santana, médico especialista del IMSS en Coahuila, explica que la varicela se trata de un padecimiento altamente contagioso que afecta principalmente a niños menores de diez años, aunque también suele presentarse en los adultos, bebés, adolescentes y embarazadas, en cuyas situaciones puede ser peligrosa.

Por tratarse de una enfermedad infecciosa, se trasmite con facilidad de una persona a otra, a través de la diseminación de gotitas de saliva (al toser o estornudar), ya sea por la inhalación del virus proveniente de un paciente infectado o también al tener contacto con las vesículas (ronchitas) del enfermo.

La incubación transcurre de manera asintomática (sin síntomas), en un período de una a dos semanas, posteriormente presenta fiebre súbita, fatiga y manchas (máculas) en la piel que luego se vuelven ronchas, aumentan su tamaño y dan paso a las vesículas (ampollas) hasta terminar en costras.

A decir de la doctora, el período de trasmisión es desde dos días antes de que aparezcan las machas y permanece hasta cinco días;  en la fase de costras ya no es contagiosa.
Los lugares donde usualmente se adquiere son el hogar, guarderías, escuelas, clubes y en términos generales los lugares concurridos y/o cerrados.

En todos los casos es indispensable buscar atención médica y evitar la automedicación con pomadas o remedios caseros, ya que lejos de ayudar pueden complicar la situación.

Las medidas de prevención de la varicela son sencillas basta con fortalecer el lavado de manos, la limpieza de superficies y si es posible el uso de cubre bocas.
La especialista exhorta a la corresponsabilidad, si se tiene conocimiento de portar el virus evitar acudir a lugares concurridos  y en lo posible evitar salir de casa.