Selecciona tu región
Salud

La aspirina en dosis baja protege de la preeclampsia, según un grupo de trabajo

La preeclampsia produce aumento en la presión arterial  y provoca graves problemas de salud para las mujeres embarazadas y sus fetos cuando no se trata

Por New York Times

-

Las mujeres embarazadas en riesgo de un grave trastorno hipertensivo llamado preeclampsia deberían tomar una aspirina en dosis baja después de su primer trimestre, según el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF).

La recomendación, que se anunció el 28 de septiembre, actualiza y es coherente con la postura del grupo de trabajo de 2014.

La preeclampsia se caracteriza por un aumento repentino en la presión arterial, proteína en la orina u otros problemas, y provoca graves problemas de salud para las mujeres embarazadas y sus fetos cuando no se trata. Afecta a un estimado de un 4 por ciento de los embarazos de Estados Unidos.

"La buena noticia es que podemos reducir estos riesgos con una aspirina en dosis baja u 81 miligramos de aspirina al día", comentó un miembro del grupo de trabajo, el Dr. Aaron Caughey, decano asociado de investigación y políticas de salud de las mujeres de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland.

No se comprende del todo exactamente cómo la aspirina previene la preeclampsia, anotó Caughey.

"Sabemos que la aspirina interactúa con algunas moléculas del torrente sanguíneo que se relacionan con la inflamación, y pensamos que afecta la forma en que la placenta se implanta en el útero", apuntó Caughey.

En las mujeres con preeclampsia, la placenta, que suple oxígeno y nutrientes al feto en desarrollo, no recibe suficiente sangre. Una implantación más sana de la placenta reduce el riesgo de preeclampsia.

Qué mujeres embarazadas deben usar la aspirina

Entre las mujeres que están en un alto riesgo de preeclampsia y que deben tomar una aspirina en dosis baja se incluyen las que hayan sufrido la afección en embarazos anteriores, además de las que tienen hipertensión crónica, antecedentes de diabetes, enfermedad renal o un trastorno autoinmune, como el lupus. También se consideran en riesgo las mujeres embarazadas con fetos múltiples, según el informe.

Las mujeres con dos o más factores de riesgo moderados de preeclampsia también deben tomar una aspirina en dosis baja, recomienda el grupo de trabajo. Esto incluye a las mujeres con antecedentes familiares de preeclampsia, las mujeres negras, las que tienen a partir de 35 años, las mujeres con unos ingresos bajos, y las que utilizaron técnicas de reproducción asistida para quedar embarazadas.

También se debería considerar la aspirina en dosis baja para las mujeres que tengan solo uno de estos riesgos moderados, según la directriz.

Las mujeres que hayan tenido un parto anterior sin complicaciones, y que no presenten riesgos de la preeclampsia, no necesitan tomar aspirina en dosis baja, señaló el grupo de trabajo.

La directriz actualizada se basa en una revisión de 23 estudios. Los investigadores encontraron que la aspirina en dosis baja previene la preeclampsia, el nacimiento de bebés demasiado pequeños para su edad, o el parto prematuro. El uso de la aspirina no aumentó el riesgo de desprendimiento de la placenta, una afección que ocurre cuando la placenta se separa de la pared uterina antes del parto, u otras complicaciones, como el sangrado postparto o la hemorragia intracraneal fetal, encontró la revisión.

Las directrices y las evidencias que las respaldan se publicaron en la edición del 28 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Caughey anotó que la preeclampsia no siempre causa síntomas. La única forma de saber si la tiene es medir la presión arterial a lo largo de todo el embarazo, señaló.

"Con la aspirina en dosis baja diaria, podemos reducir el riesgo de desarrollarla en primer lugar, y si se hacen pruebas a lo largo del tercer trimestre, podemos detectarla e intervenir en caso de que ocurra", explicó.

La preeclampsia se trata mediante antihipertensivos y una monitorización regular. Un estudio reciente encontró que la metformina, un medicamento que se receta con frecuencia para la diabetes, podría ayudar a prevenir el parto prematuro en las mujeres con preeclampsia.

El Dr. Jimmy Espinoza, profesor asociado de obstetricia y ginecología del Pabellón para las Mujeres del Hospital Pediátrico de Texas, en Houston, escribió un editorial que se publicó junto con las recomendaciones del grupo de trabajo.

Espinoza dijo que ya seguía las directrices, pero anotó que ciertas mujeres no pueden tomar una aspirina a diario. Entre ellas se encuentran las que tienen antecedentes de hipersensibilidad a la aspirina o úlceras estomacales. Y añadió que todavía hay ciertas preguntas sobre la práctica.

"La mayoría de los ensayos aleatorios sobre el uso de la aspirina en dosis baja para la prevención de la preeclampsia se han realizado sobre todo en individuos blancos", apuntó Espinoza. "Sigue sin estar claro si los beneficios de la aspirina en dosis baja también pueden aplicar a poblaciones que reciben pocos servicios, como los individuos negros o hispanos".

Además, dijo que se necesita más investigación para ver si la dosis de aspirina se debería ajustar según el peso de la madre.

"Necesitamos estudios de seguimiento a largo plazo de madres y bebés expuestos a la aspirina en dosis baja durante el embarazo, para determinar los beneficios y riesgos a largo plazo de esta intervención", concluyó Espinoza.

Leer mas: La vacuna rusa Sputnik V, contra Covid-19, a punto de ser aprobada por la OMS

Nuevo Cártel en la Narcoguerra por Chiapas lanza amenaza a gobiernos.
Síguenos en

Temas