Salud

La OMS sustituye "transexual" por "incongruencia de género" en su guía

La OMS anunció la sustitución del término "transexual" por el de "incongruencia de género" en la nueva edición de su guía

Por  Raúl Durán

Imagen temática.(Pixabay)

Imagen temática. | Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido sustituir el término "transexual" por el de "incongruencia de género" en la nueva edición de su Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud.

En la guía, la definen como una condición que se relaciona con la salud sexual de una persona, en lugar de un trastorno mental y de comportamiento, como antes se planteaba.

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, celebrado el pasado 17 de mayo, la OMS anunció la actualización de su guía, la también llamada "DC-11", atendiendo la carga de estigma y barreras sanitarias que implicaba el término "transexual".

Era común que personas con esta condición no podía acceder a una atención médica sin ser diagnosticadas como enfermos mentales, explica la guía.

"Las personas transgénero necesitan acceder a atención médica especializada, porque a menudo se enfrentan a los efectos secundarios de las terapias hormonales y esto debe tenerse en cuenta", explicó Anzhelika Volkonskaya, enfermera y activista transgénero bielorrusa.

Por su parte, el director interino de Enfermedades Transmisibles en la región europea de la OMS, Masoud Dara, ha señalado la importancia de que las personas transgénero gocen del mismo acceso a acceso a la atención médica que las demás personas, incluyendo la prevenión y atención del VIH.

"La adopción de la 'DC-11' por los países es un primer paso vital para eliminar las barreras legales a la atención. Eso ayudará a a detener el estigma y la discriminación y acelerará el progreso hacia una verdadera cobertura de salud universal".

Esta medida, sin embargo, ha generado críticas por parte de miembros de la comunidad LGBT, que consideran que el término "incongruencia de género" tiene una carga peyorativa y estigmatizante al igual que "transexual".

Cabe mencionar que apenas en 1990 la Asamblea Mundial de la Salud optó por dejar de definir a la homosexualidad como un trastorno mental y publicó la primera edición de su guía, que desde entonces es empleada en todo el mundo como base para la elaboración de estadísticas de salud que inciden en la financiación de los servicios sanitarios y seguros de salud.