Salud

Infecciones urinarias; síntomas, remedios y tratamientos

Durante el embarazo, las infecciones urinarias pueden resultar peligrosas

Por  Juan Leyva

Foto: Freepik

Foto: Freepik

México.- El aparato urinario está compuesto de los riñones, uréteres, vejiga y la uretra, una infección en las vías urinarias es cualquiera que se origine en estos órganos, pero generalmente ocurren en las vías bajas es decir, la uretra y la vejiga. Este tipo de infecciones es más común en las mujeres. 

En la vejiga la infección puede ser molesta y dolorosa pero se tiende peligrosa cuando esta se extiende a los riñones.

La forma correcta de atender las infecciones urinarias es con una consulta debida con el médico quien otorgará antibióticos, existen medidas que se pueden tomar para prevenir las infecciones urinarias como beber muchos líquidos (agua especialmente), beber jugo de arándanos, las mujeres deben limpiarse de adelante hacia atrás tras hacer del baño, vacíar la vejiga tras tener relaciones sexuales y cambiar el método anticonceptivo.

Los síntomas pueden ser disitintos en todas  las personas pero generalmente abarcan: 

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Orina de aspecto turbio
  • Orina de color rojo, rosa brillante o amarronado (un signo de sangre en la orina)
  • Orina con olor fuerte
  • Dolor pélvico en las mujeres, especialmente en el centro de la pelvis y alrededor de la zona del hueso púbico

La atención médica oportuna y las medidas preventivas podrían evitar que la infección se desplace a los riñones. 

Las infecciones urinarias durante el embarazo podrían resultar riesgosas para el feto si la infección se extiende al torrente sanguíeo y provocar parto prematuro, contracciones prematuras, puede retardar el crecimiento intrauterino, eleva el riesgo de que se rompan las membranas del útero y, en algunas ocasiones, se ha llegado a relacionar con casos de muerte fetal.

Las infecciones menores pueden tratarse bebiendo suficiente agua y con remedios caseros como los siguientes: 

  • Bicarbonato de sodio.

Al iniciar la presencia de los síntomas, diluye 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio en 125 ml de agua. Bebe el contenido de dos vasos de agua naturales y después toma el vaso de bicarbonato.  

  • Té de ajo

El ajo es un poderoso antibiótico natural. Un té de ajo ayudará a eliminar las bacterias alojadas en el tracto urinario. Para prepararlo, pele y machaque dos ajos y agrégalos a una taza de agua tibia, deja reposar por cinco minutos y bébelo tres veces al día hasta que mejoren los síntomas. 

  • El apio

Licúa dos tallos de apio previamente desinfectados en tres litros de agua. Esta mezcla hará que tu vejiga se vacíe. Puedes agregar dos rodajas de piña y un té de manzanilla. 

Esta nota incluye información de: Clínica Mayo