Salud

La dieta vegana tiene ciertas desventajas pero bien planificada puede mejorar la salud

La dieta vegana, además de los cambios en la alimentación, también aboga por eliminar la crueldad hacia los animales

Por  Juan Leyva

La dieta vegana puede tener desventajas, pero estas pueden superarse con asesoramiento.(Freepik/timolina)

La dieta vegana puede tener desventajas, pero estas pueden superarse con asesoramiento. | Freepik/timolina

El veganismo se ha descrito como una de las dietas más sanas y en parte en verdad, aunque como todas suele tener ciertas desventajas

Algunas de estas desventajas u obstáculos pueden surgir a nivel personal o a través del entorno. Si se ha decidido pasar de una dieta normal a una vegetariana esto afectará la vida diaria

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A nivel salud, se podrían ver afectados los niveles de micronutrientes como las vitaminas B12 y D, además del calcio, ácidos grasos omega-3, hierro y zinc. Estos nutrientes provienen directamente de la carne.

Cuando se decide pasar a una dieta vegana o vegetariana, se debe consultar a un especialista quien deberá dar orientación y recomendar el consumo de suplementos que aporten aquellas sustancias que las frutas y verduras no puedan suministrar. Además se debe tener en cuenta que esta transición no es únicamente en el ámbito alimenticio, sino que muchas veces se enfoca también alcombate del maltrato hacia los animales

También se deberá tener un proceso de adaptación  a nuevos sabores, ya que sentido del gusto puede estar muy familiarizado con el sabor de la carne, huevos, lácteos, entre otros, que ya no formarán parte de la dieta y se deberá acostumbrar al consumo de tofu, soya u otros alimentos de origen vegetal. 

También se deberá leer cuidadosamente las etiquetas de ciertos productos lo que lo volverá más detallista al momento de elegir los alimentos. 

Otra de las desventajas del veganismo es que no existe variedad de bares o establecimientos para comer con dieta vegana. Por ello deberá elegir aquellos que tengan en su carta una comida que un vegano pueda comer. 

Una persona vegana suele consumir mucha fibra, esto hace que no se absorban de manera correcta otros nutrientes minerales importantes para la salud en general

Además, si no se sabe balancear alimentos veganos y se consume demasiado arroz, pasta, pan, queso o galletas, se corre el riesgo de aumentar de peso.  A pesar de sus desventajas, una  dieta vegana bien planificada puede ayudar a mejorar la salud. 

De acuerdo a María del Carmen Iñarritu Pérez,  del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México,  las dietas veganas y vegetarianas pueden convertirse en una opción durante el embarazo, lactancia y primera infancia siempre y cuando estén bien planificadas. 

Dijo que la dieta vegana es aquella que excluye cualquier alimento o bebida de origen animal (incluida la miel), optando por los de origen vegetal, como frutas, verduras, leguminosas, cereales, tubérculos, nueces y semillas, productos de soya, aceites y grasas vegetales.

Esta dieta puede ser útil para el manejo de enfermedades crónicas como la obesidad, enfermedad cardiovascular, diabetes mellitus y algunos tipos de cáncer, siempre que tenga el valor nutricional adecuado. Si la dieta vegana está mal planificada puede tener consecuencias negativas en la salud y el crecimiento. 

Según la Organización Mundial de la Salud, una dieta sana debe incluir frutas, verduras, leguminosas (frijoles, garbanzos, lentejas, habas), frutos secos (nueces y semillas), cereales integrales (maíz, trigo, avena, arroz, amaranto) y tubérculos (papas, camote). Al menos 400 gramos (cinco porciones) de frutas y verduras al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos. Consumo moderado de azúcares, grasas saturadas y trans, y sal yodada.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo